EL IARAF USÓ LA SITUACIÓN DE LA PROVINCIA COMO REFERENCIA DE ENDEUDAMIENTO Y DÉFICIT FISCAL

Citan a Chubut como ejemplo de los desequilibrios financieros


El Diario | Regionales

La tragedia fiscal Argentina sigue siendo record. De los últimos 59 años, en 52 se va a terminar con déficit. Esto quiere decir que en el 88% de los años los ingresos del país no han sido suficientes como para hacer frente al nivel del gasto público ejecutado.
Teniendo en cuenta este contexto, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) elaboró un informe en donde hizo un relevamiento sobre el desequilibrio fiscal entre 2016 y 2019, período en el Mauricio Macri estuvo a cargo del Poder Ejecutivo central. Puntualmente, se tuvo a consideración las proyecciones de gastos del Ministerio de Hacienda para el cierre presupuestario 2019. Además, cabe aclarar que el instituto en cuestión utilizó la situación que está atravesando Chubut para hacer mención a los descalabros financieros de las provincias argentinas.
Todas las cuentas de gastos y de ingresos se expresan en dólares corrientes, partiendo de los valores mensuales en pesos y utilizando el tipo de cambio mayorista promedio mensual que publica de manera oficial el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en su comunicación A3500.

Comportamiento de los últimos años

Según la entidad especialista en la temática, durante el año 2016 el gasto público total del Sector Público Nacional No Financiero (SPNNF) fue de 141.642 millones de dólares. Luego de hacer un pico de 158.235 millones de dólares en 2017, se fue reduciendo hasta alcanzar los 98.260 millones de dólares en este año 2019. La primera conclusión que se observa es que el gasto total se ha reducido en unos 43.000 millones de dólares en los últimos tres años. Y la segunda conclusión es que en los últimos cuatro años el gasto público ha totalizado unos 520.000 millones de dólares.
Observando la dinámica del gasto entre 2016 y 2019, se puede concluir que todos los gastos primarios mostraron una reducción en los últimos cuatro años. Sólo los intereses netos de deuda pública mostraron un incremento. Este hecho es un reflejo de la política de achique gradual del déficit primario en un esquema de financiamiento con la emisión de bonos. Mientras transcurre el tiempo, el stock de deuda se agranda y los intereses que el stock devenga son cada vez más grandes.

La variación en los ingresos

En otro orden, por el lado de los ingresos totales del SPNNF, en el año 2016 sumaron un total de 109.881 millones de dólares que incluyen los 7.116 millones de dólares que ingresaron por el blanqueo en ese año. Los ingresos extraordinarios de blanqueo también se incluyen en los ingresos del año 2017, pasando a un total de 120.662 millones de dólares.
Durante este año 2019 los ingresos totales terminarían siendo de 80.000 millones dólares aproximadamente. Es decir que se han perdido ingresos por unos 30.000 millones de dólares entre 2016 y 2019. En los cuatro años incluidos en el análisis los ingresos del SPNNF han totalizado 407.000 millones de dólares.
Analizando la dinámica diferencial de los ingresos entre 2016 y 2019, se puede cuantificar una caída de estos cuatro años sería de 29.900 millones de dólares aproximadamente. Al analizar los ingresos por componente se desprende que los ingresos por Aportes y Contribuciones a la seguridad social fueron los que tuvieron una mayor caída, por 12.400 millones de dólares. Del otro lado, los ingresos de capital y las rentas de la propiedad netas fueron los ingresos que más subieron y, junto con los ingresos relacionados con el comercio exterior, contrarrestaron de manera parcial la fuerte caída de los ingresos tributarios habituales como Ganancias, IVA y el impuesto a los débitos y créditos.

El déficit

En los últimos cuatro años los gastos han superado sistemáticamente a los ingresos. Para el período 2016-2019 completo, el déficit primario, donde no se tiene en cuenta el pago de los intereses de la deuda, alcanzaría los 61.400 millones de dólares. Al sumar los gastos en intereses, el déficit fiscal totalizaría 112.300 millones de dólares.
En el año 2016 el déficit fiscal del SPNNF fue de 31.800 millones de dólares, luego hizo pico en 2017 con 37.600 millones de dólares y se ha reducido a 18.300 millones de dólares durante 2019. En tanto, durante los cuatro años hubo déficit fiscal, totalizando de manera acumulada unos 112.300 millones de dólares, aproximadamente. Esta es la verdadera magnitud del déficit y la verdadera exigencia de financiamiento que se ha tenido en este período.

Relación con la deuda pública

El gasto público requiere ser financiado y se lo puede hacer con impuestos legislados, con impuesto inflacionario, a través de emisión monetaria o con endeudamiento. Concretamente, el déficit fiscal, que es la diferencia entre gastos e ingresos, cuando se financia con endeudamiento genera un aumento equivalente del stock de deuda del sector público.
“Es importante remarcar que el endeudamiento debe hacerse para cubrir el déficit primario y los intereses de la deuda. Estos últimos en parte son consecuencia del stock de deuda con el que se inicia una gestión, y en parte del déficit fiscal que se sigue teniendo. Dado esto, si en el primer año de gestión se toma deuda para financiar el déficit, en el segundo año el gasto devengado en intereses de la deuda debe reflejar ese incremento de deuda del primer año”, afirmó el documento publicado por el IARAF.
Además, la entidad explicó que para cubrir el rojo fiscal de los últimos cuatro años, que rondaría los 112.300 millones de dólares, se llevó a cabo una estrategia de endeudamiento en mercados voluntarios de deuda. Los bonos y Letras del Tesoro fueron emitidos tanto en pesos como en moneda extranjera. Como consecuencia de ello, el stock de deuda en moneda extranjera mostró un crecimiento de 92.240 millones de dólares entre el último día del año 2015 y el 30 de junio del corriente año, que es el último dato disponible.
“Ya que la deuda es una variable stock (un monto compuesto por instrumentos emitidos en pesos y en moneda extranjera) y el tipo de cambio es una variable flujo, para prescindir de los cambios de valuación de la parte en pesos de la deuda, se considera solo la porción nominada en moneda extranjera. Si se considerase a todo el stock de deuda (sumando la deuda en pesos y en moneda extranjera) valuado en dólares, el crecimiento neto de la deuda total en estos cuatro años (hasta el 30 de septiembre del corriente año) acumula 70.600 millones de dólares, pero los distintos valores del tipo de cambio por el cual se divide el stock complican las bases de comparación”, indicó el informe.

Déficit de las provincias

En otro orden, el IARAF también alertó por el estrés fiscal que enfrentan las provincias en el 2019, tras un 2018 de superávit generalizado. “En 2018, frente a la caída de ingresos reales, las provincias bajaron el gasto real en mayor medida. Esa dinámica permitió pasar de un déficit primario a superávit primario, pero era una estrategia de improbable sostenimiento para el año en curso”, destacó el informe.
Además, según el informe en cuestión, “el año 2019, a diferencia del año pasado, es un año eleccionario, por lo que se aprecia que en general las provincias acelerarán sus gastos, sobre todo los corrientes, como el gasto en personal. Si una provincia está aumentando sus erogaciones en términos reales, la licuación del superávit es más acelerada todavía. Por tomar un caso de notoriedad reciente, Chubut es una provincia que está atravesando un momento complicado en lo que respecta a sus finanzas públicas”.
El otro componente de la crisis de las administraciones del interior es el peso cada vez mayor que tienen las deudas públicas en los gastos. A diferencia de los salarios o el gasto de capital, que son ajustados a la baja, los gobiernos provinciales no apuntan a rediscutir los términos de las deudas que asumieron.


COMENTARIOS

Comments are closed.