LO TENDRÍA QUE APROBAR EL CONCEJO DELIBERANTE COMO EXCEPCIÓN AL CÓDIGO

Analizan autorizar construir cuatro torres de 13 pisos frente a la playa de Madryn


El Diario | Politica | Puerto Madryn

Esta semana, la Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante comenzó a evaluar el Expediente 029/70-A84-Tr: 1361044 – San Miguel SA, que hace referencia al denominado “Primer Convenio Urbanístico Social”.
Uno de los aspectos del proyecto comprende la construcción de cuatro torres de trece pisos de altura, superior a la permitida por lo que también se evaluaría, de ser necesaria, una excepción al Código de Planeamiento Urbano (CPU).
Asimismo, una de las proyecciones implicaría la entrega de una serie de tierras por parte de la empresa San Miguel a la Municipalidad de Puerto Madryn, en la zona norte, y que también se construiría un Centro Recreativo Cultura, es decir, el esperado Centro de Convenciones para unas 500 personas.
El proyecto de Ordenanza, que por estos días es analizado entre los distintos bloques, justifica la iniciativa haciendo referencia a la demanda habitacional que hay en la ciudad y, en lo que tal vez parecería un desacierto en la redacción, recordando que “la ciudad de Puerto Madryn ha recibido a ciudadanos de todo el país como asimismo a inmigrantes extranjeros; a todos les ha dado cobijo en forma abarcativa y ha atendido sus necesidades, pero a principio de esta década, el proceso se ha intensificado y los servicios públicos se han visto resentidos, como asimismo las políticas sociales han llegado a su límite de expansión dando lugar a fenómenos sociales como las ‘ocupaciones ilegales’”.

Situación habitacional

La iniciativa fue presentada por la empresa San Miguel S.A. a través de una nota remitida al Concejo Deliberante, en la que el vicepresidente de la firma, Jorge Monochio, expuso al área de Desarrollo Urbano el “Proyecto de Primer Convenio Urbanístico Social de nuestra ciudad”, destinado a edificar en tierras que ya son propiedad de la empresa a partir de “una propuesta integral de diseño urbano para tres sectores claves”.
En esta línea, el documento sostiene en primer lugar “el principal ingreso a la ciudad, donde se procura dar grandes superficies para regularizar la situación habitacional de los vecinos, y asimismo una mayor extensión adicional con destinación a Parque Industrial y Productivo”.

Ensanche Oeste y Distrito de la Costa

En segundo orden, el proyecto indica que “como contrapartida de tal dación de tierras, se propone la modificación del Código de Planeamiento Urbano (CPU) que otorgue una plusvalía a dos sectores de la ciudad de Puerto Madryn donde se procurará satisfacer las demandas presentes y futuras de la ciudadanía en expansión constante”.
Estos sectores serían denominados “Ensanche Oeste o Nuevo Madryn y Distrito de la Costa”, agrega el texto de presentación de la firma.

Demanda habitacional y oferta de suelo

Entre los argumentos de la empresa San Miguel para dar curso a la iniciativa, están la “incorporación de nuevas ofertas inmobiliarias a los desarrollos propios a fin de que se incremente la oferta de suelo urbano con una planificación consecuente, con los objetivos de desarrollo de la ciudad a largo plazo”, así como también “disminuir los costos de inversión en infraestructura y favorecer la expansión de oferta de viviendas e inmuebles con destino comercial y/o cultural en diferentes sectores de la ciudad de Puerto Madryn”.
También, prevén “optimizar el rendimiento del uso del suelo” y “lograr una mejor ecuación económica para brindar servicios e infraestructura de mayor calidad”.
Asimismo, uno de los fines será, por parte de la empresa, “facilitar el desarrollo de otros emprendedores que apuestan al progreso de Puerto Madryn, multiplicando las oportunidaades de negocios y nuevas inversiones” y la “revalorización de tierras vacantes vecinas a los inmuebles afectados”.

Casi 2 mil nuevos residentes

En el caso del Ensanche Oeste o “Nuevo Madryn”, se prevé que puedan vivir allí, a futuro, unas 950 personas; el diagrama del proyecto estima unos 150 habitantes en residencias unifamiliares, unas 250 en residencias multifamiliares, otras 200 en “Residencial Exclusivo” y 350 “Corredores Comerciales”, dejando un predio para el “espacio verde”.
Para el “Distrito de la Costa”, la estimación es mayor: 220 habitantes en residencias de “baja densidad”, 400 en residencias de densidad media, 250 en “mixto residencia comercio”, 400 en un edificio corporativo, y espacios destinados a un centro comercial y un Centro Recreativo Cultural.

Elaboran ordenanza

Ahora, la ordenanza ya estaría próxima a ser tratada en la que sería la última Sesión Ordinaria de este año; el documento, que por estos días se encuentra en análisis por parte de la Comisión de Obras Públicas y la de Gobierno, sostiene que “tal convenio resulta como consecuencia de la necesidad de resolver la problemática social de hábitat en la ciudad”, añadiendo que “desde principio del milenio, la ciudad de Puerto Madryn ha recibido a ciudadanos de todo el país como asimismo a inmigrantes extranjeros; a todos les ha dado cobijo en forma abarcativa y ha atendido sus necesidades, pero a principio de esta década, el proceso se ha intensificado y los servicios públicos se han visto resentidos, como asimismo las políticas sociales han llegado a su límite de expansión dando lugar a fenómenos sociales como las ‘ocupaciones ilegales’”.

Mejorar la entrada a la ciudad

Además, plantearon que “la firma San Miguel es propietaria de un predio donde se encuentra la principal ocupación ilegal en el ingreso a la ciudad, como así también es propietaria de tierras cuya condición propia de suelo cuenta con restricciones dispuestas en el Código de Planeamiento Urbano, en correspondencia con el Plan Director de Aguas, las cuales podrán afectarse como espacio verde recretativo de uso público brindando soluciones en términos de servicios y embelleciendo el portal de entrada a Puerto Madryn”.
En la misma línea, consideraron que la iniciativa “busca un fuerte impacto en la realidad económica y social de Puerto Madryn para todos los estratos sociales, generando soluciones a los más vulnerables, nuevos espacios públicos y emprendimientos privados que además de generar soluciones habitacionales favorecen la generación de empleo genuino para nuestra ciudad”.

De interés de la ciudadanía

Por otra parte, el proyecto de ordenanza considera que “la magnitud del convenio posibilitará a la Municipalidad disponer de una importante cantidad de tierras a fin de desarrollar un proceso de urbanización que permita solucionar el déficit de tierras que hoy aqueja a los vecinos”, advirtiendo que el “Primer Convenio Urbanístico-Social resulta ajustado a los intereses de ambas partes y de la ciudadanía en general”.


COMENTARIOS

Comments are closed.