FUERON AFECTADAS LA 528, LA 736 Y LA 750

Volvieron a provocar destrozos en tres escuelas y robaron elementos de trabajo


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

A pocos días del tardío reinicio de clases, desconocidos volvieron a provocar desmanes en tres establecimientos educativos de la ciudad durante los últimos días, en uno de los cuales sustrajeron una importante cantidad de elementos que los estudiantes utilizan para uno de los talleres.
Las escuelas afectadas fueron la 528, ubicada al norte de Puerto Madryn y que funciona dentro del edificio de la Escuela 520, de la cual robaron casi un centenar de objetos que se utilizan en el taller de construcciones.
Otra comunidad educativa damnificada fue la de la Escuela 736, en la que provocaron un incendio dentro de una de las aulas, aparentemente con fines vandálicos y no de robo; y la Escuela 750, en la que rompieron dos ventanas y el cristal del portón de ingreso; dicho establecimiento sufrió varios hechos similares con anterioridad, incluso el incendio del laboratorio, que hasta el momento se encuentra en desuso.

Incendiaron un aula

El primero de los casos ocurrió en la Escuela 528 de dedicación especial, ubicada en Roberto Gómez al 72, desde la cual denunciaron que, entre la tarde del 22 de noviembre y las siete de la mañana del 25, franja horaria en la que no hubo gente en el establecimiento, desconocidos “provocaron daños en el interior del establecimiento y sustrajeron un televisor marca Phillips y un control remoto”.
Lo mismo ocurrió en la Escuela 736 Aviadores de Malvinas, ubicada en Agustín Pujol 251, en la que denunciaron que, en el mismo plazo de tiempo en el que no hubo ocupantes dentro del edificio, un grupo de desconocidos “provocó daños por incendio en el establecimiento, precisamente en un aula”, aunque no trascendió si sustrajeron elementos, sino que se habría tratado específicamente de un acto de vandalismo. Una situación similar tuvo lugar días atrás en la Escuela 750, sita en avenida Gales y Villegas, luego de que la directora denunciara la rotura de dos ventanas y el cristal de la puerta de acceso, aunque en este caso se constató que no faltaban elementos del interior del colegio.

Una más y van

Se trata de una serie de episodios que se han repetido a lo largo de los últimos dos años, donde los estudiantes son los principales damnificados, no sólo a raíz de los hechos vandálicos, como la destrucción de mobiliario y los focos ígneos intencionales, sino también por la sustracción de elementos utilizados para las tareas docentes y de los alumnos.
La Escuela 750 fue una de las principales afectadas por un incendio intencional y varios destrozos ocurridos tiempo después, a lo que ahora se le suma la rotura de ventanas y del vidrio de la puerta de ingreso, mientras que otros colegios de Puerto Madryn también padecieron robos y destrozos, en muchos de los cuales no se ha podido individualizar a los autores; en otros, se constató que se trataba de alumnos aprestados a cometer actos de vandalismo.


COMENTARIOS

Comments are closed.