Quemaron vivo al femicida de Araceli Fulles


El Diario | Breves

BUENOS AIRES – Darío Gastón Badaracco se encontraba preso en la cárcel de Sierra Chica por el femicidio de Araceli Fulles, cometido en 2017 cuando el sujeto secuestró a la joven, la violó, estranguló y enterró. El cuerpo fue hallado luego de 25 días de búsqueda.

Finalmente, Badaracco murió tras recibir una brutal golpiza y ser quemado vivo por un grupo de internos del penal de Sierra Chica, que utilizaron agua hirviendo. El hecho ocurrió en el Pabellón 10 y se habría tratado de un ajuste de cuentas entre reclusos.


COMENTARIOS

Comments are closed.