ADHIEREN AL PEDIDO DE “CESE INMEDIATO DE PERSECUCIÓN Y VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS”

Legisladores de Chubut repudiaron el “golpe de Estado” en Bolivia


El Diario | Rawson

La Legislatura del Chubut dio sanción favorable a una iniciativa, presentada Sobre Tablas por legisladores del bloque PJ-FPV, por el cual se declara “el más profundo repudio al golpe de Estado perpetrado el 10 de noviembre de 2019 en el Estado Plurinacional de Bolivia, que obligó a su presidente, Juan Evo Morales Aymá, y a otros funcionarios de su gabinete, a renunciar a su mandato”.
Asimismo, la Resolución aprobada por la Legislatura Provincial adhiere “a las Resoluciones de la Cámara de Diputados de la Nación, de la Cámara de Senadores de la Nación, y a la Declaración de Rechazo al golpe en el Estado Plurinacional de Bolivia, del Parlamento del Mercosur”.

Cese inmediato de persecución

La resolución legislativa chubutense alude “En particular, adherir a la convocatoria de la Cámara de Diputados de la Nación, y “a todo el arco político de la región a exigir el cese inmediato de la persecución y violación de derechos humanos de funcionarios, dirigentes políticos, sociales, sindicales, feministas y de la población en general, en el hermano Estado Plurinacional de Bolivia”.
Por último, la resolución dispone comunicar la presente Declaración a ambas Cámaras del Congreso de la Nación Argentina.
La iniciativa parlamentaria fue presentada por José Grazzini Agüero, David González, Gabriela Dufour, Alejandra Marcilla, Viviana Navarro, Estela Hernández, y Blas Meza Evans, quien preside el Bloque del PJ-FPV.

Solidaridad con el pueblo

Esta semana también, el senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo subrayó que «en Bolivia hubo un Golpe de Estado brutal». Asimismo, Luenzo dejó su solidaridad y acompañamiento con el pueblo boliviano. «Hay que convocar a elecciones inmediatas, libres y garantizadas en forma inmediata», afirmó.
El legislador chubutense fue enfático en señalar que «un grupo de elite concentrado con comportamiento violento y netamente destituyente, en complicidad con las fuerzas de seguridad que desconocieron a su comandante en jefe y su rol institucional, tomaron de rehén al pueblo boliviano» y en ese sentido remarcó que » Evo Morales, un defensor de la democracia y de los derechos populares, se vio imposibilitado totalmente para velar la seguridad de la ciudadanía y garantizar la estructura republicana».
Por ello, Luenzo reclamó «tanto al gobierno de Macri como al Grupo Lima en su totalidad, que han cuestionado a la UNASUR y se han presentado públicamente como supuestos celosos custodios de la normalidad institucional en la región, abandonar los intereses partidarios que están mostrando en defensa de su doctrina neoliberal y tomar una actitud como bloque regional en defensa de la democracia en América Latina».

Críticas a cancillería

«La cancillería argentina, por ejemplo, no ha sido firme frente a los acontecimientos. Tenemos a nuestro embajador trazando paralelismos con el 2001 que nada tiene que ver con lo que ha sucedido en Bolivia, donde las fuerzas armadas han sido cómplices contra Evo Morales y lo cual nos recuerda a las etapas más oscuras que creímos haber superado definitivamente. Digamos las cosas como son, sin eufemismos, en Bolivia hubo un golpe de Estado brutal», completó.
En ese marco, Luenzo recordó que «Evo había mostrado toda su vocación de diálogo y de institucionalidad al anunciar un nuevo proceso electoral y mostrando su apertura frente a los planteos políticos de la oposición antes el resultado de los comicios electorales».
«Pero la actitud de estos sectores demuestra que todos los cuestionamientos se asemejaron más a un intento de generar turbulencia institucional que a un reclamo electoral y cuyo verdadero objetivo que es el de dar marcha atrás frente al proceso de redistribución del ingreso y de inclusión social más importante de la historia de ese país, con indicadores económicos y de creación de riqueza genuina que son un modelo para todos los países de la región», agregó.
Luenzo dejó un mensaje de acompañamiento y solidaridad con el Presidente Evo Morales y su Vicepresidente Álvaro García Lineras, y con el pueblo boliviano. «Desde mi rol como senador argentino y titular de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara Alta, les quiero transmitir el profundo dolor y respaldo para el restablecimiento de la paz». «Pero además nuestro enfático reclamo para que haya una convocatoria a elecciones inmediatas, libres y garantizadas en forma inmediata», completó.


COMENTARIOS

Comments are closed.