PRODUCTORES ALERTAN POR EL IMPACTO ECONÓMICO QUE PROVOCARÁ LA PLAGA

La tucura arrasa pastizales en la meseta y un intendente pide ayuda a Benetton


El Diario | Regionales

La plaga de tucuras hace estragos en campos en la meseta de Chubut y ha llegado al sector urbano de Cushamen. En las últimas semanas, la especie invasiva mantiene en vilo a toda la región. El Intendente electo de la localidad recurrió a Benetton pidiendo ayuda para combatir la catástrofe. Desde Corfo fumigan con mochilas, pero especialistas del INTA advierten que el combate llega tarde porque en este estadio es difícil de matarla. Por la magnitud de la voracidad de este tipo de tucura, por donde pasa no vuelve a crecer el pasto, con el impacto económico que esto implicaría para la meseta.

Avance sin freno

La Comuna Rural comenzó el viernes pasado a trabajar con el veneno para combatirlas, tanto en la ruta como cerca del casco urbano de Cushamen, mientras que Corfo está fumigando con mochilas.
Los pobladores de Cushamen y de los parajes están solicitando a través de las emisoras radiales que se les lleve bidones de agua, ya que las tucuras ingresaron a los pozos que abastecen a los pobladores.
El intendente electo, Ricardo Millahuala, convocó a la Compañía Tierra del Sud Argentino (Benetton) para trabajar en la fumigación de tucuras. El trabajo de la Compañía avanzó desde el cuadro El Porvenir hasta unos 5 kilómetros hacia el sur del pueblo.
El total del recorrido realizado desde el viernes hasta el lunes fue de 15 kilómetros de largo y 500 metros de ancho; se tiraron 10 mil litros de agua con el veneno para atacar a las tucuras.

Desesperación de productores

La plaga de tucura-sapo que afecta a la zona de la meseta chubutense causa desesperación entre los vecinos del lugar que ven como este insecto -similar a las langostas- arrasa con todo a su paso y se mete hasta en sus viviendas. Desde el Gobierno Provincial reforzaron las acciones de fugimación y contención de la especie que -según señaló el ingeniero agrónomo del INTA, Alfonso Beloqui, a Actualidad 2.0- debería haber sido combatida hace varios meses atrás «cuando estaban en estado ninfal y comían mucho menos».
Alfonso Beloqui, ingeniero agrónomo del INTA, explicó que «la magnitud de esta plaga supera ya las 600 hectáreas, y se comen todo a su paso, todo lo que es materia vegetal, y ahora donde están atacando en la parte de estepa y mallines».
Beloqui reconoció que «cuando ya está la ‘manga’ atacando activamente, cuando ya están en su estado adulto, es bastante complicado combatirla porque hay que recurrir al uso de insecticidas». Si bien indicó que esto «se puede hacer en condiciones aptas, con buenos equipos y materiales de aplicación», remarcó que «cuando el problema es grande las medidas tienen que ser mayores».

Llegó hace cuatro años

Sobre esta plaga, que comenzó a instalarse hace al menos cuatro años en la zona, aseguró que lo principal sería «realizar controles y detectar los focos» a fin de poder atacarla «cuando empiezan a implosionar los huevos, que están en estado ninfal». «Ese es el mejor momento para atacar, y en general eso es a finales de invierno, que cuando la tucura sapo comienza a implosionar y son muy chiquitas y no pueden avanzar ni comer tanto», dijo a Adn Sur.

Pasturas arrasadas

«Ahora que están en plena etapa de crecimiento es cuando comen mucho, después entran en la etapa de copulación y puesta de huevos, y el adulto muere. Incluso se da canibalismo y se comen entre ellos, y para abril termina el círculo y ahí es cuándo tendría que ser atacado, pero para fines de julio o agosto vuelven a eclosionar los huevos», explicó Beloqui.
Además, remarcó que «el aparato bucal que tienen tanto estas tucuras como las langostas es masticador», y enfatizó en la voracidad de esta especie que «no sólo come la parte verde, sino también el rebrote, con lo cual si el ataque es muy severo no permite la reposición de las pasturas patagónicas, que tienen una ventana de crecimiento muy corta».

Defensa Civil trabaja en el lugar

La Dirección General de Defensa Civil, encabeza las tareas en terreno para controlar el avance de la tucura, contando con el acompañamiento de los Ministerios de la Producción, Familia y Salud, además de la Corporación de Fomento (CORFO) y Vialidad.
El titular de la cartera productiva, Leandro Cavaco, recorrió Cushamen junto al subsecretario de Bosques e Incendios, Rodrigo Roveta, el director de Defensa Civil, Randal Thomas, funcionarios de CORFO y autoridades de la Comuna.
“Venimos trabajando hace varias semanas con un plan de contención”, explicó Cavaco, destacando que “todos los organismos del Estado provincial estamos abocados al control del insecto”. Además realzó el aporte del jefe comunal actual y electo, INTA y SENASA.
En ese sentido, Cavaco informó que desde el Ministerio de Familia se asistió a los pobladores con insumos de primera necesidad. Mientras que desde Producción conseguimos los fondos para la compra de remedios y elementos de seguridad para una correcta contención de la tucura”, indicó.
Además informó sobre la adquisición “de una bomba para una fumigadora grande que estamos reparando. Es una inversión importante”. “Aportamos en lo que respecta por ejemplo a la limpieza de pozos. También entregamos agua mineral y otros insumos que habían solicitado los pobladores”, completó.


COMENTARIOS

Comments are closed.