LA CAÍDA EN AMÉRICA LATINA ALCANZÓ EL 5 POR CIENTO

La producción de acero cae a su peor nivel de 33 meses


El Diario | Regionales

La producción de acero en América Latina se desaceleró y en septiembre registró su peor indicador de los últimos 33 meses -desde diciembre de 2016-, con un volumen de acero bruto de 4 mil 692 millones de toneladas, informó la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).
De acuerdo con un reporte de la asociación, una menor producción de Brasil de 48 por ciento menos; de México, 24 por ciento menos, y de Argentina, con una disminución de 12 por ciento, provocaron una caída de 5 por ciento en el noveno mes del año, por debajo de los 4 mil 922 millones de toneladas observados en agosto pasado y en el acumulado enero–septiembre cayó 7 por ciento. Si se compara contra el noveno mes de 2018, la baja es de 16 por ciento.

Alto impacto

Uno de los factores que influyó en estos resultados fue el aumento de los costos del mineral de hierro, que afectó los márgenes de las empresas; otro punto negativo fue el cierre de tres importantes altos hornos en Brasil, el mayor productor de acero de la región, y las perspectivas de baja para los tres mayores productores regionales.
En la región los principales aumentos para la importación se observaron en México con 48 mil toneladas, Chile con 26 mil y Argentina con 11 mil. El primero y el tercero apuntan a un reemplazo de la producción por importaciones para satisfacer la demanda interna, lo que debilita sus exportaciones.
El consumo de productos laminados en la región alcanzó 5 mil 615 millones de toneladas en agosto, un aumento de 2 por ciento en comparación con julio; sin embargo, el resultado fue 6 por ciento menor que en agosto de 2018.
Además de la desaceleración mundial, agravada por las crisis en Alemania, Italia y Reino Unido con el brexit, y en consecuencia en China, hay también presiones externas que llegan a América Latina con las guerras comerciales de Estados Unidos tanto con China como con la Unión Europea. Entre los factores internos están el tipo de cambio, la inflación, el desempleo y otros desafíos político-sociales en Argentina, Uruguay, Bolivia y Colombia.


COMENTARIOS

Comments are closed.