ESTIMAN QUE EL ENDURECIMIENTO DE LA MEDIDA GENERARÁ MAYORES PERJUICIOS AL SECTOR

La implementación del cepo paralizó la industria de la lana en todo el país


El Diario | Trelew

Luego de conocerse los resultados de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, el Gobierno Nacional comenzó a impulsar distintas medidas que en su mayoría se dieron en el mundo económico. Una de ellas fue la limitación de la compra de divisas, que en un principio consistía en la adjudicación de hasta 10.000 dólares mensuales.
Esto tuvo consecuencias negativas en varios sectores y uno de ellos fue la industria de la lana. Puntualmente, la Confederaciones Rurales de Argentina (CRA) alertó que la comercialización de lana en la Argentina está en riesgo. “El mercado se encuentra paralizado por la liquidación de divisas de forma inmediata”, señaló la entidad que tiene como titular a Dardo Chiesa.
El hecho de acortar al máximo los plazos de liquidación de dólares tuvo como consecuencia inmediata que los exportadores de lana “se retiren” literalmente del mercado debido a la imposibilidad de contar con prefinanciación.
De hecho, en las últimas semanas no hubo ofertas formales en el mercado por la retirada masiva de los exportadores. El dato es que el 93% de la lana que se produce en el país se exporta (la zafra se desarrolla en octubre, noviembre y diciembre).
“En tales circunstancias, suspendida la demanda, los productores no encuentran como comercializar su lana, generando un grave perjuicio que pone en riesgo su continuidad empresaria y los compromisos de pago asumidos”, advirtió CRA.

Se necesitan “medidas inmediatas

En este escenario, la entidad que integra la Mesa de Enlace reclamó “la necesidad de tomar medidas inmediatas que permitan la normalización del mercado lanero y el retorno a las operaciones en la forma habitual”.
La situación es tan crítica que la Federación Lanera Argentina (FLA), que nuclea a comerciantes y representantes de firmas laneras, comunicó a los productores que los pagos del IVA de cada operación se posponen a 360 días.
En tanto, vale recordar que el último informe sobre el estado de las economías regionales elaborado por el área técnica de Coninagro señaló que actualmente unos cinco complejos productivos se encuentran en “crisis” o con “signos de crisis”.
Los productos en los que se presenta esta situación son el arroz, los cítricos dulces, la forestación, la vitivinicultura y las peras y manzanas. En todos los casos afectan los bajos precios que reciben los productores y la caída de la demanda interna.
En la otra punta de las economías regionales, según el “Semáforo” de Coninagro, los complejos que mejor están son la producción avícola, la ganadería bovina, el maní, la papa, la producción de cerdos, de yerba mate y de tabaco.
Estos rubros productivos presentan “crecimiento” y “prosperidad” con precios que acompañan la suba de costos y aumento de las exportaciones, entre otros factores que muestra el informe que refleja datos de agosto pasado.

Crecimiento en las exportaciones

Por su parte, el Ministerio de Agroindustria informó que en agosto las exportaciones de alimentos y bebidas crecieron un 10,4% en volumen y un 1,6% en el valor comercializado respecto del mismo mes de 2018.
Los principales rubros que traccionaron el crecimiento medido en cantidad fueron carne bovina (46,6%) aceite de soja (36,2%), aceite de girasol (36,8%), salvado y residuos de cereales (36,9%), carne aviar (32,4%), y los vinos (20,6%).
Los principales destinos de dichas exportaciones fueron China, India, Brasil, España, Vietnam, Estados Unidos, Chile, Argelia e Italia. Entre enero y agosto de este año las ventas al exterior representaron 4.079 millones de dólares.

Nuevos desafíos para el sector lanero

La apertura de nuevos mercados externos para la carne y lana de oveja requiere acelerar su producción en el mediano plazo, según afirman desde el sector, en un contexto poco favorable por la situación del país. Esto que debe concretarse en el marco de una “Estrategia Ovina Nacional” y ser alentada tanto por el sector público como el privado. Un primer paso es la promoción del programa “Cordero Argentino” sustentado en la demanda de materia prima.
Al respecto, más allá del crecimiento en la demanda externa, Rodrigo Troncoso, subsecretario de Ganadería de la Nación, destacó en una entrevista con Infobae la oportunidad que ofrece “el mercado interno a fin de contribuir a posicionar a la carne ovina, como alimento habitual en la dieta de los argentinos”. Además, el funcionario nacional ubicó a la carne de cordero como “una de las necesidades que teníamos como país y como sector” para estimular su consumo.


COMENTARIOS

Comments are closed.