LOS CONTROLES CAMBIARIOS DEL BCRA AFECTARON LAS INVERSIONES

Genneia suspendió el desarrollo de cuatro parques eólicos y crece la incertidumbre


El Diario | Economia | Politica | Puerto Madryn

Diversas compañías de energía renovable mantienen paralizados proyectos millonarios y crece la incertidumbre en el sector ante el inminente cambio de Gobierno en diciembre.
Los controles cambiarios establecidos por el BCRA ante la fuga de capitales que generó inestabilidad económica luego de las PASO, e impactaron en el desarrollo de los proyectos.
“Lo que hicieron el 100% de los bancos de desarrollo y de las agencias de créditos a las exportaciones fue parar los desembolsos”, dijo Gustavo Castagnino, director de Comunicaciones de Genneia, que ha suspendido el desarrollo de 4 parques eólicos por un total de 200 MW.
Se trata de los parques eólicos Chubut Norte II, III y IV -cercanos a la ciudad de Puerto Madryn- que se encontraban con 50% de avance de obras, y el parque eólico Vientos de Necochea, en la costa bonaerense, con 97% de concreción del proyecto.

Incertidumbre en el sector

Desde la Cámara Eólica Argentina afirman que cerca de 2.000 millones de dólares en inversiones previstas no están ingresando al país por las medidas que impuso el Gobierno para intentar controlar la crisis.
En tanto, Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), sostuvo recientemente que la coyuntura está afectando a “uno de los pocos sectores que tuvo inversiones reales en el último tiempo”, en particular los proyectos que requieren una gran inversión inicial.
Un reciente informe de la agencia Reuters, indica que la energía limpia es uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años, donde ha pasado a representar casi el 9% del total de la matriz, gracias a los beneficios fiscales que otorgó el Gobierno.
Sin embargo, esos beneficios se han visto diluidos ante las medidas para lidiar con la crisis y ante los temores a una mayor intervención estatal sobre la economía a partir de la asunción de Alberto Fernández.
De ese modo, las inversiones prácticamente se han detenido en un sector que en los últimos años volcó 4.500 millones de dólares en el país.

Proyectos paralizados

Cuando Genneia decidió paralizar la construcción de cuatro parques eólicos en Chubut y Buenos Aires, motivó la suspensión de unos 900 trabajadores, y en ese momento se advirtió que las normativas vigentes del BCRA impiden hacer efectivo en el país préstamos ya acordados por 300 millones de dólares.
Las fuentes de la compañía explicaron que “el financiamiento por unos US$ 300 millones para la construcción de los parques ya estaba cerrado con el Banco de Desarrollo Alemán-KfW pero que las recientes normativas del BCRA generaron la imposibilidad de desembolsar los créditos”.
“El problema es que la normativa del Central obliga para reconocer como deuda el crédito a desembolsar en el país 100% del financiamiento, pero parte del mismo ingresa al país y parte queda afuera para pagar equipos, al desarrollador o las garantías del proyecto”, precisaron.

Movilización de trabajadores suspendidos de UOCRA

Este viernes, trabajadores de la UOCRA que se desempeñaban en las obras de los parques eólicos se movilizaron en Puerto Madryn a las puertas de la Delegación de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, si bien el conflicto está siendo tratado en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación. La próxima semana habrá una audiencia para tratar de destrabar la situación de los trabajadores que por el momento se encuentran suspendidos.
Ante este escenario, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre criticó el efecto del “cepo” cambiario como uno de los obstáculos para inversiones extranjeras en la zona y en el resto del país.
“He estado en permanente contacto con Mateo Suárez y Javier Moya, sabemos que han participado también en la audiencia del Ministerio de Trabajo de la Nación” y advirtió que “nos preocupa mucho porque son 900 puestos de trabajo; sabemos que las medidas que ha adoptado el Gobierno central para con los fondos que las empresas invierten en el país y que luego mediante el ‘cepo’ no lo pueden regresar a su país de origen, ha hecho que vayan tomando algunas decisiones de no inversión, lo que nos va generando la incógnita de qué va a pasar con estos más de novecientos trabajadores de la ciudad”.


COMENTARIOS

Comments are closed.