AÚN CONTANDO LAS CÁRCELES Y TODOS LOS CENTROS DE DETENCIÓN

En todo 2019 el sistema penitenciario de Chubut estuvo en déficit ocupacional


El Diario | Regionales

Clic para ampliar

En lo que va de 2019, sin excepciones, todos los relevamientos de la situación carcelaria de Chubut arrojaron un déficit ocupacional, lo que significa que hay más personas privadas de su libertad que cupos disponibles, aún contando las comisarías. Si bien la problemática comenzó antes de que arranque el año en curso, durante los últimos meses el rojo ha sido considerable.
El único momento en el que la ecuación prácticamente se igualó fue en la primera semana de enero del corriente año, cuando en Chubut había 613 presos y 610 cupos (-3). En tanto, la diferencia mayor se dio en los primeros días de marzo, cuando se registraron 667 personas privadas de su libertad y sólo había 581 centros de detención (-86).
Actualmente, en todo el territorio provincial hay 631 individuos detenidos, mientras que la cantidad de centros de detención es de 591 lugares. De esta manera, Chubut sigue con déficit ocupacional y en el último registro elaborado el 11 de noviembre por el Ministerio de la Defensa Pública se evidenció un rojo de 40 sitios.
En este contexto, también resulta importante destacar que la fecha del relevamiento se encontraban detenidas en comisarías un total de 258 personas, lo que representa el 40,9% del total de los detenidos en instituciones dependientes del Estado provincial.

Trelew, la más complicada

Como viene ocurriendo en los últimos informes, Trelew continúa siendo la ciudad más comprometida en esta materia dentro de todo el territorio provincial. De hecho, de los siete centros de detención que hay en la localidad valletana sólo tres tiene superávit: la Comisaría 1ª, Comisaría 4ª y el Instituto Penitenciario.
En el resto, la ocupación está en rojo, pero la situación más alarmante se da en dos sitios puntuales, que están dentro de los tres peores posicionados en todo Chubut: el Centro de Detención de Trelew y la Alcaidía de Trelew. En el primer lugar mencionado, el déficit alcanza los 24 cupos, mientras que en el segundo el rojo llega a cinco. A estos dos hay que sumarle la Comisaría 2ª de Puerto Madryn, que tiene un déficit de siete cupos.
No obstante, si tenemos en cuenta todos los lugares en los que hay personas privadas de su libertad en esta ciudad, la variación negativa es, proporcionalmente hablando, mucho más grande que la que se da a nivel provincial. Mientras en Trelew hay 245 cupos disponibles, también hay 275 presos, lo que representa un déficit de 30 lugares.

Mujeres y jóvenes

En este contexto, vale remarcar que de los 631 detenidos que hay actualmente en todo Chubut, 11 son mujeres. En tanto, de esta docena de personas, sólo seis están alojadas en un lugar especializado para detener a individuos de sexo femenino, mientras que el restante 45,4% no. Específicamente, las mujeres detenidas representan el 1,7% del total de los detenidos en lugares de detención dependientes del Estado provincial.
En otro orden, la situación para los jóvenes de entre 16 y 17 años en Chubut cambió, ya que se redujo la cantidad de individuos que actualmente se encuentra en el Centro de Orientación Socioeducativa (COSE). Mientras hay un cupo para 15 personas, en estos momentos, según el informe del Ministerio de la Defensa Pública hay sólo tres detenidos.

Déficit ocupacional en Chubut

Vale recordar que días atrás Luciana Capone, integrante de la Oficina de Asistencia a Personas Privadas de su Libertad (OAPPL) de Puerto Madryn, mantuvo una entrevista con El Diario sobre esta problemática. En primer lugar, la defensora pública remarcó que la labor realizada en dicho espacio se centra en “intentar, dentro de lo posible con los pocos elementos que tenemos, brindarles lo que dice la ley”. Al respecto, cabe aclarar que, como se mencionó anteriormente, la finalidad del ordenamiento jurídico respecto a las penas es la resocialización.
Sobre el déficit ocupacional que está atravesando Chubut hace largos meses en materia penitenciaria, Capone explicó que el cumplimiento de penas en comisarías y que haya más reclusos que cupos disponibles “es una particularidad de esta provincia. Ocurre en otras también, pero es una particularidad de esta provincia que el grueso de las personas que se encuentran condenadas no están alojadas en centros de detención, alcaidías o servicios penitenciarios, sino en comisarías”. “Esto acarrea un montón de consecuencias. Por un lado, las comisarías no están dispuestas para eso y ediliciamente no están preparadas, al igual que el personal, ya que están formados para la prevención”, agregó.

Imposibilidad de las comisarías

“Lo que marca la ley es que las personas que estén privadas de su libertad estén en servicios penitenciarios que brinden todo el sistema de reinserción que dice la ley, que es que tengan un programa de ‘tratamiento’ que está dividido en distintas áreas. Se tiene que cumplir con el área de salud, que incluye no solamente la salud física sino la salud psicológica; educación, que incluye primaria, secundaria y también terciaria; o capacitación en oficias; un área de asistencia social, que trate de ayudar en los lazos familiares; seguridad interna; y trabajo”, manifestó la representante de la OAPPL.
Asimismo, es imposible que todo esto pueda lograrse de manera óptima en las comisarías, por lo que en Puerto Madryn se comenzaron a generar lazos con instituciones exteriores. “Las personas que están presas en comisarías tienen acceso a la salud a través del médico policial que va nada más en las urgencias. Desde la Defensa Pública gestionamos turnos con el hospital público”, precisó.


COMENTARIOS

Comments are closed.