ARCIONI CITÓ A SUS SOCIOS POLÍTICOS Y LES COMUNICÓ QUE TIENE CASI TODO EL GABINETE DEFINIDO. SASTRE Y MADERNA NO FUERON CONSULTADOS SOBRE EL ARMADO POLÍTICO. EL REELECTO GOBERNADOR ADEMÁS IMPUSO A PAIS PARA PRESIDIR EL BLOQUE OFICIALISTA. ‘LOMA’ ÁVILA PIDE ‘BAJAR LOS EGOS’

El rol de los aliados


El Diario | Opinion

En la noche del martes todas las miradas estaban centradas en la cumbre de Fontana 49, en la Residencia Oficial en Rawson, a la que el gobernador Mariano Arcioni convocó a sus socios políticos que le permitieron ganar las elecciones y ser reelecto. Tras el triunfo electoral el distanciamiento fue cada vez más notorio y menos ocultable, a pesar de las declaraciones de rigor y las fotos de ocasión, postal que estuvo ausente en este cónclave considerado clave en la evolución de las relaciones políticas de los aliados del mandatario a dos semanas del inicio de un nuevo mandato institucional.
Había expectativas sobre el encuentro, respecto a los nombres que Trelew y Puerto Madryn podrían aportar en la conformación del staff gubernamental que arrancará el 10 de diciembre, pero Arcioni los recibió comunicándoles que ya tiene casi todo su gabinete completo.
Los socios electorales de peso que aportaron en la definición de las urnas: Ricardo Sastre y Adrián Maderna no fueron consultados ni tuvieron posibilidad de aportar nombres. Además, el mandatario impuso a Horacio Pais para que conduzca la bancada oficialista de Chubut al Frente.
Al día siguiente, los jefes territoriales de Trelew y Madryn se esperaron en bajar el tono a las tensiones que hubo en este proceso, y dijeron que Arcioni tiene la potestad de armar su equipo a discreción.

Leila Lloyd vetada

En la “cumbre de la Residencia” se dialogó sobre diversos temas, pero la discusión central se basó en la designación del próximo presidente del bloque de Chubut al Frente en la Legislatura Provincial. De hecho, los diálogos se extendieron hasta altas horas de la madrugada, y finalmente resolvieron que Juan Pais será el referente del espacio oficialista dentro de la Unicameral chubutense, tal como estaba previsto desde un principio, ya que fue quien encabezó la lista de candidatos a diputados durante el último proceso electoral.
A su turno, el jefe comunal de Trelew había dispuesto para dicho cargo a Leila Lloyd Jones, actual presidenta del Concejo Deliberante de la localidad valletana. Si bien Maderna no pudo alcanzar su objetivo central, logró que se ponga sobre la mesa la posibilidad de que Lloyd Jones sea la vicepresidenta primera de la Cámara, algo que se resolverá con el resto de los legisladores representantes de Chubut al Frente.
Vale recordar que algunas horas antes de que se lleve a cabo esta reunión el propio jefe comunal trelewense había dicho: “Leila Lloyd Jones, como presidenta del bloque de la Legislatura, sería muy bueno para Trelew ya que tiene la idoneidad; confío en que puede serlo”.

Nada que negociar

Si bien la discusión se dio en buenos términos, salvo algunos pasajes donde los respectivos referentes brindaron contradicciones con lo esgrimido por el gobernador, también hubo cierto malestar por decisiones del titular del Poder Ejecutivo. Cuando Arcioni arribó a la cumbre ya tenía diagramado cómo iba a estar conformado el futuro Gabinete, algo que incomodó a los demás participantes de la reunión, debido a que no fueron consultados al respecto.

Maderna “orgánico”

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, con su característica parsimonia y evitando cualquier confrontación pública, sostuvo que “quedó más que claro que el gobernador Arcioni es quien conduce” y se definió “orgánico” tras la reunión que mantuvo con el mandatario provincial junto al intendente de Puerto Madryn -y futuro vicegobernador- Ricardo Sastre y el líder de los petroleros, Jorge Ávila.
Cabe recordar que los tres fueron el puntal político del armado que llevó al gobernador a ganar en las elecciones de este año.
“La relación es excelente y está mejor que nunca”, se esmeró en explicar el intendente Maderna para disipar los rumores sobre las supuestas diferencias que existían en el grupo, desmentidas en público y admitidas en privado.
El intendente aseguró que por delante queda realizar un trabajo conjunto donde incluso pueden llegar a aportar nombres para las segundas líneas del gabinete provincial, siempre en el marco de respetar que la última palabra es del gobernador, único habilitado a sacar o poner funcionarios y con poder de veto.

Roces y diferencias

Por su parte, el secretario del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge “Loma” Ávila, otro de los socios de peso en el armado electoral que llevó a Arcioni a su reelección admitió la existencia de diferencias dentro del sector que hoy conforman el oficialismo provincial.
“Se limaron todas las asperezas por eso al final pudo haber un consenso. A Chubut la tenemos que empezar a pensar los que vivimos en la Provincia”, dijo el por ahora presidente de Petrominera.
En este sentido, señaló que “el encuentro fue positivo, marcamos muchas diferencias, existieron muchos roces al principio, pero al final podemos decir que hubo un buen balance”.
“Tienen que terminar las peleas mediáticas por los medios de comunicación. La gente nos eligió para gobernar no para andar pelándonos. La Provincia está en una situación muy delicada, con un endeudamiento muy grande”, ventiló desde Comodoro Rivadavia
Asimismo, aclaró que “hay que poner el hombro para sacar la Provincia adelante. Lo principal es empezar a ver como se renegocia la deuda”.
“Todos dejamos un poquito los egos de lado para ver como empezamos a construir esto. No es lo que a mí me gustaba, o lo que a mí me gusta o lo que al otro le gusta, también es lo que pensamos”, indicó el líder gremial.
Finalmente, Ávila concluyó que “las deudas son herencias que se recibieron. Hay varias cosas que enfrentar para salvar a la Chubut. Tenemos que tener una Legislatura activa. Hay que ser inteligentes y pacíficos. No le puede recaer todo a un solo hombre, que es el Presidente electo Alberto Fernández”.

No hubo foto, ni postre

El vicegobernador electo, Ricardo Sastre, fue quien reconoció que Arcioni los recibió con el anuncio que tenía el equipo completo para salir a la cancha en su segundo mandato. “El Gobernador arma su equipo, tiene prácticamente todo el gabinete conformado y es respetable porque pone gente de su entorno y confianza; nosotros podemos discutir un nombre o un lugar, pero la cuestión pasa porque haya gente capacitada e idónea en todas las áreas”, reclamó sobre los futuros componentes del Ejecutivo.
Se esmeró también en evitar rispideces públicas: “Tenemos responsabilidades importantes como para estar enojados. Uno puede estar de acuerdo o no, pero no podemos involucrar las diferencias o discusiones en un contexto socioeconómico y político muy complejo como el que tienen nuestro país y nuestra provincia”, dijo el tono conciliador.
Sobre los aportes o rol que tendrán los socios políticos del Gobernador, su compañero de fórmula planteó que “hay que tener esa ‘mesa de consulta’ para tomar decisiones importantes” y planteó que “la idea es trabajar en acuerdo, no podemos seguir involucrando a la sociedad en más problemas de los que ya tiene. Hay que ser responsables y trabajar en el marco adecuado desde cada una de las esferas, desde la mía como Vicegobernador, desde la de Arcioni como Gobernador, desde los intendentes hasta los actores sindicales que realmente están involucrados en querer sacar la provincia adelante”.
La cena terminó sin foto. Aseguran que se limaron las asperezas, pero el rol de los aliados electorales parece haber quedado desdibujado y con escaso peso en la toma de decisiones. En dos semanas tendrán en sus manos las riendas de un segundo mandato de gobierno ante la mirada expectante de más de medio millón de chubutenses.


COMENTARIOS

Comments are closed.