LA PUNTA DEL OVILLO SURGIÓ DE PESQUISAS POR NARCOMENUDEO EN LA PATAGONIA

Desbaratan organización narco que transportaba droga en ruedas de camiones


El Diario | Regionales

Efectivos de la Policía Federal de la Subdelegación Caleta Olivia (Santa Cruz) desbarataron una organización delictiva dedicada al acopio, distribución y comercio de estupefacientes en las provincias de Buenos Aires y Misiones.
El hecho surge a raíz de tareas de campo realizadas por el personal policial, las cuales determinaron que una persona comercializaba estupefacientes al menudeo, en la ciudad de Caleta Olivia.
A partir de los datos obtenidos y de diversas investigaciones, los efectivos pudieron establecer la conformación de una estructura narcocriminal, con distintos tipos de roles, que se dedicaba a distribuir marihuana desde la provincia de Misiones, hacia la provincia de Buenos Aires y de allí hasta la zona patagónica de nuestro país.

Flota de camiones

Dicha organización era comandada en la ciudad misionera de Eldorado por tres integrantes, los cuales uno de ellos figuraba como dueño de una flota de camiones, condición necesaria que les habría permitido transportar las drogas desde la zona mesopotámica del país, acopiarla en una casa quinta del partido bonaerense de Pilar y luego distribuir la sustancia a dos proveedores en el conurbano bonaerense.

Intervino la jueza Yañez

A raíz de ello, el Juzgado Federal de Primera Instancia de Caleta Olivia, a cargo de la Dra. Marta Isabel Yáñez, secretaria Penal a cargo del Dr. Miguel Biscardi, ordenaron cuatro allanamientos en los partidos bonaerenses de Pilar y San Miguel y dos en la ciudad de Eldorado, deteniendo a siete personas y secuestrando 247 kilos de marihuana, 2,4 kilos de cogollos, 9.500 dólares, 350.600 pesos en efectivo, 1.200 reales en efectivo, 9 vehículos, una moto, 8 teléfonos celulares, un compresor, elementos para armar y desarmar ruedas y demás elementos de interés para la causa. Una parte de la droga era transportada en el interior de las ruedas de un camión.
Los detenidos, una mujer y seis hombres todos argentinos y mayores de edad, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición del magistrado interventor en la causa por “Infracción a la Ley de Drogas”.

Valuado en 10 millones

Los casi 250 kilogramos de marihuana estarían valuados en alrededor de 10 millones de pesos en base a los valores del mercado en que pretendía ser introducida. Según trascendió la droga provenía desde Paraguay donde era comprada en dólares, porque los proveedores ya no aceptan más la moneda argentina. El estupefaciente es dejado en una de las márgenes del río y los compradores contratan a gente que se las cruza el canoas hasta el largo argentino, y posteriormente las retiran tras dejarlas en puntos que son localizados por GPS.
En Eldorado, en un predio donde funcionaba como lugar para guardar la flota de camiones era donde se realizaba la carga de las ruedas de los camiones y se incorporaba los panes para luego ser colocadas en las unidades. Eran las ruedas que no están todos el tiempo en contacto con la ruta, las que eran bajadas cerca de los controles y no eran advertidas por los perros.
El personal de la Policía Federal de la Subdelegación Caleta Olivia (Santa Cruz) logró que se utilizada un escáner móvil de los que suele utilizar la Aduana en los puertos, y con ese equipamiento se constató el ardid de la organización, al esconder la droga dentro de los neumáticos. Entinándose que ya venían actuando desde comienzos de año con este esquema de comprar marihuana en Paraguay pasarlo a Misiones y posteriormente transportarlo hasta una quinta en Pilar, donde desarmaban las cubiertas y procedían a la distribución de la droga en cuestión. Una de los últimos eslabones de la cadena de comercialización, denominado narcomenudeo, llevó a que los investigadores de la PFA de Caleta Olivia comenzaran a rastrear hacia atrás toda la ruta narco llegando a desbaratar esta banda e incautar los casi 250 kilos.

Mutaron en delito

En tanto, también trascendió que los detenidos tenían frondoso prontuario y se habrían conocido en algún centro penitenciario, y tras cumplir condena pergeñaron esta organización, mutando del delito de robo y privación ilegítima de personas al de comercialización de estupefacientes.


COMENTARIOS

Comments are closed.