ALBERTO FERNANDEZ BUSCA CONSENSUAR CON LAS PROVINCIAS PRODUCTORAS LA ESTRATEGIA PETROLERA ANTES DE REUNIRSE CON TRUMP. VACA MUERTA SERÍA LA PRINCIPAL ´PRENDA DE AMOR´ PARA LOGRAR REPERFILAR LA DEUDA EXTERNA. NEUQUÉN SE ERIGE COMO ALIADA ESTRATÉGICA, MIENTRAS CHUBUT RESIGNARÍA EL RECLAMO DE REGALÍAS A CAMBIO DE ASISTENCIA

Crudo y cocido


El Diario | Opinion

Por Trivia Demir

El tema energético domina la agenda de las provincias y la nueva gestión nacional. Está dicho que los recursos naturales y sobre todo los extractivos son el centro de atención para permitir al nuevo presidente sentarse a nivel internacional a renegociar la deuda externa. Por ello Fernández comenzó a consensuar con los gobernadores de las provincias petroleras de la Patagonia (como Neuquén, Chubut y Río Negro) las perspectivas inmediatas para lograr acuerdos básicos en cuanto a las políticas que se implementarán en el área energética.

La danza de nombres

En ese marco trascendió que los gobernadores de la Patagonia tendrán ´su lugar destacado´ en la mesa del gobierno nacional, con un gesto en favor del federalismo, pero sobre todo para que no salten desavenencias en torno a la explotación de los recursos naturales. Dicen que ya Guillermo Nielsen, uno de los economistas de la mesa chica de Fernández, presentó iniciativas en torno a Vaca Muerta y otros desarrollos mejorando la previsibilidad y apuntando al mercado exportador, al igual que quien se señala como el posible presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que apadrina otros estados subnacionales petroleros como Chubut.
Otro de los nombres que suena fuerte para la cartera de Energía es el actual ministro de Misiones, Sergio Lanziani, y a la par, hay quienes consideran que ´el número puesto´ será en realidad el especialista en temas financieros Matías Kulfas, que es asesor permanente de Axel Kicillof, el electo gobernador de la provincia de Buenos Aires. Kulfas fue uno de los activos acompañantes de Fernández en México y hay quienes incluso consideran que podría recalar más que en Energía en un poderoso ministerio de Producción.

Avanzada con cada provincia

Está dicho que Alberto se reunirá con el presidente de EEUU luego de asumir en diciembre y que en el marco a su visita al país del norte derivaría en una rueda de negocios con el sector petrolero, que está expectante con el desarrollo hoy parado de Vaca Muerta. En la previa, Fernández mantuvo esta semana una reunión con el mandatario de Neuquén, Omar Gutiérrez, en la que coincidieron en la urgente maximización en el desarrollo del yacimiento. Pese a que Vaca Muerta requiere un volumen de inversiones de aproximadamente unos 200.000 millones de dólares en las próximas dos décadas, vale la pena su impulso ya que las reservas que posee permiten cubrir el consumo de gas del país durante 170 años y de petróleo durante 80 años.
Además, se estima que el impulso de Vaca Muerta en unos cinco años generará exportaciones por más de 10.000 millones de dólares, es decir tenderá a resolver el crónico problema de falta de dólares que padece Argentina. A los gobernadores de la Patagonia les apremia resolver el problema habida cuenta de la desaceleración de este sector, por medidas adoptadas por el actual gobierno.

Chubut, en ´lista de espera´

Está dicho que en el caso de Chubut, la endeble situación económica, financiera y política de la provincia la deja en desventaja para cualquier tipo de condicionamientos de base. Las negociaciones productivas está demás decirlo, cierran directamente con Nación y después notifican en territorio lo acordado, más allá de la ´soberanía´ provincial que se recita sobre los recursos. Con una administración pública todo los meses pidiendo anticipos y con un nivel de endeudamiento exorbitante, el gobernador Mariano Arcioni a diferencia de Gutiérrez en Neuquén, no tiene mucho para tentar al nuevo gobierno nacional, con excepción de la minería. Por eso, ya debió ceder a Nación por lo menos en lo informal la diferencia por las regalías petroleras por una cifra que ronda los 2400 millones de pesos, que surgieron a partir del congelamiento de precios de combustibles que se decretó luego de las PASO.
De acuerdo a un detalle publicado por la agencia noticiosa ADNS, el columnista Raúl Figueroa aseguró que el diálogo entre Alberto y Arcioni fue mas o menos así: “Yo te entiendo y tenés razón en el reclamo, pero si empezás esta demanda, directamente asumo con una bomba atómica”.
Pero desde Comodoro ya advirtieron que si bien es cierto que la demanda de Chubut puede generar dolores de cabeza a la nueva administración nacional, de cara a la asunción del 10 de diciembre, también Neuquén, Santa Cruz y Río Negro tienen el mismo derecho a reclamar y de hecho lo hicieron: el recurso está planteado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. ¿Porqué no reclamará Chubut entonces? Sería por un acuerdo de asistencia de Fernández que incluiría resignar presiones.
“Si el máximo tribunal sigue el mismo criterio que ya adoptó para la quita del IVA y otros recursos coparticipables, debería ordenar al Estado nacional que compense a las provincias por la merma de ingresos que deberían haber recibido si el petróleo y los combustibles se hubiesen mantenido totalmente liberados. Pero parece haber una cuestión de escalas. Chubut celebró la restitución de 82 millones de pesos, en cuotas de 800.000 pesos diarios, por la eliminación del IVA sobre productos alimenticios, que dispuso la administración Macri en su desesperado intento, tras las PASO de agosto, por revertir un resultado electoral que quedó sellado el domingo 27 de octubre a favor de Alberto Fernández. Sin embargo, poco se dijo de la decisión de no avanzar en una demanda similar, con un resultado a favor casi cantado, para que la provincia también sea compensada por la merma de ingresos en regalías petroleras, como consecuencia del decreto 566, que dispuso el congelamiento de combustibles (pese al aumento autorizado desde el 1 de noviembre, siguen arrastrando un retraso de entre el 15 y 20% frente al tipo de cambio oficial). Según las cifras que divulgó el gobierno de Arcioni al momento de cuestionar esa medida, la provincia pierde ingresos por casi 2.400 millones de pesos: en ese monto se incluye la merma recaudatoria en Ingresos Brutos sobre el crudo producido y la venta de combustibles a menores precios, por 411 millones, más otros 1.900 en que se habría reducido la recaudación esperada en materia de regalías (según la presentación hecha por el gobierno provincial el 3 de septiembre último ante intendentes de la provincia)”, dice la agencia de noticias comodorense.

Negociando con la soga al cuello

La resignación de recursos provinciales otra vez dependería del acomodamiento político y no se sabe exactamente si la Legislatura que ya se va, hará la vista gorda y la que viene se adaptará a los mandatos nacionales. Después de todo, no es la primera vez que Chubut renuncia a un reclamo de esta naturaleza contra Nación por regalías petroleras. Lo mismo se hizo en 2013, cuando la provincia renunció a una demanda por un monto similar, cuando el alineamiento con el gobierno kirchnerista llevó a dejar de lado esa demanda por la diferencia de regalías de esos años. En todo el período 2003-2015, vale tener presente, la provincia dejó de percibir más de 2.000 millones de dólares. Esa diferencia surgió porque en años en que el barril de crudo cotizaba a 100 dólares, o más, a la provincia se le pagaban regalías sobre un barril de 42, a partir de la política de retenciones aplicadas en esos años. Ese renunciamiento que ejecutó el exgobernador Martín Buzzi y piloteó diestramente el exfiscal de Estado, Blas Meza Evans afirman que fue ´el principio del fin´, en esta crisis interminable que afronta la provincia. ¿Qué negoció Buzzi y los ´generales´ del PJ aquella vez para ceder una suma tan importante?, nunca se supo con exactitud, pero la duda sobre un gesto que no habría sido ´gratis´, sobrevuela aún por Rawson.

La necesidad y la cara

Con todo, el 10 de diciembre marcará el nuevo rumbo que necesariamente debería revitalizar la administración de Arcioni y no se sabe con exactitud, hasta cuándo podrá sostener la ´colonización´ nacional. Mucho de eso dependerá del extenuante déficit mensual que seguirá existiendo en Chubut y que no por comenzar otra gestión, se modificará.
Dice ADNS que “En la nueva conformación de la Legislatura se preparan para trabajar en torno a lo que podría ser un proyecto largamente postergado: la reestructura de la deuda externa provincial, que para 2020 prevé vencimientos por 125,6 millones de dólares. Si no logra reprogramar esos plazos, es probable que el escenario de febrero y marzo del año próximo sea igual, o peor, al que está concluyendo 2019, con la mayor parte de las escuelas sin actividad y con los estudiantes de todos los ciclos con la mitad de las clases que les hubiera correspondido tener”. Tal vez a partir de las necesidades y dependiendo de las comprensión que encuentre Arcioni en Alberto y de la dedicación de Massa a sus ´ahijados´, es que no un gobierno provincial con más o menos cara de ´hereje´. En fin, como decía Benjamín Franklin, “La necesidad nunca hizo buenos negocios”. Habrá que ver…

Fuentes: Minuto Neuquén, NA, LPO, ADNSur, propios


COMENTARIOS

Comments are closed.