LA OFICIAL RESULTÓ ILESA Y SE DETUVO A DOS SUJETOS

Un delincuente le disparó a una mujer policía durante una persecución


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

Un violento episodio tuvo lugar en las inmediaciones del barrio 21 de Enero, durante las primeras horas del lunes, cuando un móvil policial detectó a un auto y un ciclomotor en una conducta sospechosa; aparentemente, sus ocupantes “intercambiaban” objetos, en lo que podría haberse advertido como un “pasamanos” relacionado a la venta de droga “al menudeo”.
Al advertir la presencia policial y que los efectivos les solicitaran que se identifiquen, los dos vehículos se dieron a la fuga; el ciclomotor logró ser interceptado y se detuvo a las dos personas que viajaban en el mismo, mientras que, en el caso del auto, al llegar a un punto determinado del barrio, un sujeto que descendió del mismo le disparó “a quemarropa” a una efectiva policial que se encontraba liderando la persecución.
Afortunadamente, la agente resultó ilesa; llamativamente, la Justicia demoró más de seis horas en emitir la orden de allanamiento para poder requisar el vehículo.

Actitud sospechosa y fuga

Al respecto, el jefe de la Unidad Regional, comisario mayor Ricardo Cerda, contó que el hecho “ocurrió a las cinco de la mañana del jueves, aproximadamente, en avenida Yrigoyen, en jurisdicción de la Seccional Primera, casi en su intersección con Roque Sáenz Peña, lugar donde un móvil policial, que se encontraba patrullando, observó un Ford Fiesta y un ciclomotor, los cuales mantenían un contacto entre sí y, aparentemente, se alcanzan algo entre ellos”.
Como consecuencia de esto, “el personal policial procuró la identificación de las personas que se movilizaban en ambas unidades”, relató, agregando que “estos desobedecieron la orden policial, emprendiendo la fuga del lugar, por lo que se originó una persecución”.

Persecución y disparo

Esta última “continuó hasta jurisdicción de la Seccional Segunda, al tiempo que personal de la Comisaría Primera logró interceptar al ciclomotor, deteniendo a dos sujetos que se movilizaban en el mismo, en tanto el Ford Fiesta continuó su derrotero hacia el barrio 21 de Enero, donde, antes de llegar a un domicilio donde luego se terminó deteniendo el vehículo en fuga, un sujeto descendió de éste, es perseguido en ese momento por una oficial que había descendido del patrullero”, precisó, añadiendo que “cuando estaba realizando la persecución de este sujeto, el mismo, al percatarse de que la efectiva policial lo estaba siguiendo, le efectuó un disparo, el cual, por suerte, no infirió ninguna herida en ella, por lo cual resultó ilesa; luego, el sujeto logró introducirse en el domicilio del mencionado barrio, en el mismo lugar en donde se detuvo el vehículo que se perseguía”.

Tiempos judiciales

“Se está trabajando, posterior a ello, con la finalidad de obtener medidas judiciales para proceder al secuestro de la unidad que se dio a la fuga, y ver si podemos encontrar el arma utilizada para agredir a la empleada policial”, mencionaba el titular de la Unidad Regional, varias horas después de ocurrido el hecho, momento en el cual, hasta entonces, no se disponía por parte de la Justicia de una orden para poder llevar a cabo el secuestro de la unidad en cuestión.
En esta línea, Cerda sostuvo que la orden “requiere de un lapso de tiempo, hay que realizar las fundamentaciones correspondientes; no obstante, ese trabajo lo está haciendo el personal de comisaría, por lo cual lleva su tiempo, no es algo inmediato”.
Consultado sobre si es habitual que se demore tantas horas en obtener el requerimiento judicial, el Comisario Mayor explicó que “todo es técnico, fundamentaciones, así que no son cuestiones que se puedan obtener en forma inmediata, hay que generar todos los argumentos que sirvan de fundamentación para que, después, el Ministerio Público Fiscal pueda, a su vez, gestionar la orden respectiva a través del juez de Garantías”.


COMENTARIOS

Comments are closed.