“ESTAMOS PREPARADOS PARA LO QUE VIENE, PERO SE DARÁ EN BASE AL DIÁLOGO”, AFIRMÓ

Sastre consideró que cierra un año con logros en obras públicas


El Diario | Politica | Puerto Madryn

A modo de balance de fin de año, el Jefe Municipal de Puerto Madryn se refirió a las distintas etapas que su gestión atravesó durante el 2017, un año al que calificó como “muy importante” en materia de obras concretadas y comenzadas, aunque también reconoció el fallecimiento de Mario Das Neves como uno de los momentos más difíciles que debió atravesar, tanto en lo personal, como así también, en el ámbito político.
En declaraciones a medios radiales, Sastre remarcó que “el 2017 ha sido un año muy bueno para nosotros”; aunque “con un gran contraste, por la pérdida de Mario Das Neves”.
En lo económico, advirtió que “la situación provincial es difícil”, pero también ratificó el acompañamiento a la administración provincial: “Hay que apoyar la gobernabilidad. Lo mejor que nos puede pasar es que nos vaya bien en la Provincia”, sostuvo.

Obra pública con fondos locales

Por otro lado, el Jefe Municipal habló sobre la obra pública, uno de los ejes de la gestión, y puso en relieve que “logramos una estabilidad importantísima en el Municipio durante los últimos años, y este 2017 fue muy importante, llevando adelante obras con el Bono y también con fondos propios”.
Entre las próximas obras que serían financiadas con fondos municipales está la repavimentación de dos intersecciones del ingreso a la ciudad, precisamente de la avenida 20 de Junio con las calles 9 de Julio y Sarmiento, que tendrán un costo, en total, de aproximadamente 4.400.000 pesos.
En lo político, el Intendente defendió que ““somos de los que pregonan un diálogo permanente, entendemos que es la única forma de avanzar”.

“Estamos preparados para lo que viene”

El diálogo con los vecinos también fue una de las características de la gestión municipal, que se fue acentuando durante el último tiempo: “Tengo el agrado de estar siempre en contacto con la gente, de hablar cara a cara, y eso me da mucha satisfacción”, dijo Sastre, también reconociendo que “valoro muchísimo la voluntad y madurez política a nivel local en este 2017, hemos transitado un año acorde a nuestras expectativas”.
Finalmente, entendió que “no puedo repetir mandato como Intendente, y sería hipócrita cualquier dirigente que diga que no aspira a más”, y sin dar definiciones, anticipó que “nosotros estamos preparados para lo que viene, pero se dará en base al diálogo”.

La minería, en discusión

Por otra parte, el debate por la minería en la provincia del Chubut continúa encontrando su espacio, a través de los distintos representantes políticos y voces autorizadas, en lo que tiene que ver con la “licencia” o el “aval” social requerido para que, en algún momento de aquí al futuro, la actividad comience a instalarse en el territorio provincial.
El fantasma del plebiscito de la localidad de Esquel en 2003 es, acaso, el punto de inflexión en el que muchos detractores basan su postura negativa frente a la minería en la provincia; considerada como la “primera gran derrota” de la megaminería en el país, la encuesta vecinal realizada hace casi 15 años había arrojado un resultado abrumador para Meridian Gold, firma que había adquirido un proyecto a tan sólo diez kilómetros de la ciudad, pero la organización de los vecinos y el 81 por ciento de manos “negativas”, terminaron dando por tierra el inicio de las actividades.
Días atrás, en el marco del reflote de la discusión, ya de carácter nacional, provincial y municipal, el intendente Ricardo Sastre, planteó la necesidad de un debate popular, atento a que “cuando hablamos de minería, la mayoría de la gente no sabe de qué estamos hablando”.

Un pequeño porcentaje “sabe del tema”

En este orden, el Jefe Municipal fue contundente: “Yo no digo que sí o que no. Lo que planteo es que, a veces, hay que conocer las cosas para saber de qué hablamos y de qué discutimos. Lo que he planteado es que se abra el debate, simplemente. No digo que hay que explotar la minería ‘mañana’, sino que, básicamente, hay que saber de qué se trata, si queremos o no queremos”, sostuvo.
En cuanto a los años que la discusión lleva desde 2003, bajo la premisa de la negativa a la actividad en el territorio provincial, mencionó que “puedo asegurar que la gente no sabe de qué estamos hablando; incluso, la clase dirigencial, a excepción de un porcentaje muy menor que ha estudiado de qué estamos hablando”.

“Hay que dar el debate”

Sin embargo, “hay muchos que desconocen si el recurso del agua es cíclico en la exploración minera o no, y demás, o cuáles son los porcentajes o si se explota con ciertos elementos y con otros no”, agregó.
De este modo, Sastre manifestó que “pienso que hay que dar el debate, que la gente decida”, aunque recordó que “hay una región que está excluida de la discusión, que es la zona de la Cordillera”, en relación al plebiscito de 2003.
En esta línea, planteó que “la gente lo ha expresado, eso no está en discusión, pero creo que, en el marco de zonificar, la gente, por ejemplo de la meseta, y de cada zona podría definir si quiere o no la explotación”.


COMENTARIOS

Comments are closed.