ESPECIALISTAS DE INTI-MAR DEL PLATA

Recomendaciones para prevenir intoxicaciones alimentarias en verano


El Diario | Tendencias

Con la llegada del verano y el aumento de la temperatura ambiental es importante tomar conciencia sobre los cuidados al momento de manipular alimentos para evitar contraer Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs). Por este motivo, desde INTI-Mar del Plata brindaron una serie de recomendaciones para asegurar que los alimentos que se elaboran y manipulan sean inocuos, resguarden la salud de quienes los consuman y así prevenir enfermedades.
Al adquirir alimentos en el supermercado escoger siempre en última instancia los refrigerados, de manera que se expongan a temperatura ambiente el menor tiempo posible. Al llegar al hogar almacénelos inmediatamente en la heladera o freezer. Leer las etiquetas de los productos para saber las condiciones de conservación y fecha de vencimiento. Mantener los alimentos no perecederos en un ambiente fresco y seco y limpia la heladera.
Ordenar la heladera, de arriba hacia abajo, primero los alimentos cocidos o listos para comer, después los alimentos envasados (queso, yogur, leche, crema, quesos), en tercer lugar, los alimentos crudos (carne, pescado, pollo), y por último las frutas y verduras dentro del cajón.
Descongelar las carnes en los estantes inferiores. Almacenar los alimentos crudos separados de los cocidos. Realizar un correcto descongelado de alimentos ya sea bajándolos del freezer a la heladera, exponiéndolos a un chorro de agua fría continua o bien empleando horno microondas (solo si se consumiera inmediatamente). Nunca los descongele a temperatura ambiente.
Antes de consumir frutas y hortalizas crudas, lavarlas con abundante agua y luego desinfectarlas colocándolas en una solución de agua con lavandina (10 gotas de lavandina por litro de agua) durante 10 minutos y por último enjuagarlas bien para eliminar los restos de producto químico.
Cocinar muy bien las carnes, particularmente las hamburguesas. Para asegurar la cocción completa verificar que al momento de su corte no desprenda jugos rosados.
Lavarse las manos frecuentemente, especialmente luego de utilizar el sanitario, manejar residuos, sonarse la nariz, estornudar, toser, tocarse el pelo, manipular alimentos crudos y realizar actividades de limpieza, entre otras.
Si se lleva alimentos a la playa, camping o alguna actividad al aire libre recordar mantener los alimentos dentro de un conservador y asegurarse que estén correctamente refrigerados durante todo el tiempo de almacenamiento. Recordar emplear una cantidad suficiente de geles refrigerantes.
Si se prepara un sándwich colocar los aderezos en el momento de su consumo.
Cuando se elabore alimentos, enfriarlos un tiempo suficiente bajo refrigeración y luego colocarlos dentro de la conservadora. Nunca ubicar los alimentos calientes en la conservadora. Y llevar las cantidades que se van a consumir.
Finalmente, mantener los alimentos siempre bien protegidos y cubiertos contenidos en envases o recipientes plásticos o bien recubiertos con papel aluminio.


COMENTARIOS

Comments are closed.