Recibieron una “paliza” tras ingresar en la casa de un vecino


COMODORO RIVADAVIA – Eduardo y Ernesto Ojeda, padre e hijo, fueron detenidos ayer a la madrugada como sospechosos de daños y amenazas, luego de que ingresaran por la fuerza a la casa de un vecino. Según informó la Policía de Kilómetro 8, entraron a la casa después de romper el vidrio de una puerta. En ese momento el dueño de casa dormía junto a su esposa y sus pequeñas hijas. Al percatarse de la presencia de los intrusos -y según la denuncia ser amenazados por estos-, los redujo a golpes con un palo. Ambos sufrieron fuertes traumatismos en sus rostros y distintas partes del cuerpo, por lo que debieron ser hospitalizados y luego quedaron a disposición de la Justicia. Ernesto Ojeda, de 23 años, y su padre Eduardo, de 54, fueron brutalmente golpeados ayer a las 2 en un inquilinato de la calle Ingeniero Saufal al 100 del barrio Standart Norte. Ocurrió cuando ingresaron a una vivienda vecina a la suya. Los Ojeda, según informó el segundo jefe de la comisaría de Kilómetro 8, Omar Martínez, rompieron el vidrio de la puerta de la vivienda a la víctima y cuando llegaron hasta el pasillo el hombre que estaba descansando junto a su familia se levantó y se defendió con un palo. La paliza que el dueño de casa les propinó con el palo a los intrusos fue de tal magnitud que estos no pudieron ser trasladados a la comisaría, sino que, directamente fueron llevados en una ambulancia hasta el Hospital Regional.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS