LA JUSTICIA BENEFICIÓ A UNO DE LOS TORTURADORES DE JULIO LÓPEZ

Otorgaron prisión domiciliaria al genocida Julio César Garachico


El Diario | Judiciales | Nacionales

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata otorgó la prisión domiciliaria al genocida Julio César Garachico condenado a cadena perpetua en 2014 por los homicidios de Marcelo Bettini y Luis Bearzi
La organización H.I.J.O.S La Plata denunció en redes sociales que el 22 de noviembre el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata benefició al genocida ex miembro de la Policía bonaerense Julio César Garachico, con prisión domiciliaria. En 2014 fue condenado a cadena perpetua por los homicidios de Marcelo Bettini y Luis Bearzi ocurridos en noviembre de 1976 e identificado en 2006 por Jorge Julio López como uno de sus torturadores.
Con voto de los jueces Germán Castelli y Alejandro Esmoris, y la oposición de Pablo Vega, el represor pasará a cumplir su condena en su chalet de la calle Nápoles 3626 en Mar Del Plata.
Según informaron desde la organización, el informe psico-físico realizado por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema confirmó que «si bien es un paciente con Obesidad Mórbida, Hipertensión Arterial y alteraciones de la glucemia, puede ser asistido medicamente en la cárcel y que puede cumplir su detención» en una celda común.
En esa línea denunciaron que la ley establece que «si su estado de salud se encuadra en alguno de los supuestos del art 32 inc. a) de la ley 24.660 modificada por la Ley 26.472» no podrán gozar del beneficio de la prisión domiciliaria.
Castelli explicó que Garachico le ha manifestado personalmente en una visita que “tarda una hora y media para bañarse” y que los 125 kilos del represor requieren “asistencia en gran parte de las elementales actividades de la vida diaria, y resulta evidente que no la tiene, porque no hay enfermeros personalizados, por ejemplo para situaciones tan particulares como es el aseo personal”. Por eso decidió beneficiarlo con la domiciliaria de acuerdo al artículo 32 de la ley 24.660 (mod 26.472) por una cuestión de “dignidad humana”.
Cabe mencionar que según el testimonio de Julio López en 2006, Garachico integraba el “grupo de picaneadores” que actuaba en el CCD de Arana junto a represores como Hugo Guallama, Carlos “Manopla” Gómez, Gregorio Medina, Manuel Aguiar, Francisco Urcola, Raúl Muñoz, José Orellana, Jorge Ponce, Tránsito Gigena, “Rudi” Calvo y el propio Miguel Etchecolatz.
Además, desde 2012 Garachico está imputado por integrar el equipo de tareas que llevó a cabo los secuestros, tormentos y homicidios de Alejandro Sánchez, Ambrosio de Marco, Patricia Dell´Orto, Norberto Rodas, Francisco López Muntaner y Guillermo Efraín Cano. También se lo imputa por la privación de la libertad, tormentos y tentativa de homicidio en el caso de Jorge Julio López.

Hubiera cumplido 88

Rubén López, uno de los hijos del albañil Julio López, desaparecido en 2006 tras testificar en el juicio que condenó a perpetua al represor Miguel Etchecolatz, recordó que su padre hubiera cumplido 88 años el pasado 25 de noviembre.
En un posteo en Facebook, señaló: “Hoy cumple, cumpliría! quien el 27 de octubre de 1976 fue secuestrado y desaparecido por la dictadura cívico militar! Por estar militando en la unidad básica Maestre!, quien después de estar casi 3 años preso volvió y a los 3 días de ese hecho empezó a trabajar como si nada”.
Destacó la valentía de su padre “al declarar en el 2006 en el juicio contra los genocidas junto a muchos sobrevivientes y testigos. El 18 de septiembre de ese maldito año desapareció otra vez quien hoy y siempre será mi viejo y seguramente está con mi vieja juntos a 55 años de su casamiento”, en alusión al reciente fallecimiento de su madre, Irene Savegnano, ocurrida el 31 de octubre último.

Indignación en Puerto Madryn

Militantes de la agrupación HIJOS expresaron su indignación por las mejores condiciones de detención que logró el ex represor Julio César Garachico, condenado a cadena perpetua en 2014.
Garachico, quien se encontraba detenido en una cárcel de máxima seguridad, atento a la gravedad de los delitos que cometió, logró que se morigerara la rigurosidad de su encarcelamiento y pase a cumplir prisión domiciliaria.
La detención de Garachico había provocado una gran repercusión en Puerto Madryn, ciudad a la que se había integrado como gerente del casino y frecuentaba ámbitos sociales, sin saber la historia negra que traía del pasado.
Así lo recordó Fernando Sandoval, de la agrupación HIJOS de Puerto Madryn, quien describió cómo fue visibilizado Garachico. “La situación de él se conoció con el testimonio que brindó Julio López” quien declaró en contra de los policías de la provincia de Buenos Aires que comandó Miguel Etchecolatz.
Como se recordará, Julio López luego desapareció, pero su valiente testimonio permitió conocer cómo operaban esos grupos al que Sandoval define como “patotas” que encarcelaban, torturaban, violaban y mataban; sobre todo en el tristemente célebre “Pozo de Arana”, un centro clandestino de detención ubicado en La Plata.
Tras el testimonio de López, a Garachico no se lo vio más por Puerto Madryn, de donde se ausentó y se le perdió el rastro hasta que se lo ubicó en Mar del Plata donde fue detenido


COMENTARIOS

Comments are closed.