APUNTAN A REDUCIR LA CONTAMINACIÓN AUDITIVA

Multarán a vehículos con parlantes modificados en la zona costera


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

A pocos días del comienzo del verano, la zona de playa de Puerto Madryn ya comenzó a poblarse de vecinos y turistas, quienes, aprovechando el clima cálido, hacen uso de la costa para los ratos de ocio y las actividades de esparcimiento.
Sin embargo, una de las problemáticas que los vecinos que viven frente a dicha “franja costera” es la contaminación auditiva, generada en gran parte por vehículos que, estacionados en dicho sector, reproducen música a volumen excesivamente alto, en varias ocasiones a través de parlantes de grandes proporciones colocados en los baúles de los autos y camionetas.
El reclamo de los vecinos parecería finalmente haber llegado a buen puerto, y desde el área de Protección Ciudadana de la Municipalidad ya ingresaron un proyecto el Concejo Deliberante para sancionar, con multas de distinto calibre, a aquellos individuos que utilizan sus unidades como auténticos “boliches móviles”.

Malestar de vecinos

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Protección Ciudadana de Puerto Madryn, Luis Báez, se refirió a las principales quejas de los vecinos en la zona del boulevard Guillermo Brown y, en cuanto a los ruidos molestos, contó que “muchos autos están preparados con equipos que no son los originales y eso, indudablemente, provoca cierto malestar en los vecinos”, agregando que “a eso apuntamos en los controles”.
En esta línea, anticipó que “ingresamos un proyecto de Ordenanza al Concejo Deliberante, donde proponemos infracciones fuertes a aquellos vehículos que están acondicionados con equipos que no son los originales, lo cual a veces provoca problemas en la zona del boulevard Brown” y manifestó que “esperamos que, si se llegara a aprobar esa ordenanza, podamos tener una herramienta más para poder darle una solución al vecino”.

Medición de sonido

El subsecretario se refirió a “esos vehículos a los cuales se le han colocado algunos parlantes con un equipo sonoro sumamente alto y que, indudablemente, provoca cierto malestar en los vecinos” y también a los escapes ruidosos, un “clásico” de la zona costera: “Estarían dentro de la misma Ordenanza”, puntualizó.
Sobre la medición de decibeles, mencionó que “nosotros tenemos el decibelímetro, no solamente se usa para estas cuestiones, sino también para aquellos locales comerciales que están debidamente habilitados y en los hay que examinar, si se exterioriza la parte sonora, si esta va más allá de lo normal, que son 0,90 decibeles”.

Secuestros por alcoholemia

El subsecretario de Protección Ciudadana también hizo mención de la importante cantidad de vehículos secuestrados durante uno de los últimos controles de tránsito, debido a los conductores que arrojaron más de 0,5 gramos de alcohol en sangre tras “soplar la pipeta”.
En este orden, recordó que dicho control, que se realizó el fin de semana pasado, tuvo lugar “entre el viernes por la noche y el sábado por la madrugada, y hubo otro más avanzada la madrugada; además, el sábado, entre las 23 horas y las dos de la madrugada del domingo, hubo otro sobre el boulevard Brown” y explicó que “en este sector teníamos grandes problemas y quejas de vecinos por distintas falencias en el tránsito; la primera noche, se pudo determinar que hubo 10 infracciones por alcoholemia positiva, por lo que se incautaron los vehículos, y el día sábado, solamente fueron controles del tipo preventivo, al tiempo que hubo infracciones únicamente por falta de documentación”.

Prevención y disuasión

Además, remarcó que “a través de la presencia de los inspectores de Tránsito, pretendemos que la gente vaya tomando conciencia de cómo manejarse dentro del ámbito de la ciudad, pero, indudablemente, esto cuesta y mucho, aunque se trata de seguir con los controles y, a quien haya que infraccionar, se hará de esa forma”.
Sobre las alcoholemias positivas y el circuito administrativo entre la constatación de la infracción, el labrado del acta y el acarreo del vehículo, Báez especificó que “entre lo que se le cobra a través del Juzgado de Faltas al infractor, también hay un canon que se le cobra por el acarreo del vehículo hacia el Corralón Municipal”.


COMENTARIOS

Comments are closed.