UN PELOTÓN DE INTENDENTES `DÍSCOLOS´ BRINDARON CON AGUA Y DEDOS EN “VE” LEJOS DEL PODER PROVINCIAL. ¿SE PARTIÓ EL FRENTE CHUBUT PARA TODOS? EL DASNEVISMO PURO PREPARARÍA EL CONTRAATAQUE. LA INTERNA QUE FALTABA

Maratón navideña tras No-el


El Diario | Opinion

Por Juana de Arco*

Que la Navidad viene recargada políticamente hablando, no hay dudas. Y que pocos augures pueden presagiar el vuelo de las aves de paso de un sector político a otro, tampoco.
Antes de deshollinar las chimeneas para que Papa No-el no se convierta en el hincha de Camerún, un nutrido y variopinto grupo de muchachos peronistas hicieron un brindis por el recuentro y salieron a patear las calles de Trelew, en una de esas folclóricas peregrinaciones a alguna futura candidatura conjunta. Pero la foto buscada mostró bastante más. Mientras el gobernador Mariano Arcioni cumplía gestiones en otro feliz aniversario de la localidad de El Maitén, antes de recluirse el fin de semana en su Comodoro originario, por las calles valletanas la `Liga de Intendentes´ le armó un acto político paralelo.

Un combo a favor

“No es en contra de nadie”, se apuró a aclarar antes que oscurezca, desde el emblemático el Club Independiente, el alcalde de Trelew, Adrián Maderna. El centro de la escena fue para su par de Puerto Madryn que con esto cumplió su palabra de “comenzar a caminar”, antes de fin de año. El llamativo maratón navideño que movilizó un importante grupo de militantes, y que un buen número de distraídos vinculó a las campañas saludables de Alco, incluyó entre el pelotón de punta al ex vicegobernador de la provincia, Gustavo Mac Karthy, cuyo nombre por estos días ha resonado reiteradamente en los medios. Esa foto de Mac Karthy, escoltado por el autodidacta “Chico” Espina y a metros más atrás, el multiempresario Jorge Aidar Bestene, dejó claro que el ánimo de unidad supera cualquier diferencia.
Los dirigentes junto a la militancia se juntaron en las puertas de la Municipalidad, en claro señalamiento al bastión que los legitima, y desde ahí se trasladaron caminando hasta las instalaciones del club. Al momento de tomar la palabra, y en referencia a quienes lo acompañaban en el acto, Maderna se refirió a la necesidad trabajar en conjunto «para salir adelante», en clara referencia a la crisis económico-financiera que atraviesa Chubut y al complejo escenario de recortes que promueve Nación.

Sastre largó la maratón

En lo formal, Ricardo Sastre se mostró agradecido por la invitación y celebró el acompañamiento peronista en el acto que intentó mostrar formato de inofensivo encuentro partidaria. Pero en el fondo, el madrynense toma la delantera de debate comarcal y no oculta sus diferencias de procedimientos con Provincia, al tiempo que viene marcando insistentemente la necesidad de cuidar a las intendencias y de otorgarles previsibilidad en sus gestiones a través de las garantías de ingresos.
Esta semana una encuesta que circuló profusamente afirmó que Sastre concentra un 68% de imagen positiva de gestión municipal y un 69 % de imagen positiva como dirigente político, en contraste con una gestión provincial con un 18% de imagen positiva y un Mariano Arcioni aprobado en un 33%. A la par se exponen mediciones de referentes diversos como Eliceche, Pagani, Gabella, López, Albaini, Linares y el mellizo Gustavo Sastre.
Más allá que el sondeo no ventila detalles de procedimiento y validez como universo abordado, metodología de sondeo, tipo de preguntas y sobre todo autor de elaboración de los guarismos, la comparativa logró su cometido y aceleró una reactivación de egos y proyecciones políticas antes que se cumplan los dos meses de la partida del líder. Esta caminata navideña de ayer, expuso parte de este desmembramiento acelerado que comenzó a sufrir el Frente Chubut Somos Todos luego de las elecciones de octubre, y sobre todo a partir del fallecimiento de Mario Das Neves.
La intentona de continuidad institucional al grito implícito de “a rey muerto, rey puesto” con el que Arcioni entendió su rol en el esquema póstumo ensayado por parte del núcleo verde dasnevista, no convencería para nada a aquellos aliados que se habían plegado al frente integrador, hoy prácticamente pulverizado.
A la par, Pablo Das Neves le avanzaba también ayer sobre Puerto Madryn a Sastre, anticipando por redes sociales que la movida de soldadesca a territorio ajeno no sería gratuita ni exclusiva. Y es probable que en este ajedrez de fin de año, además de amagues de rearmados y mediciones de fuerza, también se aplique el rigor institucional. Miedo vigente en los que miran desde la tribuna y aun no toman partido.
Dicen que todo esto se produce porque al gobernador Mariano Arcioni le faltarían dos cosas: una, colgar su propia foto al lado de la de Das Neves para que la gente asimile su investidura; y dos, un Robespierre y su amiga Guillotine para alinear a los que comienzan a probarse el traje sin que se los haya invitado a la fiesta. Eso se entiende por ajustarle tuercas a varios de los `exitosos´ que siguen pensando en la vieja política del clientelismo, de la mano de las cajas públicas. Los intendentes lo que medirían es que por ahora no ha logrado ninguna de las dos cosas, y por eso, a paso firme, avanzan.

El pasadizo perfecto

El otro dato que envalentonaría a estos referentes municipales de Chubut que no comulgan del todo con el plan de Arcioni y que encuadra a cuatro de las cinco principales ciudades de la Provincia (Sastre, Maderna, Artero y Linares), es el caudal de popularidad y votos que se dispone malversar al adherir por necesidad a las reformas propuestas por Nación.
No pierden de vista el costo político que le generó a la alianza oficialista con la que el Ejecutivo comulga, y que generó el recorte a los jubilados, la reforma fiscal y el presupuesto. Según un estudio que envió el propio Gobierno Nacional y que difundió hasta el oficialista Clarín, el nivel de aprobación del Presidente Macri cayó doce puntos sin anestesia. O sea, la imagen presidencial descendió todo lo que había subido después de las elecciones legislativas. La semana pasada solamente bajó ocho puntos. Además, esta semana disminuyó otro escalón, lo que totalizó doce puntos. Y aún falta terminar la reforma laboral, un capítulo aparte que todo indica acarreará nueva división de aguas en Chubut y cuyo costo, muchos no están dispuestos a pagar. La reagrupación de gremios que se plegó a la caminata navideña en Trelew, donde primaron componentes de la CGT opositora que lidera el camionero Luis Collio, dejó claro entre otras cosas, que la fuerza que está surgiendo es netamente reactiva, e insiste en peronizar su causa, tanto como en defender las banderas sociales conseguidas. El paso del reformismo al reformatorio nacional contribuye así a ensanchar las brechas ya abiertas, en una Provincia que no termina de tender un puente, que se le cae otro. Menos mal que Santa no corre, vuela, no? Por ahora Feliz Navidad amigos!

*Soy Juana de Arco, amiga de Juan de la Sota, fiel del Furia, seguidora de la Sombraonline y ceniza de tantos…


COMENTARIOS

Comments are closed.