La visita del Papa genera antipatía originaria


El Diario | Visión Global

El aeródromo Maquehue está en el corazón de la Araucanía chilena y en los últimos días se convirtió en el símbolo de la tensión entre el mundo mapuche, las autoridades y los organizadores de la Misa por el Progreso de los Pueblos que oficiará en ese lugar el papa Francisco el próximo 17 de enero, su tercer día en Chile. En esa liturgia habrá 300 sacerdotes, veinte seminaristas, un coro de 122 músicos y 23 representantes de comunidades indígenas que subirán al altar a ofrecer plegarias. Hay, sin embargo, un número importante de mapuches que no están de acuerdo con la visita del jefe de la Iglesia Católica.
Una de las protestas de rechazo más ruidosas se produjo anteayer, en la sede de la Conadi (Corporación Nacional Indígena) de la ciudad de Temuco, que está a tres kilómetros de Maquehue y a unos 200 kilómetros de Neuquén. Más de 50 comuneros tomaron ese día el edificio donde opera Conadi. Estuvieron ahí tres horas, mostraron lienzos, gritaron consignas y consiguieron una reunión formal, que será hoy. Los manifestantes viven en la zona de Maquehue (Makewe en mapudungun), donde además funciona una base de la fuerza aérea de Chile. Contaron que nadie les pidió permiso para realizar la ceremonia papal y que no entienden cómo un hombre de paz aceptó ir a un territorio en conflicto. Uno de los voceros del grupo, Rolando Jaramillo, dijo a radio Kurruf que la visita del Papa «fue la gota que rebalsó el vaso». Explicó que alrededor de la base aérea y del lugar donde será la misa de Francisco, hay más de 7000 hectáreas que las comunidades mapuche reclaman como usurpadas. Hay comunidades que llevan más de diez años peleando formalmente porque se reconozca la «usurpación y genocidio que hubo en ese espacio». «El Papa es un vecino ilustrado, de origen argentino, que viene a visitar territorio mapuche. Él sabe muy bien cómo fue la conquista en Neuquén, Río Negro, Chubut y la pacificación de la Araucanía. El 16 de enero tendremos una conferencia, una reunión a la que viene una gran delegación de mapuches argentinos, para fijar una posición y hacerle llegar un mensaje, señaló».


COMENTARIOS

Comments are closed.