DOS INVESTIGADORES ASIÁTICOS SE REUNIERON CON MIEMBROS DEL INSTITUTO NACIONAL

Japón, interesado en el seguimiento de animales marinos del Conicet


El Diario | Internacionales

Investigadores de Japón se mostraron interesados en la investigación sobre el seguimiento de animales marinos a través de dispositivos colocados en los especímenes de estudio. Por este motivo, al doctor Takuya Maekawa de la Osaka University y el doctor Joseph Korpela de la Graduate School of Information Science and Technology, ambas instituciones del país asiático, mantuvieron varias reuniones de trabajo con miembros del Laboratorio de Ecología de Predadores Tope Marinos (LEPTOMAR) perteneciente al IBIOMAR-CONICET para la calibración de nuevos registradores de movimiento y comportamiento animal.
Esta nueva tecnología incorpora sensores electrónicos de profundidad, aceleración, giroscopio, compás electrónico y GPS, en simultáneo con cámaras de video. El objetivo es poner a punto instrumentos electrónicos capaces de registrar en forma simultánea el movimiento y orientación del cuerpo de los animales provenientes de los sensores, con las imágenes de comportamientos de interés captadas por las cámaras.
La innovación tecnológica consiste en mejorar el rendimiento de las cámaras activándolas solo cuando se producen cambios específicos en las señales de los distintos sensores que se corresponden con comportamientos específicos tales como la captura e ingestión de presas. La nueva tecnología conocida como event driven camera control, está siendo probada en aves marinas buceadoras tales como el Cormorán Imperial y el Pingüino de Magallanes.

Seguimiento de cetáceos

Hace poco menos de un mes, desde el CONICET anunciaron que un grupo de científicos de este instituto habían colocado ocho dispositivos satelitales en ballenas francas australes en el Golfo San Matías en busca de precisar las rutas de alimentación de estos cetáceos, asegurando que a través de la información obtenida por los transmisores satelitales comenzaron a reconstruir sus trayectorias.
Este monitoreo es además, según indicaron los científicos, una estrategia para cuidarlas y protegerlas, considerando que durante la última década hubo años en los que la mortalidad de crías de ballenas francas australes en Península de Valdés alcanzó valores sin precedentes, pero con una variabilidad muy alta de un año al otro.
El uso de la telemetría por satélite se señaló como proyecto altamente prioritario hace 7 años en un taller organizado por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y como parte del Plan de Manejo para la Conservación de la CBI para las ballenas francas del Atlántico Sur. Para este proyecto se utiliza tecnología de seguimiento satelital de última generación con bajo impacto sobre los animales y que se ha utilizado en centenares de ejemplares de otras 6 especies de ballenas en el mundo, que consiste en la implantación del dispositivo en la zona dorsal de la ballena de forma tal que queda fijo temporariamente al tejido sub-cutáneo, con el pasar de los días el instrumento es expulsado por la ballena hasta que eventualmente deja de funcionar, se cae y se pierde.
Entre el año 2014 y 2015, se marcaron 15 ballenas en el Golfo Nuevo, se realizó el seguimiento de una hembra con cría en la Bahía de San Antonio en 2016 y junto a estas nuevos ocho transmisores en ballenas del Golfo San Matías, se encuentran en la actualidad trasmitiendo datos de su posición geográfica.
De este proyecto liderado por CONICET, participan además la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA según sus siglas en Inglés), el Instituto Aqualie de Brasil, la Wildlife Conservation Society (WCS), la Fundación Patagonia Natural, el Instituto de Conservación de Ballenas, la Universidad de California Davis de Medicina Veterinaria y la Escuela Superior de Ciencias Marinas de la Universidad Nacional del Comahue; los investigadores responsables del proyecto son los Dres. Enrique A. Crespo, Alexandre N. Zerbini, Howard Rosenbaum, Martin Mendez, Guillermo Harris y Raúl González.


COMENTARIOS

Comments are closed.