LA ADOLESCENTE ASESINADA EN TRELEW EL 29 DE ABRIL

Elevaron a juicio la causa por el homicidio de Candela


El Diario | Judiciales | Seguridad | Trelew

En una audiencia preliminar realizada ayer en Trelew, el juez Marcelo Nieto Di Biasse decidió elevar a juicio oral y público la causa mediante la cual se investiga el homicidio de Candela González, en la cual se encuentran imputados Jorgelina Domínguez Reyes como la autora principal y Nicolás Almendra.
En la sala se encontraban presentes la fiscal general María Tolomei y el funcionario de fiscalía Enrique Kaltenmeier por el Ministerio Público Fiscal, y el doctor Carlos Villada en función de querellante, representando a la madre de la víctima. La defensa de Jorgelina Domínguez Reyes es ejercida por Francisco Romero, mientras que Almendra es defendido por Matías Castro.

La acusación

La doctora Tolomei realizó una detallada y extensa exposición sobre las circunstancias previas a los sucesos, dando a conocer aspectos respecto al tiempo en que por diferentes motivos se fueron conectando y provocando algunos enfrentamientos entre las integrantes de grupos contendientes. En ese proceso se llegó a concertar esta cita, donde Candela iba a encontrarse con una de sus contrincantes.
De acuerdo a la hipótesis fiscal, el 29 de abril, cerca de las 17:15 horas, en ese lugar la víctima se encontró con dos amigas con el fin de acceder a un enfrentamiento o pelea que había sido fijado con otra persona a través de las redes sociales. Una de ellas, se retiró en una moto ya que debía llevar las compras que le habían encargado en su casa, no sin antes recomendar a Candela que no se prestara a esa situación, puesto que podría derivar en alguna acción violenta con la utilización de armas.
Posteriormente, llegó quien sería la contrincante de la pelea acordada, en un Peugeot 206 con vidrios polarizados, donde se conducía un grupo de cinco personas entre ellas Jorgelina Domínguez y Nicolás Almendra. Bajaron del auto y se aproximaron al lugar donde estaba Candela, dando comienzo a la riña establecida. En un momento, cuando la menor asestó un golpe de puño en la cara de su rival, Jorgelina estando a muy corta distancia habría extraído un arma de fuego y le habría disparado a Candela sin lograr impacto alguno.
Según el relato de la acusación. la víctima intentó defenderse tomándola del brazo con el arma a Jorgelina, levantándoselo para luego intentar huir, pero la agresora habría perseverado en su intento homicida y le habría disparado por la espalda, impactando uno de los tiros en el hombro izquierdo y otro en la cabeza de la menor, que cayó boca abajo quedando inmóvil. Mientras esto sucedía, alguien que acompañaba a la agresora tomaba de los pelos a la amiga de Candela, evitando que pudiera acudir en su ayuda, a la vez que Jorgelina habría expresado: “A esta igual la vamos a matar”, y le disparó en varias oportunidades sin llegar a impactar en su humanidad, tras lo cual los integrantes del grupo visitante accedieron al vehículo, donde esperaba al volante Nicolás Almendra quien lo había estacionado en posición para permitir salir raudamente por una de las calles.
Luego, la amiga de Candela que había acudido a su casa, regresó a la plaza encontrando a la chica en el piso, pero pudo observar al Peugeot, en tanto algunos vecinos daban aviso a la policía de lo sucedido. Candela González fue derivada al hospital zonal, donde se produjo su deceso en la madrugada del sábado.

La causa

El Ministerio Público Fiscal calificó a los hechos como homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con tentativa de homicidio agravado por uso de arma, en cabeza de Jorgelina Domínguez como autora y Nicolás Almendra como partícipe necesario, en el marco de los artículos 79, 41bis, 55 y 42 del código penal, con una pretensión punitiva que alcanza los 35 años para Jorgelina y los 15 que le corresponderían al acusado.
Por su parte, el querellante particular manifestó como única diferencia con la parte acusadora la postulación de imputar a Jorgelina por homicidio simple y a Nicolás Andrade como partícipe secundario, acordando en lo que hace a como fueron los hechos y en las pruebas presentadas para el debate.
El juez Marcelo Nieto De Biasse decidió elevar el caso a juicio oral y público, para lo que la oficina judicial deberá designar un tribunal colegiado, admitiendo la acusación fiscal, teniendo en cuenta la prevista por la querella en carácter de subsidiaria. A su vez tomó algunas determinaciones respecto a algunas objeciones presentadas por las partes en relación a las pruebas, y decidió incorporar como tales las declaraciones efectuadas por los propios acusados y rechazar la posibilidad que sea incorporada la declaración del señor César Antillanca.
La audiencia pasó a cuarto intermedio hasta hoy miércoles a las 9, debido a una imposibilidad de la defensa para continuar, debiéndose evaluar las pretensiones de las partes respecto a la continuidad o no de los imputados en cuanto a las medidas de coerción, encontrándose ambos cumpliendo actualmente prisión preventiva.


COMENTARIOS

Comments are closed.