EL MIÉRCOLES HABRÁ SESIÓN ESPECIAL Y PAGARÍAN LOS SUELDOS A ESTATALES

El oficialismo tendría los votos para aprobar el endeudamiento


Confirmaron la convocatoria a sesión especial de la Legislatura provincial para el miércoles a las 17 horas. Durante el fin de semana no cesaron las negociaciones, y el Ejecutivo, tendría los votos necesarios para aprobar el endeudamiento con Nación. El gobernador Mariano Arcioni, pidió no politizar negativamente el tema, y ratificó el diálogo en busca de consenso.
El titular del Ejecutivo dijo que el Gobierno de la Provincia, cumplirá con los compromisos que le corresponden y confirmó la convocatoria a sesión especial en la Legislatura “para aprobar esta prórroga de endeudamiento y que podamos estar pagando los sueldos en la semana”, dijo.
Está claro que las negociaciones de la semana anterior resultaron improductivas, porque si bien Arcioni se reunió con los legisladores de los bloques opositores, no logró el tan mentado consenso, y fue así que a pesar de haberle transmitido al jefe del bloque oficialista que estaba el compromiso de la oposición, fracasó el tratamiento en el recinto.

Tarde y mal

Tras el fracaso del tratamiento del proyecto para la prórroga de endeudamiento, el ministro de Economía de Chubut, Pablo Oca, hizo declaraciones en las que reconocía que la provincia no podría pagar los sueldos del personal de la administración pública del mes de noviembre, responsabilizando a los legisladores del PJ-FpV.
Oca insistió en señalar que salió de la reunión “con la tranquilidad de que habíamos tenido un diálogo maduro pero parece que fui un ingenuo”, dijo ante la prensa, pero lo que nunca explicó el Ministro es, porqué esperaron hasta ingresar el proyecto para blanquear la situación.
Cuando se le acusa de cajonear el proyecto y enviarlo tardíamente, el ministro Oca, afirma que no fue así como se sucedieron los hechos y que estuvo negociando con Nación hasta último momento antes de enviar la iniciativa a la Legislatura.
Sin embargo, tampoco el ministro Coordinador, anticipó a los diputados, o más aún a los gremios estatales que peligraba el pago de salarios del mes de noviembre, pero sí salió rápidamente a responsabilizar a la oposición legislativa por los resultados.
Sergio Mamarelli, aseguró el viernes último, que desde el Ejecutivo provincial “somos fundamentalmente cristalinos y transparentes en esto, el dinero no está, y si no tenemos una autorización de endeudamiento no podemos salir a conseguirlo”, dijo aunque el impacto que tuvo la novedad entre los trabajadores estatales, demuestra que ni tan transparente, ni tan cristalino.
Mamarelli insistió en mencionar la reunión del gobernador con todos los bloques de diputados, y se animó a hablar de “suficiente anticipación y a sabiendas de que el dinero no está, que debemos lograr esta ley de renovación del endeudamiento para poder salir a buscar el dinero que falta”, dijo sin tomar en consideración que la reunión con el bloque opositor que mayor número de legisladores tiene, fue el último en ser convocado por el Gobernador, y de hecho los llamaron a reunirse cuando ya había ingresado el proyecto de endeudamiento el martes.

Cuestión de tiempo

Está claro que el Ejecutivo no fue capaz de anticiparse a los acontecimientos, porque sabía la situación a la que se enfrentaba y no analizó el escenario, porque como afirma el diputado madrynense José María Grazzini, el oficialismo contaba con las manos necesarias para votar el endeudamiento, siempre y cuando estuvieran presentes todos los legisladores de Chubut Somos Todos, los tres de Cambiemos y el trío del Frente de Agrupaciones, pero no se molestaron en prever que nadie faltara a la cita, y fue así que el jueves, cuando estaban dadas las condiciones de sesionar, no contaban con los votos necesarios para seguir.
Tras el fracaso del Ejecutivo, el viernes por la mañana, el diputado Jerónimo García, reconoce que el presidente del bloque Cambiemos, estuvo presente en la Legislatura en el horario que se estimaba la sesión, pero ante las demoras para iniciar el debate, debió irse porque tenía previsto un viaje, algo que evidentemente no contemplaron.
Quizá el Ejecutivo se confió porque en el año, ya aprobó endeudamiento millonario con el acompañamiento de la oposición, pero lo que no tomaron en cuenta, es que cada proyecto debe negociarse, uno a la vez.
Es justo mencionar que, quizá los diputados del PJ-FpV, no habrían llevado la situación al extremo, si no fuere porque de alguna manera, se envalentonaron en la reunión que tuvieron aquel jueves por la mañana con la dirigencia gremial. Ante la ausencia de un negociador que garantizara los votos, el resultado fue el que se conoce.

Consenso

Al parecer, después de analizar las razones del fracaso de la sesión del jueves, el Ejecutivo habría conseguido no sólo los votos de los bloques que eran afines a acompañar el endeudamiento la semana anterior, sino que tendrían además el apoyo de al menos dos e incluso hasta tres diputados del PJ-FpV.
Ahora habrá que esperar que el oficialismo se asegure que nadie falte a la cita en la Legislatura el miércoles próximo, y que lleguen temprano, particularmente porque se estima que habrá movilización de afiliados a ATE, tanto los que rechazan el endeudamiento, como los que piden que se apruebe para que cobren los estatales.
Así las cosas, este fin de semana Arcioni sostuvo que “nosotros siempre vamos con la verdad y vamos a continuar enalteciendo a este gobierno, informando sobre la situación en la que estamos y dando la cara”, dijo, aunque una vez más de modo tardío, porque los estatales se enteraron que no cobraban el sueldo tras el fracaso de la sesión del jueves 30 de noviembre, mientras esa misma mañana arengaban a la oposición a no votar nada que los perjudicara.

Arcioni confía

En sus declaraciones del fin de semana, el gobernador Mariano Arcioni instó a dejar a un costado “las chicanas políticas” para concentrar esfuerzos en “salir adelante”, dijo y confía en que gran parte de los legisladores provinciales acompañen “este nuevo paquete de endeudamiento”, al considerar que algunos diputados “están confundiendo esto con el pacto fiscal que firmé con el resto de los gobernadores, y con la reforma previsional y la reforma tributaria que no firmamos”.
El mandatario sostuvo que desde un sector opositor de la Legislatura “se confunde todo esto y confunden también a la gente”, al explicar que el pacto fiscal rubricado “no perjudica a la provincia del Chubut, al contrario, tenemos un solo juicio (el del 15% de la Anses) que todavía está en trámite y no tiene sentencia. Y a través de eso vamos a tener los bonos de 5.000 millones y de 6.000 millones, beneficiando por 11 años con liquidez para la provincia”.
El Gobernador, valoró el trabajo del ministro de Economía del Chubut, Pablo Oca, e indicó que cuatro días antes de firmarse el acuerdo, el funcionario fue a Buenos Aires a discutir “punto por punto y así se lograron revertir 5 o 6 puntos de ese pacto fiscal”.
“No se va a despedir a nadie, los gastos que se van a disminuir son del ámbito político y no del público”, afirmó Arcioni, aseguró que el objetivo de esta reforma será “optimizar recursos que tenemos en el Estado”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS