HAY INCREMENTO DE SALIDA DE TURISTAS, ADEMÁS DE REDUCCIÓN DE INGRESO EN 15%

El déficit por turismo llegó a u$s 10.000 millones


El Diario | Economia | Regionales | Turismo y Sociedad

El rojo en la balanza del sector turismo llegó este año a un nuevo récord, y en sólo 11 meses. El déficit neto de la cuenta de viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta fue de u$s 807 millones en noviembre pasado, con lo que alcanzó un acumulado de casi u$s 10.000 millones en el año.
«El déficit neto de la cuenta de Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta registró un incremento interanual de 19%, mostrando un crecimiento de los egresos por encima del aumento en los ingresos», explica el informe del Mercado Único y Libre de Cambio distribuido esta semana por el Banco Central (BCRA).
«En efecto, los ingresos brutos totalizaron u$s 210 millones (variación de 4%), mientras que los egresos brutos fueron de u$s 1018 millones (variación de 15%)», detalló el reporte.
«En el 2017 se observó un déficit de unos u$s 9840 millones, mientras que para el periodo análogo del año previo la salida fue de u$s 7790 millones, lo que implica un incremento interanual de 26%», agregó el informe del BCRA.

El saldo negativo en la balanza de turismo es algo estable desde el año 2011, año de elecciones presidencial en el que el dólar empezó a correr desde atrás a la inflación y que terminó con la instauración del cepo cambiario. Desde entonces la cuenta da negativa cada año, aún durante los años de cepo. Y tras la liberación del mercado cambiario y el sostenimiento de un precio del dólar que todavía es percibido como barato, no para de crecer.
«Uno de los principales motivos de este comportamiento se encuentra en la evolución del tipo de cambio real: desde fines de la década pasada, Argentina demuestra tener una fuerte tendencia a la apreciación cambiaria que se sostiene hasta el día de hoy, básicamente debido a distintos intentos de controlar la inflación mediante el anclaje del tipo de cambio nominal», explica un informe de Ecolatina y Key Market en el que se estima bien por encima de los u$s 10.000 millones en déficit turístico de este año.

Porqué preocupa esta tedencia

Así como en la década del 80 se produjo una expansión del turismo internacional y en la década del 90 gran parte de la clase media argentina pudo viajar al exterior por primera vez, estos últimos años no se quedan atrás en términos de flujo de turistas. Según el informe ETI (Estadísticas de Turismo Internacional) que elabora el Indec, en los primeros ocho meses del año hubo 3,08 millones de turistas que salieron del país, un 19 por ciento más que en 2016. En el mismo período, 1,64 millones de turistas –un incremento del 5,7 por ciento– ingresaron a la Argentina según este informe, que solo contempla la vía aérea.
Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales asegura que la Argentina tiene números rojos en todas las cuentas de la balanza comercial. “No me parece que el déficit en turismo sea algo descolgado. Va en línea con que la economía tiene más propensión a comprar que a vender”, complementa.
El tipo de cambio actual, para Elizondo, es el principal componente de la macro que influye en el tema, ya que “la Argentina está cara en dólares”. Sin embargo, hace hincapié en las condiciones que debería desarrollar el país para atraer a más turistas: “Hay problemas de infraestructura, escasez de vuelos, poca promoción turística y el transporte interno es complicado. Ya que la Argentina está alejada geográficamente del mayor flujo de turistas, debemos desarrollar la oferta para ser más atractivos”.

Interpretaciones macro

Fabricio Di Giambattista, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo, prende una luz amarilla respecto a las mediciones. “El MULC está mal hecho, corresponde a una medición de hace 20 años. El problema es que tiene en cuenta todas las compras con tarjeta en el exterior. Antes era siempre presencial la compra, entonces era representativo, pero hoy ya no. Entonces incluye las contrataciones de publicidad de Google, Spotify y hasta Candy Crush”, asegura. Según sus cálculos, el 40 por ciento del MULC nada tiene que ver con el turismo, lo que reduce drásticamente el déficit.
Di Giambattista relativiza el papel del tipo de cambio: “París es uno de los destinos más caros pero Francia es el país que más turistas recibe”.
Lorenzo Sigaut, economista Jefe de Ecolatina, apunta en la misma línea. Considera que el tipo de cambio es decisivo para que los argentinos viajen o no al exterior, pero no tanto a la hora de recibir turistas extranjeros. “Si comparamos los primeros ocho meses de 2017 con los de 2007, los argentinos viajamos 170 por ciento más ahora que hace 10 años. En ese mismo período, el turismo receptivo fue casi constante: disminuyó solo un 3 por ciento”, explica.
Sigaut cree que la tendencia continuará: “El déficit de cuenta corriente, este año, será de 4 puntos del producto. Para el año que viene creemos que crecerá hasta 4,5 o 5 puntos”.


COMENTARIOS

Comments are closed.