CIENTÍFICOS ADVIRTIERON POR POSTULANTES QUE QUEDARON “AFUERA” DEL CONICET

De 73 becarios e investigadores de Madryn sólo ingresó la mitad


El Diario | Politica | Puerto Madryn

Desde el CCT Conicet-Cenpat, científicos manifestaron su preocupación por la situación de los ingresantes a las carreras de Investigador, así como también a los becarios, que habían aplicado a la beca doctoral y postdoctoral, de los cuales entró cerca de la mitad de los postulantes.
En este sentido, advirtieron por el “recorte” en materia de Ciencia y advirtieron que la situación no parecería avizorar una solución inmediata.
La investigadora Virginia Ramallo señaló que “las incorporaciones al Conicet retrasadas este año se conocieron el día jueves, y ahí vimos los números finales a la última convocatoria para el ingreso de Investigador y el de Becarios; estos últimos concursan, tanto para becas doctorales como así también, postdoctorales, es decir, de dos o cinco años” y precisó que “existen dos modalidades de concurso; la personas pueden entrar por temas generales, que son temáticas de investigación, o bien temas estratégicos, que es un plan de temas muy puntuales especificados entre el Conicet y la Provincia”.
En esta línea, recordó que la cuestión “tuvo mucha repercusión el año pasado, inclusive se llegó a tomar medidas de fuerza como la toma del Ministerio de Ciencia y Técnica (en CABA), reclamando por el recorte de los ingresos; hubo una larga tratativa, a lo largo del tiempo, para reubicar a las personas que tenían doble recomendación, o sea las que habían pasado por todas las instancias de evaluación de manera positiva, pero no llegaron a ser nombradas porque había un recorte presupuestario”.

Sin resoluciones

Sobre esto último, precisó que “no se les podía adjudicar, a estas personas, para el cual habían concursado y ganado” y remarcó que “esas mesas de diálogo y negociación llevaron todo el año pasado, y llegamos a esta instancia de diciembre, sin llegar a una resolución concreta”.
En el caso del CCT Conicet-Cenpat, “fueron 11 investigadores afectados, de los cuales sólo dos han resuelto su situación hoy, mientras que el resto está aguardando que se firme un contrato de trabajo con la Universidad Nacional de la Patagonia ‘San Juan Bosco’ o con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)”, indicó, admitiendo que “son personas que tampoco saben si el año que viene van a tener una resolución laboral”.
Se trata de investigadores y becarios que deberían haber ingresado durante el curso de este año: “Son recursos humanos financiados por el Estado, altamente capacitados, que deberían haber estado trabajando y produciendo durante todo este año”, manifestó Ramallo.

Designaciones como docentes

En cuanto a los becarios que no ingresaron, la especialista del Centro Nacional Patagónico explicó que “a ellos, se les dio una prórroga excepcional de la beca que estaban percibiendo, para aquellos que la recibían, mientras que los que no lo hacían, estaban ‘en el aire’, y se esperaba esta resolución”, sumando a ello que “la opción que les daba el Ministerio (de Ciencia y Técnica) era que se los reubicara en alguna de las universidades nacionales, para que cumplieran labores docentes, pero, insisto, no es el trabajo para el cual estas personas concursaron”.
Además, sostuvo que “se les iba a compensar la carga horaria para que tuvieran tiempo de investigar y trabajar; esto era posible en las unidades de doble dependencia; por ejemplo, hay muchos centros de investigación que funcionan dentro de las universidades, pero no es el caso del Cenpat; las once personas afectadas acá, tenían que dedicar parte de su tiempo a la labor docente, donde en muchos casos son profesionales sin antecedentes en docencia, sin capacitación para ese rol, y ocupando espacios donde, en muchos casos, hay muchos docentes en las universidades que trabajan gratis; muchos están como ayudantes ‘ad honorem’, trabajando en cátedras y esperando el nombramiento, además de que están siendo parte de esta labor importantísima, que es capacitar a otros, y ‘de repente’, sólo tienen que ser reubicados los investigadores, lo que genera una situación a contramarcha”.

Becarios e investigadores “afuera”

Consultada sobre la perspectiva de cara a los ingresantes de 2018, Ramallo sostuvo que “tenemos, en el caso particular del Centro Nacional Patagónico, unos 39 ingresantes a Becas, es decir, treinta y nueve postulantes que esperaban formar su beca doctoral o postdoctoral, de los cuales se resolvieron, positivamente, 22; también, para los ingresos a Investigadores, son 34, de los cuales se resolvieron positivamente solamente diez”.
Además, “hay que sumar que, durante este año, no hubo ninguna convocatoria para profesionales de apoyo a la investigación, tampoco la hubo para personal administrativo, que es necesario para el funcionamiento de todo centro”, lamentó la investigadora.
En la misma línea, alertó que “seguimos sin el nombramiento del último miembro del Consejo Directivo del Conicet, que es el doctor (Roberto) Salvarezza, que hace más de un año que espera ser nombra en el cargo para el cual ha sido elegido por todos los integrantes de su área, pero el Ejecutivo retrasa su nombramiento y, últimamente, el argumento es incompatible con su cargo dentro del Congreso de la Nación”.
Esto último “no es verdad, ya que esos cargos no son incompatibles; en todo caso, su nombramiento es reciente y él tendría que haber trabajado como integrante del Consejo Directivo desde mucho antes”.

Plan Argentina 2020: “No se cumple”

A su vez, la investigadora madrynense detalló que “en términos generales, en el país, hubo 1.370 concursantes a Temas Generales, y 837 a Temas Estratégicos; todos ellos suman más de 2 mil personas, pero sólo entraron 600” y, en relación a los próximos pasos a seguir desde el colectivo de científicos, planteó que “por lo pronto, la idea es instalar el tema, porque ya hemos comprobado que, hasta que no lo nombramos, es ‘problemática interna’; no es común para cualquier persona conocer de qué se trata, cuáles son los mecanismos de evaluación para el personal de investigación y el de apoyo, y esto quedaría como ‘agenda cerrada’ si no hiciéramos convocatorias a través de los medios y comunicaciones sobre lo que sucede; esto es parte del mismo proceso de impacto del recorte, y del incumplimiento del plan Argentina 2020, que era una supuesta continuidad en la transición del gobierno pasado al actual, personificado en la figura del ministro de Ciencia (por Lino Barañao), que era el único de las dos carteras que siguió”.
Sin embargo, “ese plan no se está cumpliendo, no se cumplió el año pasado y menos éste”, criticó Ramallo.

La convocatoria a becarios “pasó de largo”

En cuanto a los becarios para el próximo año y aquellos que han quedado afuera, la científica explicó que “están en la misma situación; quienes no han sido evaluados lo serán en la próxima convocatoria; la misma para ingresantes a la carrera de Investigador debería haber sido ahora, luego de conocidos los resultados; pero se corrió para febrero del año que viene, con lo que están incumpliendo el tener que hacer una convocatoria anual; la de este año ‘pasó de largo’ hasta el año que viene, al tiempo que con los becarios pasa lo mismo, tienen que aguardar al próximo llamado de becas para volver a concursar”.


COMENTARIOS

Comments are closed.