EN OTRA JORNADA VIOLENTA, ANOCHE CONTINUABA EL ENCENDIDO DEBATE EN EL CONGRESO NACIONAL

Arcioni y otros gobernadores respaldaron la reforma previsional


El Diario | Economia | Politica | Regionales

La Plaza del Congreso se convirtió ayer en otro campo de batalla entre manifestantes y policías dejando numerosos destrozos, además de un saldo de varios heridos y detenidos. Tras los graves incidentes, anoche continuaba un acalorado debate del proyecto de ley de reforma previsional. Mariano Arcioni y otros gobernadores apoyaron la discusión de la iniciativa del oficialismo. “Dar quórum para que se sesione es parte de esa lógica de hablar con amplitud”, reflexionó el mandatario chubutense.
«Gobernadores de 11 provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se reunieron con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para expresar su apoyo a la reforma previsional que tiene previsto debatir hoy la Cámara de Diputados», sostiene el texto. El gobernador de la provincia, Mariano Arcioni, participó del encuentro y dijo que se debe priorizar el diálogo y el consenso. La diputada nacional por Chubut, Rosa Rosario Muñoz, dio quorum para que el oficialismo pudiera iniciar la sesión y dijo que lo hizo por pedido del mandatario provincial.
El texto del comunicado de los gobernadores expresaba que «el encuentro fue en la presidencia de la Cámara, con la participación del titular del interbloque Cambiemos, Mario Negri; del jefe del Bloque Justicialista, Pablo Kosiner; del de la bancada del Pro, Nicolás Massot y de la diputada Elisa Carrió, entre otros legisladores. Estuvieron el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires); Juan Manuel Urtubey (Salta), Rosana Bertone (Tierra del Fuego); Hugo Passalacqua (Misiones); Alberto Weretilneck (Río Negro); Domingo Peppo (Chaco); Luis Manzur (Tucumán); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Mariano Arcioni (Chubut); Gerardo Morales (Jujuy); Gustavo Valdés (Corrientes)».
Aunque no estuvo presente, desde el Ejecutivo destacaron al mandatario riojano Sergio Casas, por su contribución al quórum a través de su antecesor Luis Beder Herrera.
El encuentro -minutos antes de que comenzara la sesión- se dio a puertas cerradas y sólo trascendió el escueto comunicado difundido por los mandatarios provinciales.
En la cita, el único que habló fue Frigerio, quien agradeció el acompañamiento de los gobernadores con sus diputados y «la defensa de la democracia frente al intento de los violentos, de adentro y de afuera, de impedir el normal funcionamiento de las instituciones».

Diálogo y consenso

Por su parte, el gobernador de Chubut Mariano Arcioni insistió en la necesidad de apelar al diálogo y a la búsqueda de consensos tras responder a la convocatoria del gobierno nacional. “Hemos asistido a la convocatoria porque entendemos que la única manera de encontrar soluciones es a través del debate y del diálogo, siempre marcando los temas en los que no estamos de acuerdo. Dar quórum para que se sesione es parte de esa lógica de hablar con amplitud”, indicó el gobernador Arcioni tras haber participado de un encuentro con gobernadores provinciales.
“Nosotros vamos a luchar siempre por los intereses de nuestra comunidad y eso implica abrir el debate para poner en agenda las preocupación de los vecinos de Chubut. Siempre involucrando a los ciudadanos, que son los receptores y a la vez partícipes de la gestión”, enfatizó Arcioni.

Contra los hechos de violencia

Y agregó: “Cuidar a nuestros jubilados debe ser un compromiso del Gobierno”.
Respecto al encuentro mantenido con los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Valdés (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Alberto Weretilneck (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta); Domingo Peppo (Chaco), Hugo Passalacqua (Misiones), Gerardo Morales (Jujuy), Juan Manzur (Tucumán) y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta remarcó: “Esta reunión con los gobernadores es una muestra de la voluntad de diálogo de las partes y del deseo de alcanzar consensos” e insistió en que el diálogo y la discusión son “las formas de tratar los temas”. El gobernador chubutense repudió los hechos que se produjeron en los alrededores del Congreso Nacional. “Estamos en contra de cualquier acto de violencia, provenga de donde provenga. Nuestra postura –insistió- siempre prioriza el diálogo como canal para hacer llegar los reclamos”.

Gobernadores habilitaron el quorum

Cuando los incidentes en las inmediaciones del Congreso aún no habían cesado, el oficialismo se encaminaba anoche, al cierre de esta edición, a lograr su objetivo de convertir en ley la polémica reforma jubilatoria.
A diferencia de la accidentada sesión del jueves pasado, en la que Cambiemos había fracasado en sostener un quórum que apenas pudo verificarse por segundos, en esta oportunidad el interbloque Argentina Federal cumplió con las directivas de los gobernadores a los que representa y no retaceó el número que el oficialismo necesitaba para arrancar la sesión especial.
El inicio del debate ocurrió luego de la foto tan ansiada por el Gobierno en la que los mandatarios ratificaron en el Congreso su apoyo a la iniciativa.

“Campaña de falsedades”

Luego de una treintena de cuestiones de privilegio formuladas por diputados de la oposición, que incluyó numerosos mociones de orden (que no prosperaron) para frenar el debate ante las virulentas imágenes de los enfrentamientos que se sucedían en las adyacencias del Congreso, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, hizo sonar la sirena de largada al tratamiento de la reforma, tras cinco horas de debate.
El miembro informante del oficialismo, Eduardo Amadeo (PRO), apuntó contra la oposición por haber agitado el debate a partir de una «enorme campaña de falsedades que ha generado angustia en mucha gente que cree que aquí va a salir una decisión que va a empeorar su nivel de vida».

Virulento intercambio

Un duro cruce, el jefe del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, acusó esta lunes a la diputada de Cambiemos, Elisa Carrió de haber sido “funcionaria de la dictadura” en el Chaco, y luego la líder de la Coalición Cívica le contestó que cuando él era ministro de Defensa, tuvo como jefe del Ejército a César Milani, procesado por delitos de lesa humanidad.
El virulento intercambio se inició cuando Rossi tomó la palabra para formular una cuestión de privilegio, momento en que Carrió, a modo de protesta, se levantó de su banca para no escucharlo.
“Vos andate tranquila. Total, ¿para qué te queremos? Te hubieras ido cuando eras funcionaria de la dictadura en el Chaco. Mientras que a nuestros compañeros los mataban en (la masacre de) Margarita Belén vos eras funcionaria de la dictadura en el Chaco”, disparó.
La respuesta llegó por Twitter, cuando Carrió ya se había retirado del recinto. “Habla Rossi, quien tuvo como jefe del ejército a Milani, hoy preso por crímenes de lesa humanidad”, tuiteó la chaqueña.
En su discurso, Rossi embistió contra la bancada oficialista por haber denunciado penalmente a diputados opositores por haber alterado el clima en el recinto y provocado intencionalmente el fracaso de la sesión del jueves pasado para tratar la reforma previsional, informó la agencia NA.


COMENTARIOS

Comments are closed.