ANTE LAS ALTAS TEMPERATURAS QUE ANTICIPA EL PRONÓSTICO

Alimentos frescos y abundante líquido, claves para sortear el verano


Los hábitos saludables son los mejores aliados a la hora de contrarrestar posibles malestares frente a la persistencia de altas temperaturas. La ingesta de frutas y verduras frescas, y la elección de agua en lugar de bebidas alcohólicas son clave.
En este sentido, desde el Ministerio de Salud de la Nación, especialistas transmitieron una serie de recomendaciones para afrontar las altas temperaturas que caracterizan a la temporada de verano, indicando que “beber abundante agua a lo largo de todo el día, comer alimentos frescos, vestir ropas sueltas y claras, prestar atención al estado de ingesta de líquidos y al ánimo de los bebés y los adultos mayores, son algunas de las pautas que las personas deben tener en cuenta en los próximos días durante los que persistirán las altas temperaturas en gran parte del país”.

Pautas para enfrentar el verano

Según el Servicio Meteorológico Nacional, “puntalmente, se esperan temperaturas mínimas entre 20 y 26 grados, y máximas entre 35 y 44 grados en un área de cobertura que comprende el norte de la provincia de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Rioja, Mendoza, sur de Misiones, este de Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, advirtieron.
Por este motivo, desde la cartera sanitaria nacional recordaron a la población que “la adopción de sencillas medidas de cuidado se pueden evitar complicaciones para la salud en esta época del año, especialmente en los bebes, los niños pequeños, las personas mayores de 65 años o aquellos que padecen enfermedades crónicas”.
Algunas de las pautas que recomendaron son “tomar mucha agua durante todo el día, inclusive cuando no se tiene la sensación de sed”, “consumir alimentos frescos, como frutas y verduras” y “evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes”.
Además, sugirieron “usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros”, “tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre” y “protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla”.
En el caso de los lactantes y niños pequeños, resulta clave “darles el pecho a los lactantes con más frecuencia”, “hacerlos beber agua fresca y segura” y “ponerlos en lugares frescos y ventilados”, según mencionaron desde Salud.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS