RAÚL FRANCO ASUMIÓ LA DIRECCIÓN. DIJO QUE VIGILANCIA Y LIMPIEZA SEGUIRÁ SIENDO PRIVADOS

Revisarán las tercerizaciones de servicios en el hospital Ísola


SONY DSCAyer a la mañana, asumió formalmente la Dirección del hospital Andrés Ísola el doctor Raúl Franco. En un acto del que participó el intendente Ricardo Sastre y el flamante ministro de Salud de la provincia, Leandro González, Franco se hizo cargo del nosocomio por segunda vez, ya que había ejercido el mismo cargo entre los años 1992 y 1998. “Tenemos el concepto de que, en salud, se trabaja de manera articulada con todos los sectores, puntualmente con la Intendencia, puesto que el trabajo es más amplio y tiene que ver con la prevención primaria, con el agua potable, las cloacas, la salud de los habitantes de cada una de las ciudades y de toda la provincia”, señaló el pediatra al momento de asumir.
En el Salón Auditorium del nosocomio local, Ricardo Sastre acompañó a Leandro González en la puesta en funciones de las nuevas autoridades de la institución, Raúl Franco como director y Fernando Bosch Estrada al frente del Área Programática Norte. Al respecto, el Intendente felicitó a ambos especialistas, quienes cuentan con una vasta trayectoria en el ejercicio de la medicina y un enorme compromiso con la comunidad. Asimismo, destacó que “en el Municipio, hay un equipo de trabajo dispuesto a trabajar en conjunto, que apuesta al diálogo para lograr el consenso y que siempre priorizará la tarea articulada”.

Reuniones

Luego del acto, el flamante director dialogó con la prensa, donde explicó su plan de trabajo para el tiempo que le toque estar al mando del hospital Subzonal de Puerto Madryn: “En general, lo que queremos es trabajar con los jefes de todos los servicios, queremos que estas reuniones se hagan en forma periódica, porque durante muchos años no se hicieron. Durante la gestión de Villalba se comenzaron a hacer nuevamente, pero fueron tres en todo el año. La intención nuestra es hacerlas más periódicas, semanalmente o cada dos semanas, de forma tal que nos pueda llegar a nosotros todas las inquietudes y las posibilidades de mejorar el servicio en cada una de las áreas”. A su vez, Franco destacó que durante la gestión de su antecesora, Mónica Villalba, “algo muy interesante fue la instrumentación de los Planes Operativos Anuales, porque motivó a los servicios a que confeccionaran el plan operativo para todo el año, fue un aporte muy interesante”.

Analizan contratos

En los últimos días, los servicios de vigilancia y limpieza realizaron una retención de servicios por la falta de pago por parte de la Provincia, algo que se solucionó el último viernes con el depósito correspondiente al mes de septiembre. En relación a estos servicios, Raúl Franco opinó: “Las áreas tercerizadas son las de limpieza, vigilancia y mantenimiento. Consideramos que, tanto en el área de limpieza como la de vigilancia, se debe continuar con este tipo de contrato porque es adecuado económicamente y el servicio es bueno, pero en el área de mantenimiento estamos evaluando la posibilidad de que sea hospitalario”. Además, el director bregó por un pago en término a las empresas A M Service y Servimax: “Esto es de resorte del Ministerio, son contratos que incluyen a mucha gente de modo que se tiene que instrumentar una forma para que, sabiendo que estos contratos son fundamentalmente para pagar los sueldos de la gente, deberían considerarse con la misma responsabilidad que el pago de los salarios de los trabajadores que pertenecen al sistema, que siempre en tiempo y forma se están pagando. Creo que estos contratos deberían tener la misma urgencia, esperamos que con esta gestión se pueda cambiar eso”.

El financiamiento

Con respecto a la situación económica del Ísola, Franco expresó que la mayor parte del dinero proviene de las arcas provinciales, aunque desde el propio hospital debe mejorarse el arancelamiento: “El hospital tiene financiamiento a través de la provincia y financiamiento propio a través del arancelamiento, pero de cualquier manera está muy lejos de poder autofinanciarse, o sea que sí o sí requiere del dinero provincial. Este es un hospital muy grande, tiene 800 trabajadores en su sistema, tiene estos contratos tercerizados, o sea que sí o sí necesita del Estado Provincial”. De todas maneras, el pediatra expresó que su trabajo se centrará mayormente en la parte médica y laboral: “Considero que la financiación es importante, pero no depende tanto de nosotros, más allá de mejorar el arancelamiento y de que se recuperen esas prestaciones. Me parece que la Dirección tiene más injerencia en mejorar el trabajo intrahospitalario, en los servicios, buscar protocolizar todas las funciones, las patologías más habituales, poder estimular el trabajo en equipo. Desde ese lugar es más importante mi función, tratar de restablecer los vínculos y trabajar en equipo e intersectorialmente”.

Conflicto en la Guardia

Otro de los frentes de tormenta que tiene que capear el nuevo responsable del Ísola, es el conflicto con los médicos del servicio de Guardia, quienes renunciaron a las guardias pasivas y se encuentran en una situación laboral difícil: “Hemos hablado con ellos, todavía no lo hemos podido resolver, pero hay un acercamiento, al menos podemos hablar, pero todavía nos falta poder resolverlo. Falta una coordinación en ese servicio, que no la hay, falta incorporar más profesionales porque eso va a hacer que estén menos exigidos. Al tener limitación de personal hay que organizar las guardias solicitando la sobrecarga de algunos y eso no genera el mejor ámbito, de modo que estamos acercando posiciones, pero no está solucionado por ahora”.

Conflicto con los cirujanos

Por último, el doctor Raúl Franco también hizo mención al conflicto que vive la provincia con todos los cirujanos del Chubut, quienes presentaron su renuncia ante la denuncia en la Justicia presentada por el ex ministro José Manuel Corchuelo Blasco. En ese sentido, el director del hospital madrynense aseguró que el conflicto fue creado exclusivamente por al anterior gestión ministerial: “Yo considero que ese fue un conflicto creado por el Ministerio anterior, porque los cirujanos son médicos del hospital que trabajan en condiciones no ideales, con falta de insumos. La falta de insumos en un área no impacta tanto como la falta de insumos en otra área, que falten insumos en un área de quirófanos, donde la atención de un paciente en una situación crítica requiere de una provisión adecuada, de calidad y en tiempo y forma. La falta de esa provisión a veces le suma un estrés al cirujano y al equipo quirúrgico que está interviniendo, ya de por sí tienen el estrés de la atención de esos pacientes críticos y a veces se le suma ese estrés adicional. Si bien los médicos cirujanos han hecho algunas medidas de fuerza, también la comunidad tiene que saber que se siguió trabajando, hay cientos de operaciones que se hicieron. Creo que fue un conflicto creado, que se va a solucionar, esa instancia judicial creo que no fue adecuada porque primero tiene que haber un paso administrativo a nivel hospitalario y por lo que yo sé no hubo ningún trámite interno, sino que se judicializó. Yo creo que eso no va a tener mucho futuro, creo que se va a resolver y vuelvo a repetir que creo en el compromiso de todos los trabajadores, habrá muy poquitos que actúen por conveniencia personal, pero no creo eso de la mayoría de los trabajadores, que trabajan en el hospital público porque tienen un compromiso”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS