MÁS DE TREINTA PAÍSES, ENTRE ELLOS ESTADOS UNIDOS Y NUEVA ZELANDA

Presentaron una protesta internacional contra la caza de ballenas de Japón


Más de 30 países presentaron este lunes, en Tokio, una protesta conjunta por la reciente decisión adoptada por el gobierno japonés de retomar en la Antártida su polémico programa de pesca de ballenas con fines científicos.
La protesta, integrada por 33 países entre los que se cuentan todos los de la Unión Europea, además de Estados Unidos, México, Australia y Nueva Zelanda, se plasmó en una nota diplomática entregada este lunes al gobierno de Tokio por el embajador neozelandés en la capital nipona, según detalló la agencia Kyodo.

De nuevo a la caza

La semana pasada los balleneros nipones zarparon por primera vez con rumbo a la Antártida desde que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) resolviera en marzo de 2014 que Japón debía detener su programa porque claramente no respondía a intereses científicos.
En su veredicto el CIJ exigió a Tokio reducir en dos tercios el volumen de capturas si quería retomar esta campaña.
De este modo, Japón reinició este año el programa reduciendo a 333 ejemplares de ballena minke común o ballena enana la cuota máxima de captura, algo que en cualquier caso desató las quejas de grupos ecologistas y de países miembros de la Comisión Internacional Ballenera (CBI).
Japón, que firmó la moratoria total de las capturas con fines comerciales de ballenas que entró en vigor en 1986, emprendió al año siguiente programas de capturas científicas defendiendo que están amparadas por el artículo VIII de la Convención de 1946 de la CBI.
Sin embargo, estos programas han sido duramente criticados por muchos países que los consideran pesca comercial encubierta, dado que la carne de los especímenes capturados y estudiados es posteriormente vendida.
Japón mantiene además otro programa de capturas con fines científicos que se desarrolla en el Pacífico Norte.

Rechazo a la matanza japonesa
En un comunicado, el Instituto de Conservación de Ballenas mostró su repudio al plan japonés de caza de ballenas: “Desafiando a la Corte Internacional de Justicia y a la voces de los más reconocidos investigadores, Japón zarpa nuevamente a iniciar la caza de ballenas en aguas del Santuario del Océano Austral. De este modo, Japón unilateralmente inicia su nuevo programa de cacería NEWREP-A tras el fallo de la Corte que le ordenó dar fin al programa Jarpa II. En el mes de octubre pasado, Japón, presentó ante las Naciones Unidas un documento expresando que excluye a la Corte Internacional de competencias sobre disputas que surjan de o en relación a la investigación, conservación, gestión o explotación de los recursos vivos del mar. Claramente, quedó expresado que está decidido a eludir las decisiones de la CIJ sobre los permisos que concede a su flota pesquera para capturar ballenas con supuestas finalidades científicas. El nuevo plan nipón contempla la matanza anual de 333 ballenas minke entre 2015 y 2027”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS