Micky Sosa: “Muchos piensan que esto es una locura, y no lo vamos a negar”


MICKY SOSA - 1El empresario turístico de Puerto Madryn partirá hoy en una travesía que implicará recorrer alrededor de 400 kilómetros por día, para hasta llegar a Alaska, atravesando diferentes países de Centroamérica en una arriesgada aventura familiar. Sosa llegará alrededor de las diez de la mañana al Monumento al Indio Tehuelche, acompañado por una caravana de motos, desde donde continuará su viaje junto a su esposa, Pamela Liberatti.
“Se nos ocurrió Alaska”
“Con mi familia somos de viajar y conocer”, contó Micky Sosa y relató que “ya habíamos acompañado a un amigo que corría en el último Dakar y lo hicimos con toda la familia, mi mujer, nuestros cuatro hijos y mi sobrina. Ahí viajamos hasta Lima, Perú, y decidimos seguir un poco más para ir conociendo. Siempre estamos con ganas de hacer cosas nuevas, hasta que surgió esta idea. Ya habíamos hecho un primer viaje en moto hasta Río de Janeiro, que surgió de la nada porque fuimos a Córdoba y terminamos en Brasil”. Entonces, “pensábamos hacer un viaje pero no sabíamos adonde, y se nos ocurrió Alaska, que aún no conocíamos”, contó Sosa y agregó que “al haber hecho el acompañamiento en el Dakar con la camioneta, queríamos armar un camión, que era más cómodo y algo diferente. Pero después nos dimos cuenta de que no íbamos a llegar con el tiempo para armarlo y queríamos viajar ahora, así que pensamos usar otro vehículo. Empezamos a buscar y surgió de mi señora ir en la moto, que ya teníamos. Diagramamos la hoja de ruta como para tener un bosquejo de por dónde vamos a ir y nos fijamos unos seis o siete meses de viaje, que es lo que podemos llegar a hacer sin problemas”.
Equipa Dos
En el marco de la larga travesía que tendrá por delante junto a su esposa, Sosa detalló que “en la moto vamos a llevar el equipo de campamento, es decir la carpa, el calentador, cosas muy simples como té, café y leche en polvo, así en caso de tener que parar en medio de la ruta, podamos armar la carpa y estar ahí sin problemas”. También, “algunos días podremos estar en algún hostel, camping o bien en la ruta, además de que muchos ‘amigos virtuales’ nos han llamado y nos aseguraron que podíamos pasar por sus casas para descansar y comer allí. No pensábamos que se iba a difundir de esta forma”, contó. Sobre esta línea, el empresario turístico confesó que “muchos piensan que todo esto es una locura, y no lo vamos a negar, pero vamos con mucha seguridad. Hoy aprovechamos mucho la tecnología, por ejemplo, vamos a ir con un localizador satelital, más que nada por nuestros hijos que quieren saber cómo estamos y adonde, por lo que van a poder rastrear nuestro recorrido por Internet”.
Hoja de ruta
El matrimonio viajará a bordo de una moto Yamaha Super Tenere 1200, modelo 2011. “La hemos usado muy poco acá, tiene nada más que 17 mil kilómetros y solamente la usamos para ir a Río de Janeiro”, afirmó Sosa. Sobre el recorrido que prevén realizar, indicó que “el primer día vamos a ir hasta Neuquén, luego a Mendoza. De ahí cruzamos hasta Santiago y subimos por el Pacífico. Después, vamos a hacer todo el “Eje Cafetero” por Colombia, por el medio y hasta las sierras. En principio no íbamos a cruzar por ahí pero unos conocidos colombianos nos lo sugirieron y nos pasaron datos. Luego, llegaremos hasta Cartagena y cruzaremos por Ferry a Panamá, en caso de que esté disponible, aunque es bastante complicado el cruce hasta Panamá. Sino, hay que cruzar por avión o a través de un barco de carga o velero grande, que ya sabemos que hay. Pero esa parte va a ser una lotería, aunque la otra opción sería ir hasta Bogotá y cruzar la moto por avión hasta Panamá. Desde allí, vamos a ir por Guatemala, Honduras y El Salvador, que es una zona chica y a pesar de que es muy bonita, no es muy segura por lo que nos han comentado. Esa parte vamos a tratar de pasarla rápido, hasta llegar a Mazatlán, en Méjico, y tomar un Ferry hasta el Cabo San Lucas, en Baja California”.
Puerto Madryn en Alaska
Finalmente, “desde ahí iremos nuevamente por el Pacífico hasta donde podamos llegar de Alaska. Mi idea es llegar lo más lejos que podamos, estimo que será a principios de la primavera de allá, ya que todavía puede haber nieve”, manifestó Sosa y aclaró que “el frío no es un gran problema, pero sí que corten las rutas por el tema de la nieve”. A su vez, comentó que una vez que arriben al último lugar del viaje, entro de Alaska, “dejaremos el libro que me dio Ricardo Sastre. Le dije que quería algo de Madryn para poder llevar y me dio ese libro, el cual voy a dejar en el último lugar por el que pasemos”. Como cierre de la travesía, Sosa contó que “desde ahí vamos a estar cruzando por Canadá hasta las Cataratas del Niágara y bajaremos por el Atlántico hasta Miami. En esta última ciudad, para no volver a hacer la misma ruta por Centroamérica, la idea es cruzar en avión hasta Manaos o la parte de Perú donde vamos a bajar por el Amazonas hasta Brasil, y desde allí de vuelta a casa”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS