JUICIO POR EL TRIPLE HOMICIDIO EN SARMIENTO

Inspeccionaron el canal donde encontraron el silenciador y el celular de Marisa Santos


triple crimenEste viernes, los tres jueces del tribunal, la Fiscalía, la querella particular y la Defensa Publica, participaron de la inspección ocular en el canal de riego, donde los investigadores encontraron el silenciador y el celular de la víctima. También declaró Daniela, la hermana menor de Marisa. Dijo que Lamonega se enojó al confirmar que ella y su marido, el domingo 23, habían estado en un campo en Santa Cruz. Asimismo, brindó su testimonio la ex esposa del imputado. La testigo, ratificó los dichos de Silvia Santos, con respecto al hallazgo de las joyas de Marisa, en la casa de uno de los hijos del apicultor.

La audiencia

En el undécimo día, de audiencias de debate oral y público, por los asesinatos de Marisa Santos y sus hijos Lucas y Victoria Ramis, se escucharon siete testimonios.
En el inicio de la jornada, ofreció su testimonio el psicólogo que atendió a Marisa, desde julio del 2013, hasta el 14 de noviembre del año pasado. Mediante el sistema de video conferencia, desde la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, el profesional explicó que el motivo de consulta estaba vinculado con la inestabilidad laboral de Marisa. Esta situación le generaba sentimientos de tristeza y angustia, indicó el profesional.
Asimismo, el especialista refirió que Marisa tenía una personalidad muy sensible, con gran capacidad de empatía con el otro. También agregó que su mayor preocupación era el sostenimiento económico de sus hijos.
En otro tramo de la audiencia, declaró Daniela Santos, la hermana menor de Marisa. Su testimonio coincidió con el de sus hermanas, respecto de las características personales de Lamonega, los mensajes de texto ofensivos y las situaciones intimidantes, que el grupo familiar atravesó, desde la separación entre el imputado y su hermana.
En otro orden, confirmó que el domingo 23 de noviembre, viajó junto a su esposo e hijos, al campo de un familiar, ubicado en la zona de Perito Moreno (Santa Cruz). Regresaron a Sarmiento, el lunes por la madrugada. Al mediodía, realizaron compras en el centro y observó la camioneta de su hermana, estacionada frente a la Escuela n°82. Dijo que le llamó la atención, pero pensó que estaría comprando, en un kiosco de la zona.
A las 14 horas, se presentó Lamonega en su casa; la testigo indicó que era una situación atípica, en función que no se dirigían la palabra, desde que el imputado y Marisa habían interrumpido su relación.
Según la declarante, Lamonega le pidió el número de teléfono de la prima de Marisa que vive en Comodoro. Le informó que Marisa y los chicos habían viajado el domingo, y no lograba contactarse. «No me contesta, algo malo paso» agrego el acusado.
En este marco, señaló que cuando el sospechoso confirmo que Daniela y su familia, no habían estado en Sarmiento, durante el domingo, se mostro muy enojado y le dijo » yo vine dos veces ayer, y vos no estabas».

Perros muertos

Por último, prestó declaración testimonial una vecina, de la madre de Claudio Lamonega. En la oportunidad, la testigo narró que en el año 2009, al regresar de unas vacaciones, las dos perras que tenía en su patio, habían desaparecido. Unos días después, al regresar de su trabajo caminando por calle Patagonia, el imputado la interceptó y le dijo: «¿Vos querés saber qué pasó con los perros? Yo te los mate», luego agregó: «¿Querés verlos?, los deje colgados en la cerca».
Finalmente, se informó que mañana finaliza la etapa de declaración testimonial. Entre otros, está convocada a declarar la madre de Marisa Santos. También la madre, la hermana y uno de los hijos, de Claudio Lamonega.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS