EL HECHO HABRÍA OCURRIDO EN LA COMISARÍA 2ª EN SEPTIEMBRE DEL AÑO PASADO

Imputaron en Madryn a una mujer policía por vejaciones y abuso sexual


La jueza Stella Eizmendi de Puerto Madryn elevó a juicio oral y público a una mujer policía que presta funciones en esta ciudad acusada de vejaciones y abuso sexual simple que habría cometido la noche del 21 de septiembre de 2014.

“Tranquila bonita, tranquila”

En la noche del 21 de septiembre del año pasado, la víctima circulaba junto a su novio en un vehículo por la avenida Pedro Derbes, cuando fue detenida por un móvil policial. Entre los policías actuantes hicieron descender a los ocupantes del vehículo, empujando a la joven y cuando intentó llamar a su madre para contarle lo que estaba pasando, una mujer policía le sacó el celular y lo tiró al piso.
Los jóvenes fueron demorados por averiguación del delito de desobediencia, y trasladados a la Seccional Segunda. En el pasillo de la seccional, estando de frente hacia una pared, una empleada policial le habría tocado la cola y la golpeó en las piernas. Mientras, le habría abierto las piernas dándole golpes en los tobillos, y mientras la tenía en esa posición, según la denuncia de fiscalía, le apoyó su cuerpo muy cerca y comenzó a tocar sus partes íntimas diciéndole: “Tranquila bonita, tranquila…”.
Por estos hechos, la mujer policía irá a juicio acusada de “vejaciones en concurso con abuso sexual simple”.

Secuelas

De las conclusiones del perito surge que la víctima presenta secuelas como “vulnerabilidad física y psicológica. Sentimiento de indefensión por las características del accionar policial”. Así como “presencia de ansiedad persecutoria que la mantiene con sentimientos de hipervigilancia en relación a la accionar de las Fuerzas de Seguridad”, “sentimientos de indefensión adquirida, que la determina hacia una dependencia de terceras personas para la realización de actividades que anteriormente al hecho podía efectuar de un modo autónomo”, “manifestaciones sintomáticas de tipo físico, con una clara etiología psicogénica, tales como taquicardia, sudoración, etc.”, así como “trastorno para conciliar el sueño, pesadillas a repetición”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS