SEGÚN UN ESTUDIO EN ESTUDIANTES DEL ÚLTIMO AÑO

En los secundarios de Estados Unidos ya se consume más marihuana que tabaco


Según una encuesta financiada por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de Estados Unidos y llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Michigan, por primera vez, los estudiantes de secundaria de último año fuman más marihuana que tabaco.

Menos tabaco

Aunque lo notorio de la investigación es que reflejó no una aumento del consumo de marihuana, sino una reducción en el consumo de tabaco, el consumo diario de marihuana se mantuvo relativamente estable en un 6%, mientras que los estudiantes que dijeron que fumaban cigarrillos todos los días se redujeron de un 6.7 a un 5.5% en 2014.
La misma tendencia se observó en los campus universitarios: un informe reciente mostró que más estudiantes universitarios (un 6%) fuman ahora un porro de marihuana todos los días que un cigarrillo (un 5%).
«Aunque no hemos observado aumentos en el consumo de marihuana, seguimos viendo un deterioro en el riesgo percibido de la marihuana», apuntó el doctor Wilson Compton, subdirector del NIDA. «Con frecuencia, eso ha predicho un mayor uso de marihuana en años futuros».

Posibles daños

El doctor Scott Krakower, jefe asistente de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York, dijo que la percepción de que la marihuana no es nociva podría deberse a varios factores.
Éstas incluyen que los adolescentes ven que se está usando para tratar ciertas afecciones médicas, y que se está legalizando por todo el país. «La droga se está legalizando, y quizá los padres también la consideren como menos nociva», comentó. «Sin duda veremos un aumento en el consumo de marihuana».
Pero Krakower dijo que la marihuana puede ser dañina. «La marihuana puede dañar al pensamiento y la memoria, reducir el coeficiente intelectual y aumentar los problemas mentales, sobre todo en los adolescentes jóvenes», advirtió. «A medida que la marihuana se legalice, tendrá que ser controlada como los cigarrillos».
Compton anotó que ha visto muchas noticias positivas sobre las tendencias de consumo de drogas de los jóvenes.
«Estamos observando un descenso en el uso de analgésicos recetados», dijo. «Las cifras han bajado mucho respecto a hace apenas cinco años».
El consumo de cigarrillos entre los adolescentes está en su nivel histórico más bajo, señaló Compton. «La noticia sobre otras formas de tabaco no son buenas, y eso sigue siendo un gran problema», lamentó. Además, el uso de los cigarrillos electrónicos es mucho más alto que hace un año.

La encuesta

El nuevo informe incluyó datos de casi 45,000 estudiantes de cerca de 400 escuelas públicas y privadas de Estados Unidos. La encuesta mide el consumo de drogas y las actitudes hacia las mismas de estudiantes de octavo, décimo y décimo segundo cursos.
«Aunque tenemos muchas buenas noticias en varias áreas, queda mucho trabajo», dijo Compton.
El consumo de drogas ilegales aparte de la marihuana se ha reducido en todos los estudiantes de secundaria. Entre los estudiantes de último año de secundaria, más del 38% dijeron que habían usado una droga ilícita en el año anterior, y el 15% dijeron que habían usado una droga ilícita que no era marihuana.
La creencia de que la marihuana es peligrosa sigue en declive: casi el 32% de los estudiantes de último año de secundaria dijeron que podría ser peligrosa, frente a un 36% el año pasado.
El consumo de marihuana sintética se ubica en un 5.2% de los estudiantes de último año de secundaria, frente a un 11.4% en 2011.
El consumo de heroína también está en un bajo histórico, con un 0.3% de los estudiantes de octavo curso, y un 0.5% de los estudiantes de décimo y décimo segundo cursos.
El uso de MDMA (conocido como éxtasis o Molly) y de LSD está estable en general, o ha disminuido. En 2015, más del 3% de los estudiantes de último año de secundaria dijeron que usaban MDMA, en comparación con el 5% en 2014.
El uso no médico de Adderall, que por lo general se administra para tratar el TDAH, sigue siendo alto, con un 7.5% de los estudiantes de último año de secundaria.
El uso de analgésicos narcóticos recetados sigue bajando: apenas un 4% de los estudiantes de último año de secundaria usan Vicodin, frente a un 10.5% en 2003.
Menos adolescentes están fumando cigarrillos. Por ejemplo, el uso de tabaco de los estudiantes de décimo grado se ha reducido en casi un 55% en cinco años, de un 6.6% a un 3% este año.
Las tasas de otros productos de tabaco y de los cigarrillos electrónicos, aunque no han cambiado significativamente respecto a 2014, siguen siendo altas: casi un 20% de los estudiantes de décimo segundo grado usaron narguiles, un 16% usaron cigarrillos electrónicos y cerca de un 16% fumaron cigarros pequeños.
Más o menos el doble de chicos que de chicas utilizan cigarrillos electrónicos, un 21.5 frente a un 11%.
El consumo de alcohol sigue en declive. Alrededor del 17% de todos los estudiantes de décimo segundo curso informan atracones de bebida, frente a poco más del 19% en año pasado.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS