LA PROVINCIA LE DEBE A LA EMPRESA SERVIMAX TRES MESES DE SERVICIOS

El hospital Ísola otra vez sin seguridad por falta de pago


20151215_104905Por cuarta vez en el año, los trabajadores que prestan el servicio de vigilancia en el hospital Andrés Ísola de Puerto Madryn comenzaron con una retención de servicios, debido a la deuda de tres meses que tiene el gobierno provincial con la empresa Servimax, concesionaria de esta área. La medida comenzó ayer a primera hora de la mañana y alcanza a casi todos las áreas del nosocomio y también a los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS): “De nuevo volvimos con el problema de la falta de pago de la provincia para con la empresa, así que nos vemos en la obligación de comenzar una retención de servicios, debido a que no cobramos desde el mes de septiembre. Como siempre, vamos a dejar una guardia mínima en la base con el monitoreo, vamos a atender lo esencial que es la morgue, pero después ningún puesto está cubierto, los centros de salud están sin seguridad, más o menos la medida siempre es la misma”, explicó Laura Salazar, apoderada de la empresa.

Insostenible
Según explicaron desde la empresa, el último mes percibido fue agosto lo cual, al mantener a todos los empleados y las obligaciones fiscales al día, la situación financiera de la empresa se hace demasiado complicada: “El último mes que cobré fue agosto, después no volví a cobrar nada más. Nosotros nos habíamos acomodado más o menos hasta 60 días como para poder continuar trabajando normalmente, pero ya pasando los 90 días y entrando al cuarto mes de servicio, ya no se puede continuar. Esto complica todo por la fecha, ya estamos sobre las fiestas, yo estoy con mis obligaciones fiscales al día, pero hasta hoy, de acá en más no se puede seguir. La perspectiva es negrísima, por eso creo que es el peor mes que hemos vivido en el año”. Según dijo Salazar, los trabajadores que dependen de Servimax dentro del hospital son 20, a los que se le hará muy difícil volver a pagarle los sueldos y más difícil aún los aguinaldos.

Sin respuestas

Respecto a si tuvieron alguna información por parte del gobierno provincial, Laura Salazar señaló que “el puente de comunicación que tenemos nosotros es la gente del hospital, vino a hablar con nosotros el nuevo director del Área Programática Norte, Fernando Bosch, que amablemente nos dio su punto de vista, pero no nos pudo dar ninguna solución. La respuesta de Economía es que no hay plata y así estamos. Con el nuevo director no pudimos hablar, la doctora Franco sí habló con nosotros la semana pasada, cuando estábamos en las tratativas para que nos paguen y también con la directora Administrativa Sabrina Tristán, que es la que siempre está en contacto con nosotros”.

Anulado

A diferencia de meses anteriores, supuestamente el dinero adeudado se había depositado, pero desde el gobierno que en su momento encabezaba Martín Buzzi, el mismo fue anulado: “Bosch nos dijo que estuvo en contacto permanente con el Ministerio de Economía hasta hoy a la mañana, pero la respuesta de allá ha sido que no hay plata. Lo que pasó diferente este mes al resto del año fue que nosotros el día 4 de diciembre fuimos notificados por la Dirección del hospital de que los depósitos estaban hechos y se habían reflejado en el sistema, pero pasó el fin de semana largo y el miércoles, primer día hábil, nos encontramos con que no estaban los depósitos. Cuando vinimos a preguntar nos dijeron que los habían anulado. No tuvieron justificativo, el señor Fernando Bosch nos dijo que no tenía noción de qué es lo que había pasado porque nunca sucedió y sorprendió a todos. Según explicó, eso lo hizo la gestión pasada y cuando ellos llegaron se encontraron con esa sorpresa”, relató la apoderada de la empresa Servimax, quien agregó que “según lo que nos planteó Bosch, el hospital Alvear de Comodoro está en la misma situación que nosotros, pero somos los dos únicos hospitales de la provincia que no cobramos”.

La limpieza por ahora sigue

AM Service, empresa que se encarga de la limpieza y comidas del hospital Andrés Ísola, se encuentra en la misma situación que la que presta el servicio de vigilancia, con una deuda que supera los tres meses. El Diario se comunicó con Mario Castro, titular de AM Service, quien reconoció la deuda por parte de la provincia, pero aseguró que por el momento continuarán prestando el servicio “hasta que se acomoden las nuevas autoridades provinciales”,


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS