FALLECIÓ MARIANO VAN GELDEREN

El Golfo está de luto


whale_watchinConocido por todos como el “Rey de las Ballenas”, a la edad de 71 años dejó de existir Mariano Van Gelderen. El “Gordo”, como le decía sus amigos, fue el pionero de los avistajes de ballenas en Chubut en Puerto Pirámides y falleció en la madrugada de este martes en su querida Pirámides, pueblo donde dejó una impronta imborrable a fuerza de pasión por la naturaleza.
Fue guía de expediciones de Jacques Cousteau, y cineastas franceses filmaron un documental sobre su trabajo. Durante la década del 70 se convirtió en el precursor de una actividad que hoy moviliza a miles de personas al año para ver a las ballenas en el Golfo Nuevo sin saber que años después, ese rincón del planeta, se convertiría en uno de los atractivos más visitados del país, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.
Van Gelderen fue velado en Puerto Madryn ayer martes para luego ser trasladado hacia Puerto Pirámides donde se le dió cristiana sepultura.

Una vida plena

Como señala el fotógrafo Alejandro Avampini en el sitio ecohosteria.com.ar, “Mariano Van Gelderen, es una leyenda viva en cuanto a Avistajes de Ballenas en Península Valdés se refiere. Su enorme poder de observación y conocimiento lo llevaron y lo siguen llevando a ser un avanzado para su época. Bohemio incurable, utiliza su verborragia para dar siempre el alerta en materia medioambiental y en opinar como deberían ser las cosas”.
“Empezaba la década de 1970 y su tío en San Isidro provincia de Buenos Aires, le ofreció trabajo vendiendo yerba mate en la Patagonia. Trabajo que aceptó encantado instalándose inmediatamente en Trelew. Los muchachos del rugby de la zona lo “capturaron” y a los dos días de llegar lo invitaron a una playita “acá nomás”. Una distancia que en la cabeza de un porteño difícilmente encajaba, 160 kilómetros de ripio que separan Trelew de Puerto Pirámides. “Realmente fue una aventura magnífica”, recuerda. “El agua le llegaba a uno al cogote y miraba para abajo y se veía los pies… descubrí un mundo nuevo”. Mariano Van Gelderen y Raúl Martino en Puerto Pirámides Muy pronto Mariano conocería a Eugenio Cora, dueño de un almacén de ramos generales, en Puerto Pirámides quien le comentaría que por esos días unos americanos estaban estudiando a las Ballenas, y es cuando conoce a Roger Payne del Instituto de Conservación de Ballenas, reconocido mundialmente por sus estudios posteriores sobre estos enormes cetáceos, en ese momento se da cuenta de la diversidad de fauna que hay, elefantes marinos, ballenas, lobos marinos, pingüinos, dice Van Gelderen, “y empecé a pensar, ¿qué hace la gente en Buenos Aires que no conoce esto?”. Era evidente que lo de la yerba mate no era lo suyo.
Ya había comenzado a llevar gente a pescar a la lobería durante el verano, cuando en 1972 realiza el primer vuelo en helicóptero junto a Jacques Ives Cousteau. El objetivo era individualizar Ballenas en el Golfo Nuevo, aunque sólo lograron divisar algunas nadando con rapidez o afincadas en el San José. Sería al año siguiente que encontraría las primeras madres con cría establecidas en el Golfo Nuevo, y comenzaría –ahora sí– a llevar de a dos o tres turistas en un pequeño bote a ver ballenas. Dando comienzo a la era de Avistajes de Ballena, paralelamente en distintos lugares del mundo se estaba comenzando con esta disciplina de ecoturismo que en la actualidad moviliza a multitudes. Así fue que un joven aventurero se estableció dentro de la Península Valdés, en un pueblito llamado Puerto Pirámides, que por entonces vivían unas decenas de personas”.
Hoy, Puerto Pirámides y todo Chubut están de luto por su partida, pero con la conciencia que la obra del “Rey de las Ballenas” es para siempre.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS