El Ejército turco admitió que mató más de 100 milicianos kurdos esta semana


El Ejército turco informó que desde el martes pasado mató al menos a 102 «miembros y simpatizantes» del PKK, la principal guerrilla kurda que participaba de un proceso de paz con Ankara hasta hace apenas unos meses. El Estado Mayor publicó además en su página web que tres militares y un civil también fallecieron en los combates y los ataques que ya se han vuelto parte de la vida cotidiana en el sureste de Turquía, donde se concentra la mayoría de la comunidad kurda, un grupo étnico históricamente perseguido dentro de ese país, informó la agencia de noticias EFE. El informe publicado da cuenta de la última operación masiva del Ejército en esta parte del territorio. Según varios diarios locales, alrededor de 10.000 efectivos de la Policía y del Ejército participan de esta ofensiva contra la guerrilla kurda, que ha terminado de aislar la región del sureste del país a gran parte de la prensa nacional e internacional. En medio de este vacío de información -con excepción de los partes del Ejército-, la principal fuerza política prokurda, el Partido Democrático del Pueblo (HDP), denunció que la operación militar ya dejó al menos 60 civiles muertos y ha sometido a varios pueblos y ciudades a semanas de riguorosos toques de queda, que han sembrado el terror. El Ejército ha entrado con tanques a muchas de estas localidades y miembros del PKK o activistas locales han tratado de defenderse levantando barricadas en las calles. Algunos habitantes han podido describir la situación a medios internacionales como «situaciones de guerra urbana». Tras una lluvia de denuncias de organizaciones de derechos humanos y grupos de izquierda, el Consejo de Europa expresó recientemente su preocupación por posibles violaciones de los derechos humanos bajo los toques de queda y por la imposibilidad de que los periodistas puedan acceder a esas localidades para informar.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS