SOSTIENEN QUE DEBE REABRIRSE LA CAUSA

El caso Antillanca, con nuevos testigos y cuestionamientos a la Justicia


ANTILLANCA - NOVEDADES - LAURA CORDOBAA pocas semanas de que fueran absueltos Laura Córdoba y el ex comisario Carlos Alberto Sandoval por su presunta participación en el asesinato de Julián Antillanca, la oficial de policía rompió el silencio. Junto a Martín Solís, los efectivos habían sido condenados a la pena de reclusión perpetua al haber sido encontrados responsables de la muerte del joven, ocurrida en 2010. Luego de cinco años, dos juicios y muchas dudas respecto de las declaraciones de la testigo de identidad protegida de la Fiscalía, las familias de los policías involucrados afirman que aún no se ha encontrado al asesino de Antillanca y sostienen que el fallo que condenó a los policías se dio en un marco de una “presión social” reconocida por los jueces que dictaron la sentencia.

“Debemos limpiar nuestro nombre”
Así lo afirma Laura Córdoba, quien fue condenada a la pena de reclusión perpetua por haber participado del crimen de Julián Antillanca, pero que luego fue absuelta tras comprobarse su inocencia. “Estoy contenta por un lado pero por el otro, triste por mis compañeros”, manifestó la efectiva policial y agregó que “la verdad es que la impugnación que presentamos fue para que saliéramos los tres, somos inocentes y hace tiempo que venimos diciéndolo. Con la nueva información que surgió, entiendo que nos favorecería porque no sólo salimos en libertad, sino que se estaría limpiando nuestro nombre. Tal vez podrían haber salido antes”, en relación a Martín Solís y Jorge Abraham, aún tras las rejas. Córdoba sostuvo que durante el primer juicio estuvimos casi un año y Martín (Solís) un poco más, casi año y medio. Ahora, en esta segunda vez, cinco meses Martín, Fernando y yo y Pablo salió absuelto en el segundo juicio que se realizó”. A su vez, la policía comentó que recientemente visitó a Martín Solís y Jorge Abraham y adelantó que “están un poco bajos de ánimo, pero nosotros seguiremos peleándola por ellos”.

Presión social
Laura Córdoba afirmó que junto a sus compañeros fueron condenados por la opinión pública antes que por la Justicia y remarcó que “desde el principio se apuntó a los policías, nunca les interesó trabajar sobre otra línea de investigación, que podía ser más creíble y certera. Siempre nos apuntaron y se descartaron todas las otras hipótesis y pruebas”. Sobre el accionar de los jueces que emitieron la sentencia a cadena perpetua al final del segundo juicio, agregó que “estuvo la mencionada ‘presión social’ que fue lo que terminó con que saliéramos condenados, después del primer juicio en el que se había dado nuestra absolución” y que “estamos esperando que se abre otra línea de investigación, por lo que suponemos que finalmente se va a limpiar nuestro nombre, que es algo muy importante más allá de que salgamos todos en libertad”. Consultada por si volvería a trabajar como oficial de policía, Córdoba, que actualmente goza de una licencia y que cumplió funciones en la fuerza durante ocho años, manifestó que “más adelante veré que hago, pero la verdad es que no tengo muchas ganas”.

Afirman que la familia de Julián Antillanca “nunca quiso ver la verdad”
Por su parte, Jacqueline García, madre del policía aún preso Jorge Abraham, contó que “estamos totalmente destruidos, porque no se puede creer lo que nos han hecho” y que “algo que siempre digo es que, si mi hijo hubiese tenido algo que ver, yo me quedo en mi casa cuidando a mi nietita. Pero él es totalmente inocente, desde los 16 años es bombero y estuvo salvando gente. Pudiendo hacer un adicional para poder comprar al otro día comida para su hijita, ¿va a hacer algo como aquello por lo que se lo condenó?”. Además, García adelantó que “estamos tratando de sacar fuerzas de algún lado para seguir, principalmente por él, que está muy mal porque creía que esta pesadilla iba a terminar”. Respecto de la familia de Julián Antillanca, la madre de Jorge Abraham se preguntó “dónde está la verdadera madre del chico, que sabiendo toda la verdad no hace algo para que su hijo descanse en paz” y sostuvo que “desde el primer juicio, se le quiso dar todas las pruebas a (César) Antillanca para que vea la verdad, pero nunca quisieron aceptarlas, jamás”. García manifestó su indignación y relató un hecho sucedido cuando se dictó la sentencia a perpetua de los policías, detallando que “nosotros estábamos ahí cuando condenaron a los policías, y una persona que estaba atrás nuestro dijo, luego de que se dictara la sentencia que ‘ahora sí van a cobrar dos millones de dólares a la Provincia’, lo cual es lamentable”.

Investigarán a la fiscal Moreno por su desempeño en el juicio
Durante la reunión del Colegio de la Magistratura, realizada el 9 de diciembre en las instalaciones del Hotel Libertador de Trelew, se votó a favor del ingreso y pase a comisión de investigación de la denuncia efectuada por los familiares de los policías condenados, en la cual objetan el accionar de la fiscal Mirtha del Valle Moreno durante la causa por el asesinato de Julián Antillanca. Oscar Solís, padre de Martín Solís y uno de los denunciantes, explicó que en declaraciones a medios que “fuimos a esperar la resolución de esa presentación, la habían desestimado, argumentado que la señora Moreno en estos momentos es jueza y que por eso no correspondía ningún tipo de sanción. Pero en la última reunión una de las concejeras tomó la palabra y expuso que, si llegaran a existir las irregularidades denunciadas, que eran muy graves, el Consejo de la Magistratura no podría permitir que se vuelvan a repetir los hechos en su nuevo trabajo. Que siendo jueza podría llegar a cometer las mismas irregularidades y que eso no se podía permitir bajo ningún punto de vista”. A su vez, Solís detalló que hubo una serie de debates entre los doce consejeros y que se llevó a cabo una votación, a partir de la cual ocho fueron por la afirmativa de continuar con la investigación contra la exfiscal Moreno, de que siga el curso la denuncia, además de una abstención que fue la de Alejandro Panizzi, y otros dos consejeros que rechazaron el petitorio.

Irregularidades
Oscar Solís comentó que, consecuentemente “se confirmó entonces la apertura de una investigación y dijeron que llegado el caso, si se constataran las irregularidades, se hará la denuncia penal”, añadiendo que la denuncia seguirá su curso en el camino hacia un eventual “Jury” contra la actual jueza Penal, gracias a la intromisión de una consejera que “defendió nuestra posición y que dijo que era necesario aclarar las acusaciones, que no podían existir esas irregularidades más allá del cargo que ella estaba ocupando ahora”. En cuanto a la descripción concreta de la denuncia, el padre de Martín Solís detalló que se la acusa de “mal desempeño y manipulación de pruebas” y sostuvo que “acá estamos hablando de un video que ella dice que tiene tres horas y del que nos muestra solo cuatro minutos y que nunca apareció. Hablamos de ocultamiento de pruebas, de adulteración de documentación y es muy grave. La denuncia hace referencia a una serie de pormenores muy importantes y graves y es muy serio lo que aparece en la documentación que se acercó al Consejo de la Magistratura como prueba y son muy serias las acusaciones que allí se hacen”. Además, Solís explicó que los familiares están a la expectativa de con qué política seguirán la causa las nuevas autoridades que conformarán el Consejo de la Magistratura y anticipó que “ahora se deberán evaluar todas las pruebas presentadas, no sé si requerirán de nosotros alguna otra cosa más, y, estamos a la espera. Llevará tiempo, pero ya está caminando”. En cuanto a la apelación al último fallo judicial, en el cual se confirmó la prisión para su hijo Martín Solís y el otro policía Jorge Abraham, al hombre comentó que “el doctor (Fabián) Gabalachis presentó la apelación en el Superior Tribunal de Justicia, con todos los argumentos que tenemos, en los que hay hasta inconstitucionalidades y a la vez estamos acercando más pruebas a la fiscalía para que se continúe investigando las otras líneas que quedaron sin ser investigadas, que se habían dejado directamente. Así hay cosas muy importantes que se van a ir incorporando, como por ejemplo, dos nuevos testigos que se presentarán a declarar”, situación que pondría en contraposición los dichos de la testigo más importante de la causa, Jorgelina Domínguez Reyes, sobre la cual la Fiscalía se basó para acusar a los policías.

“Pocas esperanzas”
En cuanto a la resolución de la causa, Oscar Solís dijo no creer que se conozcan novedades antes del próximo año y que “los tiempos de la Justicia no son los nuestros. No conozco cómo están las cosas en la fiscalía, cuánto está avanzando la investigación de la denuncia contra la testigo clave”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS