EN LA COMISARÍA DE LA MUJER EL RESTO DE LAS DENUNCIAS FUE MENOR CON RESPECTO A OCTUBRE

Afirman que los delitos contra la integridad sexual no disminuyeron


Durante los dos últimos meses, la cantidad de denuncias registradas en la Comisaría de la Mujer decreció de forma parcial, con 106 actas labradas en noviembre con respecto a las 114 denuncias recepcionadas en el mes de octubre. Sin embargo, dentro del total de hechos registrados, constataron que el mes pasado y el anterior se mantuvo la cifra de 4 delitos contra la integridad sexual. Es importante remarcar que muchos de los delitos sexuales no siempre son denunciados y que en muchas ocasiones, la mujer denunciante debe atravesar innumerables trámites administrativos, que la llevan a lo que los especialistas denominan una “revictimización”.

Más denuncias de menores
“La cifra bajó, pero sí se incrementó en cuanto a violencia familiar. Como ahora se volvieron a tomar denuncias a los hombres, ese factor podría influir en el incremento, además de que muchas personas que vinieron a denunciar no sabían que existía la Comisaría de la Mujer”, relató Miriam Vázquez, jefa de dicho destacamento policial. Además, la Comisaria agregó que “en octubre, que es el Mes de la Familia, hubo varias denuncias de menores hacia sus padres por situaciones de violencia, incluso algunos chicos vinieron acompañados por sus docentes”, en relación a la norma que permite que los menores de 15 años puedan efectuar denuncias en dicha dependencia. Sobre el incremento de este tipo de casos, Vázquez manifestó que “siento que es porque hay una mayor concientización” y afirmó que “a medida que se va dando a conocer adonde se puede denunciar y qué hacer, está bueno que la gente comience a concientizarse y que de este modo comience a mermar la violencia en la familia”.

Los adultos mayores víctimas de violencia
Vázquez sostuvo que “mucha gente mayor que ha venido a denunciar lo ha hecho acompañado de algún familiar, ya sea el hijo, hija o yerno. Muchas vienen sufriendo violencia de género desde hace treinta años o más, hasta que se animan y con ayuda de alguien de la familia se van de su casa”. A su vez, comentó que en varios casos “hay mujeres que sufren de depresión y distintos tipos de enfermedades somáticas, que son consecuencia de la violencia que atraviesan”.

Poco personal y mucha demanda
“Necesitamos más gente, porque cada vez se incrementan más las denuncias y la gente se queja porque en ocasiones la Comisaría se encuentra cerrada. Esto es porque a veces no quedan empleados, que tienen que hacer trámites y llevar adelante medidas como exclusiones de hogar y prohibiciones de acercamiento, que son tareas que deben concretarse en el día”, manifestó la jefa de la Comisaría. A su vez, destacó que “teníamos un patrullero que estaba viejo y afortunadamente nos dieron otro en mejores condiciones, que resulta muy útil para las tareas que llevamos a cabo”.
Mejor formación de la planta de agentes
La jefa de la Comisaría de la Mujer relató que “el personal de Obras Públicas del municipio tuvo la amabilidad de venir a pintar la Comisaría, por lo que estamos muy agradecidos porque ha quedado muy bien”, además de destacar que “quiero agradecer al personal que tengo, porque están formando a partir de la experiencia que van adquiriendo todos los días. Se están volviendo profesionales en esto y a medida que se van dando los acontecimientos cada vez son mejores en lo que hacen, además de tener el acompañamiento de otras espacios como el Juzgado de Familia, la Defensoría Pública y los fiscales, que no tienen ningún problema en asesorarlas sobre distintas cuestiones”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS