ERNESTO CASTRO, ÚNICO ACUSADO, SIGUE EN PRISIÓN PREVENTIVA

Pidieron el juicio oral y público por el asesinato de Bansen


El Ministerio Público Fiscal, a través de sus representantes, fiscal general Omar Rodríguez y funcionario de fiscalía Lucas Koltsch, elevó la acusación solicitando elevar la causa por el homicidio de Claudio Javier Bansen a juicio oral y púbico. En la misma está imputado Fernando Javier Ernesto Castro, de 36 años, quien permanece con prisión preventiva.
De esta manera, cumplimentada la presentación de la acusación correspondiente, la oficina judicial deberá disponer la realización de la audiencia preliminar, donde se verá la posibilidad de elevar la causa a juicio oral y público, además de revisarse la continuidad de la prisión preventiva de Castro, medida que por el momento deberá seguir manteniendo.

El hecho

A tenor de la investigación penal preparatoria se pudo establecer que el día 12 de abril del corriente año, siendo aproximadamente las 19 horas, un grupo de personas, varios de ellos familiares de la víctima, se encontraban compartiendo unas cervezas en las afueras de un comercio del barrio Abel Amaya de Trelew. Allí llegó el imputado Castro Fernando Javier, quien se movilizaba en un vehículo marca Fiat Uno de color Blanco. Al descender, el acusado se habría dirigido al grupo agrediéndolos verbalmente, e ingresó al comercio y al salir del mismo, continuó con la agresión verbal sobre las mismas personas, subiéndose a su vehículo para luego apoyar su paragolpes al vehículo Fiat Uno de color azul de propiedad de Gustavo Banzen, al cual desplazó unos metros haciéndolo impactar contra la reja de un inmueble cercano. Esta circunstancia provocó la reacción de los nombrados, quienes comenzaron a arrojar piedras donde se encontraba el imputado, lo que habría provocado en el automóvil algunos daños.
Posteriormente, siendo aproximadamente las 22 horas, Fernando Javier Ernesto Castro, siempre según el relato de la acusación, se hizo presente en el domicilio de la familia Branzen, ubicado en el barrio, descendió de un vehículo de color gris, marca Gol o Chevrolet corsa, y munido de un arma de fuego calibre 11.25, habría comenzado a disparar en forma reiterada hacia la ventana que da al frente, desde una distancia aproximada de unos 5 a 7 metros, “como así también direccionó un disparo hacia la puerta de la casa, con pleno y absoluto conocimiento de la presencia de personas en el interior, total menosprecio por la vida humana, e indiferencia hacia el resultado mortal; el cual aconteció en la persona de Claudio Javier Branzen, quien se encontraba en el interior de la morada, recibiendo el nombrado un impacto de bala, que ingresó en la zona lumbar izquierda, con orificio de salida en la región axilar, provocando lesión hepática y pulmonar a raíz de la trayectoria del proyectil”, señalaron de Fiscalía en la acusación. Este disparo habría desencadenado la instalación de un paro cardiorespiratorio secundario a cuadro de shock hipovolémico por sangrado agudo de las lesiones descriptas, y consecuentemente el deceso.
Los medios probatorios y la restante información válida reunida por el Ministerio Fiscal resultó suficiente, a criterio de los representantes del organismo, para arribar en este estadio procesal al grado de probabilidad acerca de la autoría responsable del imputado en el hecho investigado y no se advierten vicios procesales que inhabiliten el acceso a la etapa de juicio.

Calificación jurídica y pena
La calificación jurídica es la de homicidio agravado por uso de arma de fuego en carácter de autor, artículos 79, 41bis y 45 del código penal, mientras que la pretensión punitiva será no menor a los quince años, de acuerdo a lo manifestado por la fiscalía en la audiencia de revisión llevada adelante, al cumplirse los seis meses de prisión impuestos en la audiencia de control por el juez Sergio Piñeda.
En esta ocasión, los magistrados revisores José García e Ivana González hicieron lugar a la petición del Ministerio Público Fiscal y decidieron se mantenga la medida de coerción dispuesta, considerando que se encuentran presentes los riesgos de fuga y entorpecimiento, no siendo controvertidos los argumentos por el defensor del acusado Abdo Manyauik.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS