CALIDAD DE VIDA Y SUSTENTABILIDAD

Fabricio Brebion presenta su libro y destaca que el mismo tiene “un fin humanitario”


El fundador de Expedición Alegría y TPVNow, vuelca en “Suéñalo, ámalo, vívelo” alrededor de 20 años de viajes alrededor del mundo, durante los cuales visitó 18 países y vivió en doce de ellos. La publicación forma parte de un ambicioso proyecto para poder conectar habitantes de diferentes países a partir de un fin común, relacionado al mejoramiento en la calidad de vida y en el desarrollo sustentable y sostenible de las comunidades.

Relatos de un viajante
Brebion contó que “luego de un par de años de viaje, uno tiene suficientes experiencias para poder compartir. Cuando uno está viajando, le pasan en dos o tres días las cosas que sin viajar le pasan en seis meses. En todo lo que rompe la cotidianeidad, uno encuentra nuevos lugares y personas, donde continuamente crea nuevas experiencias y tal vez en un día vive veinte cosas diferentes que normalmente le pasarían a lo largo de un mes”. Sobre la idea del libro, agregó que “pasaron casi 18 años hasta que decidí escribirlo, no sólo para contar mi experiencia sino para que la gente pueda leerlo y con su compra seguir llevando adelante los proyectos que hace trece años vengo produciendo, entre ellos Expedición Alegría. Después de viajar tantos años, cuando uno se sienta a compartir historias la gente le empieza a sugerir que debería pasar todo eso a papel”. El fundador de las ONG con fines sociales comentó que las 245 páginas iniciales fueron escritas a mano durante el lapso de tres semanas, de las cuales “tuve que cortar unas cien para darle forma al libro final. El tema fue poder ubicarme cronológicamente para documentar el proceso de transformación. He andado por un mundo de mundos diferentes en cuestiones de experiencias personales con diferentes tipos de personajes”.

Conectando países
El creador de TPVNow y Expedición Alegría detalló que “con el dinero del libro vamos a armar el Centro de Concientización Móvil, que consistirá primero en comprar un colectivo y luego colocarle los paneles solares, un par de motores eléctricos y el motor a biodiesel asistido con hidrógeno. Ese será el vehículo que voy a dejar a disposición para que la gente que quiera viajar pueda hacerlo de forma gratuita, a cambio de ofrecer sus talentos al servicio de los demás. Es decir que tendrá un fin humanitario, como todo lo que hago”. A su vez, comentó que “el colectivo va a estar viajando por el país, los primeros lugares a recorrer van a ser Argentina, los Estados Unidos, Méjico y Colombia. Y en dos años más la idea es colocar tres más en Alaska para que viajen dieciséis países en las tres Américas hasta Tierra del Fuego. En todos los vehículos habrá personas que estarán por tiempo indeterminado y nosotros, por procesos de tres semanas a un mes”.

Un proyecto con historia
“El primer MAC, es decir Centro de Concientización Móvil por sus siglas en inglés, lo quiero colocar en Argentina”, comentó Brebion y adelantó que “también estamos trabajando para colocar otro más en Estados Unidos”. A su vez, relató que “durante unos cinco años emprendí proyectos de este tipo, con otro colectivo, en algunas zonas de Méjico y Estados Unidos. Pero estaba viajando yo solo. Esa experiencia, que me pareció una de las más espectaculares de mi vida, la quiero compartir porque a mucha gente le gustaría viajar, y uno no se puede largar así nomás si no se está preparado. Pero se facilita mucho cuando se tiene un apoyo o un sistema armado para poder participar, jugar durante un par de semanas, disfrutar, aprender, compartir y vivir nuevas experiencias”. El director de las ONG anticipó que “todo culminará en un documental donde la gente podrá, desde el otro lado de la pantalla, aprender distintas maneras de mejorar la calidad de vida pero siempre enfocados en la sustentabilidad de las generaciones futuras”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS