LA PROVINCIA REGISTRA UNA DISMINUCIÓN CON EL PASO DE LOS AÑOS SEGÚN UN INFORME DE LA UADE

En Chubut cayó la tasa de natalidad en los últimos catorce años


1Cada vez hay menos bebés y más ancianos en el país. Es lo que se puede ver en un informe del Instituto de Ciencias Sociales de la UADE sobre la tasa de natalidad. A nivel nacional, se observa bastante disparidad entre las provincias: las mejores ubicadas son las del noroeste argentino y la Mesopotamia. Chubut no aparece entre los distritos más afectados, pero se ubica apenas por encima de la media nacional y registra una baja de la fecundidad entre 2001 y 2015.
“Fecundidad en baja y una población que envejece.” Esa frase que aparece en el documento explica lo que sucede en los últimos años en la Argentina, que se encuentra en el límite del nivel de reemplazo, estimado en 2,11 hijos por mujer, para que la pirámide de población se mantenga estable.
En la investigación -efectuada a partir de datos de la CEPAL y el INDEC- se da cuenta de la tendencia a la baja de la fecundidad en la Argentina. Los números son elocuentes: entre 2001 y 2015, se pasó de 2,45 a 2,11 hijos por mujer en promedio.
Lo primero que marca Analía Calero, economista y encargada del estudio, es que en el territorio nacional se observa bastante “heterogeneidad” con relación a la tasa de fecundidad. “Más que nada se debe a razones sociodemográficas y culturales”, considera en diálogo con El Diario.
Las mayores tasas de fecundidad se registran en la Mesopotamia y en el noroeste argentino. Misiones encabeza la tabla con 2,91 hijos por mujer y es seguida por Formosa (2,73) y Salta, con 2,73, según las proyecciones del INDEC correspondientes a este año.
En el otro extremo, aparece la ciudad de Buenos Aires, que ocupa el último lugar de la tabla, con 1,57 hijos por mujer. También, se registran tasas de fecundidad debajo del nivel de reemplazo en las provincias de Córdoba (1,80), Santa Fe (1,90) y Buenos Aires (1,97). “Por ahora, es un alerta”, dice Calero, tras mencionar a los distritos más afectados.
“La tendencia a nivel nacional es hacia una baja en la tasa de natalidad, lo cual junto con mayores expectativas de vida –ya que las personas viven más cantidad de años por las mejoras en el nivel de salud, entre otras cuestiones-, provoca que la población envejezca”, relata.
Como cada vez hay menos niños y más ancianos en el país, a largo plazo va a haber “un problema con el sostenimiento económico y con la seguridad social, que se alimenta de los recursos que salen del mercado de trabajo”, según recalca Calero.
“Si aumenta la población pasiva en relación a la activa, habría que plantearse, entre otras cosas el sostenimiento del sistema previsional, las mayores demandas de salud y de cuidado de la población envejecida”, agregan los investigadores.
Además de analizar el escenario de la Argentina, en el documento aparece un dato que grafica lo que ocurre en el mundo. “En los últimos 60 años, el número de hijos por mujer a nivel mundial se redujo de 5,02 a 2,55 en promedio, lo que da cuenta de una importante tendencia a la baja de la fecundidad femenina, que se ha venido agudizando en los últimos años, y se manifiesta en envejecimiento poblacional”, se advierte.

Chubut, en la media nacional

En sintonía con el promedio nacional, en Chubut se registra en los últimos años una caída de la tasa de fecundidad. Entre 2001 y 2015, en el territorio provincial se pasó de 2,53 a 2,15 hijos por mujer. Con ese número, no figura entre los distritos peores ubicados, pero aparece apenas por encima del promedio nacional y cerca del nivel de la tasa de reemplazo.
Entre los valores registrados en la Patagonia, Chubut aparece en el penúltimo lugar de la tabla, ya que sólo es superada por Neuquén, con 2,11 hijos por mujer. En tanto, Santa Cruz, con 2,35, Tierra del Fuego (2,23) y, en menor medida, Río Negro (2,19) ocupan una mejor posición en la comparación regional.
“En términos generales, en la Patagonia por ahora se observa una mayor cantidad de hijos en comparación al promedio nacional, pero habría que analizar qué ocurre en el interior de cada barrio de las provincias o ciudades”, expresa Calero.

En la región

En el estudio también se muestra la ubicación de la Argentina en Latinoamérica. Los datos parten de la CEPAL y corresponden a 2013. “El promedio de América Latina oculta las disparidades existentes entre los distintos países, algunos de los cuales ya presentan un nivel inferior al de reemplazo”, puede leerse en el documento.
De los países analizados, los que ya en 2013 habían alcanzado un valor debajo del nivel de reemplazo son: Cuba (1,45), Costa Rica (1,8) Brasil (1,8) y Chile (1,82).
En tanto, Argentina junto con Uruguay (2,05), El Salvador (2,18) y México (2,19) se encontraban alrededor del nivel de reemplazo, según el informe.
“El mundo está en proceso de envejecimiento poblacional. Argentina no escapa a dicha tendencia y, aunque con heterogeneidades territoriales, se encuentra -junto con Chile y Uruguay- entre los países más envejecidos de América Latina”, remarcan los autores del informe.
En el estudio se hace hincapié en que «el problema del envejecimiento poblacional saca a la luz problemas subyacentes como la llamada doble insatisfacción» en cuanto a que las mujeres de menores recursos tienen más hijos y las de más recursos menos.
En esta misma línea, se sostiene que «las mujeres de sectores medios, más educadas y laboralmente activas, encuentran dificultades para conciliar vida familiar y laboral en un contexto de insuficientes servicios de cuidado infantil de calidad, sean públicos o privados».
Y se plantea que «la maternidad tardía lleva a su vez una mayor carga para las mujeres, que deben cuidar a sus hijos y a sus padres ancianos”. “En períodos con maternidad más temprana, los padres ayudaban a sus hijos en el cuidado familiar, lo que facilitaba tener familias más numerosas», se agrega en el documento.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS