SÓLO 1 DE CADA 5 PACIENTES RECIBE INFORMACIÓN SOBRE LOS POSIBLES DAÑOS EN LA VISIÓN

Alertan por los riesgos del edema macular diabético


En el marco del Congreso de Euretina, llevado a cabo en Francia, una encuesta mundial reveló que el 40% de los pacientes diabéticos están preocupados por su posible pérdida de visión.
A pesar de que existen varias complicaciones derivadas de la diabetes, sólo 1 de cada 5 pacientes recibe información sobre los daños que la diabetes causa en la visión, y la mitad de ellos no recibe ningún tipo de advertencia.

Uno de cada seis

Según la encuesta Barómetro, realizada a 41 países, entre ellos Argentina, sólo 1 de cada 6 pacientes discute los síntomas oculares cuando ya se presentaron y más del 25% no conversa sobre las potenciales complicaciones visuales con los profesionales de la salud con la regularidad que deberían.
Más del 20% de los pacientes asocia sus problemas de visión a la edad, y 1 de cada 8 nunca comenta con los médicos sus complicaciones visuales. Existe además una clara falta de recursos para instruir a los pacientes y apoyar la prevención o el tratamiento efectivo mediante el diagnóstico temprano.
El 36% de los médicos y enfermeras, que son las principales fuentes de información al respecto, no tiene suficiente material educacional sobre diabetes y complicaciones en los ojos.

¿Qué es el edema macular diabético?

El edema macular diabético (EMD) es el engrosamiento de la mácula del ojo, la parte del ojo responsable por la visión central y detallada. La retinopatía diabética es una enfermedad que daña los vasos sanguíneos de la retina, que produce una discapacidad visual. Si no se los trata, estos vasos sanguíneos comienzan a acumular presión en el ojo, a sangrar y a perder líquido, lo que provoca EMD.
Aunque los pacientes están al tanto de las precauciones que deben tomar, el 26% de las personas con diabetes no se realizó un examen de ojos en los últimos dos años. De hecho, la mayoría de los pacientes se presentan para una revisión después de que la pérdida de su visión haya comenzado. De cada 3 pacientes, menos de uno se realiza un chequeo a tiempo para evitarla.
Más allá de los problemas de salud que desencadena la diabetes, un paciente diagnosticado con retinopatía diabética puede sufrir un impacto en su capacidad para realizar tareas relacionadas con su trabajo cotidiano, y la dificultad de desarrollarse con naturalidad en su ambiente laboral puede conducir a significantes consecuencias económicas/sociales para el paciente.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS