EL GOBIERNO DEROGÓ LAS MODIFICACIONES INTRODUCIDAS POR LOS DIPUTADOS

La próxima Legislatura discutirá la reforma jubilatoria


diputadosEl gobierno derogó la Ley Previsional y promueve que el nuevo sistema jubilatorio sea tratado por la próxima Legislatura que estará compuesta por los diputados que asuman el 10 de diciembre. El jueves, el ministro de Gobierno, Javier Touriñán, había anunciado que el Poder Ejecutivo le había introducido reformas por al vía de un Decreto de Necesidad y Urgencia. En tanto, ayer argumentó la derogación en función que la ley sancionada por la Legislatura el pasado 3 de septiembre contenía ambigüedades y había sido calificada como inaplicable. Cabe recordar que las modificaciones al sistema fueron severamente cuestionadas, por sectores de jubilados que denunciaron que se trataba de una maniobra destinada a beneficiar principalmente a los propios diputados, ya que la nueva forma de computar el 82 por ciento móvil se hacía sobre el mejor cargo cumplido. La polémica no cesó con el cambio posterior, ni tampoco con la firma de DNU, lo que llevó a que finalmente el Ejecutivo resolviera vetarlo.

Para adelante

El gobernador Martín Buzzi se refirió al decreto que deroga la Ley Previsional, e indicó que «la legislatura que viene después del 10 de diciembre va a tener que discutir una nueva ley jubilatoria». El mandatario provincial señaló que la nueva ley debe «ser trabajada a conciencia y con todo el tiempo necesario para discutir».
«Creo que esa ley no condice con el espíritu, con la historia y con el conocimiento. Este decreto da de baja esta ley y la legislatura que viene va a tener que discutir una nueva ley jubilatoria», indicó el gobernador Buzzi. Agregó que la nueva ley debe realizarse «con el tiempo necesario y la información que haga falta, buscando antecedentes en Seros y el sistema jubilatorio provincial.
«La legislatura que viene va a ser distinta, y se va a poder trabajar los temas de otra manera. La legislatura que viene va a ser más profunda», dijo el mandatario provincial.

“En el limbo”

De esta manera, se permitirá que “en el marco de institucionalidad que tiene la Provincia, en el marco del sistema republicano, sea la Legislatura la que determine qué va a pasar respecto al sistema jubilatorio”, explicó Touriñán, y puso en valor la decisión de “no dejar en el limbo una ley que está sancionada, pero no publicada”.
El funcionario ratificó la decisión del gobernador Martín Buzzi de derogar la Ley Previsional que fuera sancionada días atrás por la Legislatura para permitir que sea este órgano legislativo el que elabore una nueva norma que salve las ambigüedades que contenía la anterior y que la hacía inaplicable en la práctica.

Cambio de cálculos

“Esta ley modificaba el sistema de cálculo de los haberes jubilatorios”, recordó Touriñán, y sostuvo que “el espíritu era bueno pero tenía una ambigüedad que la hacía inaplicable desde la base”. En este escenario marcó que “hay una ley que fue sancionada y sobre la cual había que tomar una determinación: introducir las modificaciones por medio de un Decreto de Necesidad y Urgencia o la derogación de la ley y volver a las condiciones iniciales al momento de su sanción”.
Recordó que en un primer momento, para solucionar estas falencias, “se trabajó entre los diputados del bloque justicialista y los radicales que habían sido autores de la ley, y técnicos de la caja de jubilaciones de la provincia para producir algunas modificaciones, y tuvo despacho favorable de dos comisiones aunque no fue tratado aún”.
“Finalmente se va a avanzar con la derogación de la ley y permitir que en el marco de institucionalidad que tiene la Provincia, en el marco del sistema republicano, sea la Legislatura, este cuerpo de diputados o el próximo, el que determine qué va a suceder con el sistema previsional de la Provincia”, sintetizó.

Marcha atrás

No obstante, cabe recordar que el Por intermedio del Decreto de Necesidad y Urgencia 1447, que lleva fecha del 7 de octubre, el gobernador Martín Buzzi dispuso la modificación de la Ley Previsional XVIII nº 32, sancionada por la Legislatura el pasado 3 de septiembre, aunque finalmente ayer se informó que la ley sería derogada.
Según explicó, el jueves, el ministro de Gobierno, Javier Touriñán, esta modificación “surge de un fuerte trabajo por parte de los técnicos de la caja de jubilaciones de la provincia, y busca corregir algunos defectos de la ley”. Tal como consta en los fundamentos del decreto, los cambios apuntan a corregir “una inaplicabilidad concreta, atento que la norma no define aspectos centrales de su aplicación”.
Touriñán señaló que el decreto suscripto por el Gobernador “modifica los cálculos de haberes y de movilidad, de manera de garantizar que los empleados se jubilen con el 82 por ciento móvil del cargo mejor remunerado”. “Esto beneficia particularmente al sector docente de la provincia”, puntualizó.
Asimismo, de acuerdo con lo explicado por el ministro de Gobierno, había argumentado que “también se buscó ser equitativo con quienes sufren incapacidad laboral, que en el texto original de la ley tenían que tener 10 años de aportes para poder recibir el beneficio jubilatorio. Esto iba en contra de lo dispuesto a nivel nacional y lo que sucede en otras provincias, donde el período son tres años, por lo que el decreto lo llevó a ese término”. “La ley, tal como ha quedado modificada, no perjudica ni a la caja previsional provincial ni a los jubilados, sino que representa una garantía para todos”, llegó a argumentar Touriñán, pero al día siguiente daba cuenta que la norma se derogaba.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS