RICARDO ECHEGARAY LLEGÓ A LA CIUDAD EXPRESAMENTE PARA INTERIORIZARSE DEL CASO

La Aduana detectó drogas sintéticas en el puerto de Madryn


El director general de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray arribó ayer a Puerto Madryn para interiorizarse personalmente de un caso en el que la Aduana local detectó un envío de drogas sintéticas. Tomó intervención el Juzgado Federal de Rawson y decretó el secreto de sumario. El funcionario nacional destacó la efectividad de los controles con el escáner instalado en el muelle Almirante Storni, dijo que hubo personas detenidas y que se trata de una novedosa modalidad del narcotráfico, pero se excusó de abundar en detalles en razón del secreto sumarial dictado por el juzgado interviniente.

afip2
Echegaray estuvo ayer en Puerto Madryn, recorrió el muelle Storni donde observó la operatoria de carga de contenedores y reveló que la delegación local del organismo detectó drogas sintéticas y dieron intervención al Juez Federal de Rawson, Hugo Sastre.

Controles aduaneros

“Nosotros le hemos puesto a Puerto Madryn un escáner de contenedores de Rayos X de la más alta tecnología con interacción con los niveles centrales, que es el próximo paso que estamos dando, y especialmente porque lo que buscamos es que las cargas argentinas sean cargas seguras”, explicó Echegaray. “Hasta el día de hoy seguimos un comercio exportador donde nuestros productos van directamente a las góndolas o a las fábricas en el exterior”, describió sobre la operatoria de comercio exterior.
El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, sostuvo que “eso ha significado que el estado argentina deba contar con fondos para incorporar tecnología, lo hemos hecho, hemos calificado siempre positivamente en los organismos internacionales como aduana de control seguro. Ahora estamos en avance en situación de controlar lo que es correspondencia, o verificar lo que se envía en una encomienda”, especificó al dar cuenta del reciente hallazgo.

Otra vez droga en Madryn

“Hoy estuvimos analizando y estudiando un caso que los funcionarios de la Aduana de Madryn detectaron, sobre el envío de productos estupefacientes sintéticos, con una mecánica distinta, que está siendo analizada”, dijo Ricardo Echegaray, sin precisar las características del hallazgo ni las cantidades de droga incautada.
“Es un caso que lo pusimos en conocimiento del Juzgado Federal de Rawson, y está bajo secreto de sumario, por eso mucho no podemos hablar, lo que sí le podemos decir que es un procedimiento que lo llevó adelante la Aduana Argentina acá en Puerto Madryn, un ingreso de estupefacientes sintéticos, bajo una modalidad novedosa, que cuando el Juzgado Federal lo permita dar a conocer, la administración de la Aduana lo pondrá en conocimiento de la sociedad, para eso cuenta con nuestra autorización”, manifestó reiterando que se trata de una metodología diferente a otros casos de narcotráfico.

Personas detenidas

Echegaray al citar el caso evaluó que “esto muestra que el Estado presente, es decir un Estado que no ha abandonado los controles, un Estado que no le deja librado al mercado, al capitalismo salvaje, desarrollar sus actividades. Se ha detectado un caso, lo tiene un juez y una vez que se levante el secreto de sumario, la sociedad podrá conocer el caso que detectó la Aduana de Puerto Madryn, que lo detectó, que se detuvo a las personas, y yo viene expresamente a Puerto Madryn a tomar conocimiento del caso”, añadió.

Drogas de laboratorio

Reciben el nombre de drogas sintéticas aquellas que se fabrican a través de procesos químicos y que, a diferencia de la cocaína o la marihuana, no se obtienen de un vegetal sino a partir de cambios moleculares realizados en laboratorios para lograr resultados psicoactivos. Estas son distribuidas en forma de pastillas, cápsulas, polvos o líquidos.
En muchas ocasiones, son principios activos abandonados por las industrias farmacéuticas, por sus efectos indeseables que son rescatados para ser utilizadas como sustancias de abuso. La fabricación en laboratorios clandestinos y el desconocimiento de su composición final, las convierte en especialmente peligrosas, porque sus efectos no son claramente previsibles.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS