Imperdibles electorales Puerto Madryn I


Balacera y siete detenidos al terminar la tarde

1De la misma forma que ocurrió al comienzo de la jornada, al cierre de los comicios un grupo de siete militantes que responden a Carlos Eliceche, balearon un local de Chubut Somos Todos. En este caso, los delincuentes bajaron de una camioneta Mercedes Benz modelo Srpinter, cuya patente se encontraba tapada por un afiche con la cara del “Ganso” y dispararon contra un centro de consulta sastrista. Luego de una persecución policial, los siete hombres fueron detenidos en Bouchard y Estivariz, donde militantes de Chubut Somos Todos intentaron hacer justicia por mano propia, ya que dentro del local se encontraban mujeres y niños. Al abrir la camioneta, efectivos policiales se encontraron con una enorme cantidad de boletas del Frente Para la Victoria.

Autoridades lentejas

2Si bien en la mayoría de las escuelas las filas no fueron tan largas como resultaron en las PASO, en algunos casos se dio que las propias autoridades de mesa ralentizaban el proceso electoral. Por ejemplo, en la mesa 453 de la escuela Rosa de Corea, el presidente esperaba que la persona saliera del cuarto oscuro, emitiera su voto, firmara la planilla y se retirara, para recién ahí controlar los datos del siguiente votante. El resultado fue una fila enorme, el cuarto oscuro más tiempo vacío que con gente y los votantes impacientes. Cuando una electora le advirtió al presidente de mesa por esta situación, el mismo solo atinó a contestar de mala manera.

La Ley también vota

3Dentro de los cientos de miles de electores de la provincia, hay un grupo que trabaja activamente en estas elecciones, pero que también deben votar. Se trata de la Policía y la Prefectura Naval, quienes no dejan de cumplir con sus obligaciones ciudadanas, además de laborales. En el caso de la Policía del Chubut, los efectivos debieron trabajar durante toda la jornada, por lo que no les quedaba espacio para ir a votar. En este caso, se hacían relevos y se acercaban hasta la escuela designada y, sin hacer fila, emitían su sufragio rápidamente para volver al trabajo. Cabe aclarar, que la mayoría de los policías cumplió con su deber en una escuela diferente a la que debían votar, por lo que todo fue más engorroso. Algo similar ocurrió con los efectivos de la Prefectura Naval Argentina, quienes debían volver rápidamente a su puesto de guardia, sin tener el tiempo necesario para esperar su turno para votar.

Más escuelas, igual hubo demoras

4Para las elecciones generales de ayer, el Tribunal Electoral habilitó algunas escuelas nuevas, con la intención de descomprimir un poco la cantidad de gente por establecimiento. Sin embargo, no se habilitaron más mesas, por lo que las filas continuaron igual de extensas. La Escuela 162, Rosa de Corea, fue habilitada con tres mesas que en las PASO votaron en la 192, pero la cantidad de gente que se acercó hizo que los electores esperaran casi dos horas para emitir sufragio. “Estamos tratando de agilizar la organización como para que todas las personas que vienen a votar, que de hecho son muchas, lo hagan ágilmente. Estamos intentando que la gente pueda circular, que tenga la información adecuada, que las personas que tengan alguna discapacidad o dificultad lo puedan hacer rápidamente”, comentó la Delegada de la Justicia Electoral, mientras intentaba acomodar a las cientos de personas que se agolparon en el establecimiento de la avenida Juan XXIII.

Votaron más extranjeros

5Uno de los datos salientes de las PASO, fue la poca cantidad de extranjeros que se acercaron a votar a la Escuela de Pesca, ya que de 565, solo lo hizo poco más de la mitad. Para las elecciones generales del domingo, este número aumentó considerablemente, ya que faltando tres horas para el cierre el número del 9 de agosto ya había sido superado: “Por lo que estuvimos consultando en las mesas, tentativamente habrán votado unas 300 personas, para las PASO el porcentaje fue del 53 por ciento, así que ya lo estamos pasando y todavía quedan algunas horas de escrutinio”, afirmó Roberto Toranzo, presidente del Tribunal Electoral Municipal, quien también destacó la buena conducta y el orden de los extranjeros a la hora de votar. Con respecto al flujo de gente, se acumuló un poco al comienzo del acto eleccionario, pero luego se dio todo con mucha comodidad.

Votando en la cocina

6En el día de ayer, los extranjeros concurrieron a votar al Centro Comunitario Quemú, un lugar que no estaba demasiado preparado para un acto eleccionario. De hecho, este lugar contaba con un solo cuarto, donde habitualmente es el salón de costura, por lo que se tuvo que habilitar la cocinar para que haga las veces de cuarto oscuro: “Estamos un poco incómodos, porque para poder tener los dos cuartos oscuros, tuvimos que inutilizar la cocina, así que el tema del mate fue un poco complicado. Veremos para la próxima si buscamos un lugar estable o si directamente lo hacemos en el Tribunal Electoral”, explicó Roberto Toranzo. Al consultarle acerca de la posibilidad de volver al Concejo Deliberante, el presidente del Tribunal Electoral no se mostró demasiado de acuerdo: “El Concejo es un poco incómodo, porque es un pasillo muy angosto y además hay un montón de documentación muy importante para la ciudad y cualquier acto de vandalismo podría ocasionar serios problemas”, completó.

La señal de la tijerita

7El candidato a segundo concejal por Unidos y Organizados para la Victoria, Juan Duarte, votó pasadas las 14 en la Escuela 49 del barrio Roca. Allí, contó las sensaciones de un día tan especial, tanto para él, como para el partido: “El sentimiento más que nada es de la responsabilidad que uno siente cuando se expone a que la gente lo elija, en este caso es un colectivo, pero uno toma un poco más de responsabilidad respecto al resto de los compañeros. En días como hoy, con las cosas que pasaron, uno se repiensa la democracia en la ciudad y más ganas te dan de trabajar para que esas cosas cambien. Para todo nuestro partido es un orgullo llegar a este momento con las expectativas que tenemos, llegar en tan poco tiempo a tener este nivel de aceptación en la ciudadanía hace que estemos muy orgullosos”. Durante toda la jornada, Duarte trabajó como fiscal y contó acerca de las señas cómplices de varios electores que lo reconocieron: “Estoy fiscalizando la Escuela Municipal número 3 y la señal de la gente haciendo la tijerita mientras esperaba es una marca registrada y eso nos pone muy contentos, porque significa que el trabajo de un año dio resultado. Se vio en las PASO y se ve en la cara de la gente cuando va a entrar al cuarto oscura y te hace la seña de la tijerita”.

UyO afuera de la guerra

8Luego del lamentable hecho con un herido de arma de fuego, desde Unidos y Organizados se despegaron de esta violencia política, la cual también se polarizó entre el FPV y Chubut Somos Todos: “Lo vimos en el día de hoy y lo que vino pasando en los últimos días en barrios como el San Miguel, como el Perón, donde los enfrentamientos que hubo son cosas que no pueden pasar. Esto pasa básicamente entre los dos candidatos principales, nosotros de hecho nos quedamos en nuestros locales con más de 2.000 afiches que no salimos a pegar en el último tiempo para no entrar en una guerra de la que sabíamos que no queríamos participar y que no le hace bien a la ciudad en cuanto a la limpieza y no le hace bien a la democracia de Puerto Madryn. Así que nosotros directamente no participamos de esa guerra, nos mantuvimos por fuera y eso creo que nos jugó a favor”, aseguró Juan Duarte.

Robo y rotura de boletas

9Como suele ocurrir en todas las elecciones, el robo y la rotura de boletas es un denominador común en casi todas las escuelas. En ese sentido, uno de los más perjudicados fue Chubut Somos Todos, quien sufrió el corte del número de lista con una Gillette, de manera muy prolija, para que la misma no sea válida al momento del recuento. Dardo Petroli, secretario de Gobierno y apoderado de Chubut Somos Todos, contó sobre esta situación: “En el caso del partido que represento, nos han robado boletas, han cambiado otras, nos han cortado la boleta en la lista de candidatos y número, con lo cual se pretende nulificar el voto, cosas que le hacen mal a la política y a la democracia, porque en definitiva uno tiene que votar, contar y punto. Aunque suene mal, me parece que nos estamos acostumbrando a hechos violentos que no tienen nada que ver con la vida en democracia y que tenemos que desterrar”. En el caso de Cambiemos, también sufrieron el robo en algunas mesas y las roturas en la lista presidencial, mientras que también desaparecieron muchas boletas de Sergio Massa, especialmente en la Escuela 46. Por el lado de Unidos y Organizados, también tuvieron algún hecho de estas características, pero le restaron importancia.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS