EL PLANTEÓ SE REALIZÓ A ESCASAS HORAS DE LAS ELECCIONES

Alumnos de la Escuela de Pesca cortaron la calle reclamando obras


ESCUELA DE PESCA - 7Durante las primeras horas del jueves, un grupo de estudiantes del Colegio Municipal de Pesca tomaron la determinación de interrumpir el tránsito en ambos lados de la avenida Juan Muzzio, en reclamos de una serie de obras, cuyo atraso en la concreción de las mismas impiden el normal desarrollo de las actividades de los alumnos.
“En un primer lugar, los alumnos reclamaban la construcción del Salón de Usos Mútiples (SUM)”, manifiesta Pablo Sappa, director y docente de la institución. “Había una necesidad urgente, por el dictado de talleres, donde los chicos están apretadísimos en los lugares. Hemos reformulado aulas, perdimos espacios, no hay Sala Docente, la biblioteca se usa como aula y la sala de Informática también tuvimos que usarla como aula. Nos hemos reacondicionado durante dos años para que todo salga bien. Sucede que, a medida que se va implementando la nueva Tecnicatura en Tecnología de los Alimentos, los espacios se hacen más necesarios. Además, la escuela creció, tenía alrededor de 200 alumnos y ahora casi 400, hubo un crecimiento de la oferta, porque la intención es incorporar otra carrera”, agrega Sappa y comenta que “por cuestiones de seguridad, se incluyó la construcción de talleres específicos, uno de electricidad, otro de apicultura y otro de carpintería, que son los que tenemos funcionando hoy adentro de las aulas, para poder convertir los espacios que nos quedaban en laboratorios, que son los que vamos a requerir el año que viene para el Nivel Superior. Y necesitamos un aula más, o trasladar la Biblioteca, para que podamos sostener un quinto año a la mañana en 2016, porque es lo que la matrícula viene demandando y queremos cumplir”. Sin embargo, el director cuenta que “el aula se sacó de la planificación, se propuso la construcción de tres talleres, nos presentaron los planos, se hicieron reuniones, la municipalidad avanzó en eso pero ahí quedamos” y afirma que “lo que se va a construir permitiría, con mucha creatividad por parte de la Dirección, acomodarnos y ajustarnos con la plata que manda Nación a fin de año para acondicionamiento de edificios técnicos, con eso podríamos reajustarnos para liberar un aula y sacrificar un laboratorio”.
Sappa explica que la no concreción de las obras genera inconvenientes en los casi 400 estudiantes que día a día conviven en distintos turnos, talleres y modalidades. “Los de taller de electricidad son los del Ciclo Básico y los que van a necesitar los laboratorios el año que viene, que es donde están estos espacios y vamos a tener que reemplazarlos, son los del Ciclo Superior”, explica y sostiene que “hay cuestiones edilicias graves. Hemos tenido que dividir los baños para poder acondicionar un ala de talleres, en este momento tenemos cuatro baños para 380 alumnos. Son cuestiones que a esta altura, en las condiciones en las que está al país y los medios que hay, deberían estar por lo menos en camino a solucionarse”. Además, el directivo manifiesta que “en estas condiciones, en marzo no podemos arrancar las clases”.
En relación a la protesta protagonizada por los estudiantes, el director del Colegio Municipal de Pesca relató que “me vinieron a ver hace dos días del Centro de Estudiantes, a preguntarme si tenía alguna novedad (con respecto a las obras) y les manifesté que no”. Sappa comenta que desde el área de Obras Públicas sostuvieron que la obra iba a comenzar “a mediados de octubre, cosa que no fue así, entonces los chicos tomaron esta medida. Los vi con una actitud de que lamentablemente no les quedaba otra, porque lo que se había firmado en actas no se había cumplido y, en el medio, el municipio dijo que la obra se había parado por un pedido mío, lo cual no fue así. Yo les mostré a los alumnos los mails que constataban que esto no era así, dado que yo solicitaba la construcción de un invernadero pero en otro terreno y esto no tenía nada que ver con la obra”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS