AFIRMAN QUE LA GUARDIA DEL HOSPITAL DE MADRYN SE COLAPSA

Los fines de semana sólo dos médicos atienden 160 consultas diarias


11Por tercera vez en el año, los médicos que desarrollan sus tareas en la guardia del hospital Andrés Ísola, convocaron a una conferencia de prensa para hacer pública la lamentable situación que atraviesan por la falta de personal. En esta ocasión, los doctores Matías Carossi, Germán Giménez, Rosalía Castella, Eduardo Tapia y José Narvaja, explicaron que los fines de semana, se hace imposible la atención normal, ya que cuentan con la mitad de los médicos necesarios. “Nosotros queremos exponer ante la población cuál es la situación que se vive en el servicio de urgencias del hospital desde hace ya un tiempo. En otras oportunidades hemos expresado cuál era la situación, la falta de recurso humano en la guardia, la recarga laboral y el desgaste del personal que sigue prestando servicio. El volumen de pacientes que requieren atención en la guardia, lleva a que hoy por hoy necesitemos cuatro médicos simultáneamente como mínimo para atender como corresponde. Las guardias las tenemos de 12 o de 24 horas, para cubrir la atención necesitamos cuatro médicos, sobre todo los fines de semana. Los sábados y domingos seguimos siendo dos médicos de guardia, los días de semana por suerte no tenemos problemas en cubrir la cantidad de médicos que se requieren, pero tenemos un déficit al que no le podemos encontrar una solución los fines de semana y feriados”, manifestó el doctor Carossi.

Hostigamiento

Acerca de la cantidad de atenciones que realiza la guardia los fines de semana y feriados, Matías Carossi explicó que “la demanda es bastante intensa, tenemos más o menos un promedio de 160 consultas diarias entre urgencias, emergencias, atención de situaciones que no son urgentes, salidas en ambulancia, por lo tanto los fines de semana es mucho el trabajo que hay porque es intenso el movimiento de la población en general”. Como si fuera poco el déficit de personal, los médicos de la guardia denunciaron persecución laboral por parte de la Dirección del nosocomio madrynense: “Luego de haber expuesto esta situación a las autoridades inmediatas, lejos de buscar una solución a este conflicto la única respuesta que han dado fueron medidas que lindan con el hostigamiento y la persecución laboral. Estas medidas consisten en una interpretación caprichosa de algunos artículos ambiguos del Convenio Colectivo de Trabajo y que la dirección aplica solo para los médicos que hacemos atención de guardia de adultos, nos modificaron nuestra semana laboral. Ellos estipulan que en vez de cumplir las 36 horas de lunes a viernes, las cumplimos de lunes a sábado con el mismo salario. Lo único que implica esto es un perjuicio para la gente que está trabajando desde hace mucho en el hospital. La cuestión de fondo acá es que falta gente para cubrir la guardia y eso es lo que queremos dejar de manifiesto a la población en general”.

Sin medidas

A diferencia de otros sectores sanitarios, que pueden realizar algún tipo de medida de fuerza, quienes trabajan en la guardia se tienen que conformar con visibilizar su situación: “Como prestadores del servicio de urgencias, nosotros no podemos tomar ninguna medida de fuerza porque la salud es un derecho universal y la gente que requiere atención en la guardia no se puede permitir que hagamos algún paro. Nosotros tomamos esta medida de dar a conocimiento público la situación que se vive, para ver si encontramos eco en la población en general y tratar de mejorar la calidad de atención”, aseguró Carossi, quien agregó que “por ahí la gente que lee esto piensa que es una situación concreta y que cada tanto se entera de nuevo, pero en realidad esta es una constante desde hace ya más de tres años que no tenemos respuesta y mientras tanto hay gente que sigue trabajando a pulmón, con la mejor voluntad que se le pueda poner, pero el desgaste laboral de esos médicos es evidente”.

Sin jefe

Hace unos dos meses, la jefa de la guardia, María Fuenzalida, presentó la renuncia a su cargo debido a la falta de respuesta a una serie de reclamos que tienen que ver con el servicio de urgencias. Desde aquel día, no hay quién esté al frente de este servicio esencial, con todo lo que ellos significa: “No tenemos un jefe formalmente asignado, desde hace ya un mes largo se está haciendo cargo la Dirección Médica y la Dirección General del hospital de formular los cronogramas laborales con todas las limitaciones que esto implica. Esto afecta porque hay situaciones de compañeros que tienen jornadas laborales extrañas, se les va rotando el día de guardia, están tratando de cubrir la grilla como pueden, pero la realidad es que falta recurso humano y que hoy por hoy no se prevé alguna incorporación a la guardia”, cerró Matías Carossi, médico de la guardia del hospital Andrés Ísola de Puerto Madryn.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS