EL BUQUE DE GUERRA ESTARÁ EN EL MUELLE PIEDRA BUENA HASTA EL DOMINGO A LA TARDE

La corbeta Granville llegó a Madryn y puede ser visitada


20150925_111452Ayer a la mañana, llegó a Puerto Madryn la corbeta A.R.A. Granville, la cual tomó amarras en el muelle Piedra Buena. El buque permanecerá en la ciudad hasta el domingo a la tarde y estará abierto a visitas guiadas durante toda la jornada del sábado y la mañana del domingo. El Capitán de Fragata Andrés Antonini recibió a El Diario y explicó algunos detalles de la estadía de este barco de guerra en la ciudad: “Vinimos con el buque desde Mar del Plata, que es en donde tiene apostadero y vinimos haciendo algunos ejercicios con algunas aeronaves y submarinos. Tenemos pensado estar hasta el día domingo, por supuesto que vamos a recibir visitas, vamos a tener las puertas abiertas el viernes durante la tarde, el sábado durante casi todo el día y el domingo por la mañana. Alrededor de las tres de la tarde estaremos zarpando para seguir con algunas ejercitaciones y hacer control del mar, las tareas habituales de este buque”.

Barco de guerra

Sobre las características de este barco en particular, el Capitán Andrés Antonini explicó que “la corbeta es de origen francés, es misilística, tiene misiles Exocet, cañones y armas menores de 12 milímetros. Tiene una dotación permanente de 90 personas más los oficiales, haciendo un total de 100 personas entre hombres y mujeres, aunque a veces se embarcan otros agregados cuando salimos a navegar, como médicos, dependiendo de las tareas a desarrollar”. El Granville fue fabricado en 1975 y se encuentra en la Armada Argentina desde el año 1981, con lo cual fue parte del conflicto bélico del Atlántico Sur. “La Armada Argentina tiene tres buques gemelos, todos participaron en la guerra de Malvinas y ésta en particular fue una de las únicas que entró a Puerto Argentino, estuvo fondeada después de la Operación Rosario”, explicó la máxima autoridad a bordo.

Preparación

Antes de zarpar desde Mar del Plata, la corbeta Granville debe cumplir una innumerable cantidad de tareas que llevan a la puesta a punto de la embarcación: “La preparación previa a la salida al mar dura unos cuantos días. Desde que empezamos con las pruebas de máquina, porque cuando se encuentra una novedad siempre hay que hacer una reparación de último momento, así que una semana antes empezamos con el trajín diario del alistamiento del buque. Después vamos haciendo varias tareas, como las amarras, la seguridad, las máquinas y todo el sistema de armas”, explicó Antonini.

De cara al mar

Al respecto de cómo los recibió Puerto Madryn, el Capitán Antonini se mostró muy contento por la llegada a la ciudad, al tiempo que destacó la estrecha relación que existe entre la ciudad y el mar: “Puerto Madryn es un puerto donde siempre nos sentimos muy bienvenidos, es una ciudad que conoce el mar, puedo asegurar que algunas están a la orilla del mar pero no lo conocen tanto como Madryn. El atractivo turístico que tiene Puerto Madryn está relacionado con el mar y la gente sabe del mar y es muy bueno hablar con gente que conoce porque se pueden tratar temas un poquito más allá de lo que uno trata en otros puertos”. Por último, si bien no tiene una agenda prevista, la gente que llegó a bordo del Granville tiene pensado recorrer las calles madrynenses antes de volver a zarpar: “Además de las visitas, la tripulación va a aprovechar para recorrer la ciudad, que por suerte ya la conocemos porque el año pasado hicimos una escala corta, pero vamos a aprovechar para estirar un poco las piernas”, cerró el Capitán de Fragata Andrés Antonini.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS