WALTER TRINCACK ESTÁ ACUSADO POR LA MUERTE DE UNA MAMÁ Y SU BEBÉ EN JULIO DE 2013

Comienza el viernes el juicio a un médico obstetra por mala praxis


MALA PRAXISEste viernes comenzará un juicio contra el obstetra Walter Trinack quien está acusado de doble homicidio culposo de Romina y su bebé Alma, ocurrido en julio de 2013. Según explican los familiares y amigos, ambas fallecieron por mala praxis. “Los hechos ocurrieron el 2 de julio de 2013, Romina y yo fuimos a la clínica caminando, ella era una persona muy sana, la bebé también. Entramos a la sala de partos, empieza a pujar con todas sus fuerzas y la bebé pesaba aproximadamente cinco kilos, ella le decía al doctor que no podía más hasta que se desvanece de la fuerza que hizo y ahí deciden hacer la cesárea. Después de la operación, el médico sale llorando diciendo que la bebé estaba mal, pero que Romina estaba bien. Dijo que la bebé había quedado trabada en el canal de parto, pero cuando le hacen la autopsia tenía fractura de cráneo en tres partes provocado por el médico. Romina fue a una sala común y ahí fuimos testigos de las terribles pérdidas de sangre y de líquidos que tuvo. El médico se ausentó desde la una de la tarde hasta las seis y media que volvió a la clínica y se encontró con que Romina ya estaba desangrada”, explicó Sebastián Rodríguez, marido de Romina.

Justicia

En el caso de que el doctor Trinack fuese encontrado culpable, el “homicidio culposo” está previsto con una pena mínima de dos años de prisión y un máximo de cinco, además de una inhabilitación por el doble de tiempo. Según el artículo 84 y 85 del Código Penal, la pena es de dos a cinco años e inhabilitación especial para el que “por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo, causare a otro la muerte”.
“El inicio del juicio está previsto para el 2 de octubre a la mañana, pedimos que la sociedad nos acompañe. Esto no me va a devolver a mi mujer y a mi hija, pero no queremos que vuelva a pasar, aunque siguieron pasando, porque cuando nos pusimos a investigar un poco nos damos cuenta que las cosas no vienen de ahora”, agregó Rodríguez.

Expectativas

Con respecto a qué creen que pasará en el juicio oral y público que arranca mañana, el marido de Romina y papá de Alma señaló que “confiamos en la justicia, el hecho de haber llegado a un juicio nos da esa tranquilidad que la justicia está viendo que algo no está Somos conscientes de todos los resultados que podemos llegar a tener, pero quiero que la sociedad de Madryn sepa qué fue lo que pasó. Nosotros estamos pidiendo justicia por la muerte de Romina y Alma por una clara mala praxis, una negligencia y una irresponsabilidad que no queremos que vuelva a ocurrir en ningún lado. Lo único que pedimos es justicia, que no sea un caso más, nosotros logramos llegar al juicio después de dos años y pedimos que la gente de Madryn nos acompañe. Acá no estamos juzgando a una persona, estamos juzgando un acto claro de negligencia y no queremos que vuelva a pasar”, finalizó.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS